domingo, 2 de noviembre de 2014

LA LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL, ENÉSIMO INTENTO DE CENSURAR LA LIBRE INFORMACIÓN EN INTERNET



El parlamento español, haciendo uso de la mayoría absoluta del PP, acaba de aprobar la llamada Ley de Propiedad Intelectual. Se trata del obsceno subterfugio mediante el cual los grandes medios de comunicación pretenden blindar la exclusividad de la -supuesta- información que ofrecen, penalizando el enlace a sus contenidos con multas absolutamente desorbitadas y la posibilidad de forzar el cierre de páginas web y la desconexión de sus creadores de la Red, unos extremos que solo la dictadura china aplica en la actualidad.

En realidad, lo que estos medios, indexados en el cuadro inferior, han perpetrado no es más que un ejemplo más de lo que podríamos llamar "efecto Froilán", es decir, salir con la escopeta cargada y acabar disparándose en un pie. Quien quiera conocer lo que sucede en el planeta acudirá a los medios no confabulados en esta mafiosa iniciativa, evitando así la previsible propaganda oficialista que ellos escupen.


Así que, pese a la voluntad represora de los promotores de esta ley, unos medios al servicio del poder establecido que cada vez pierden más lectores, lo más probable es que su apocalíptico y orwelliano planteamiento acabe en agua de borrajas. Ya hay una sentencia europea que dice que linkar o copiar cualquier tipo de contenido de páginas de carácter público no es ninguna ilegalidad siempre que se fije la fuente, con lo que pronto un pronunciamiento a nivel europeo puede acabar sacándole los colores -como ya ocurrió con el canon digital- a los peseteros que han comprado (Bárcenas podría explicar el procedimiento si le diese por tirar de la manta) la voluntad de los legisladores.

Pero es que además los "mass media" que pretenden cobrar por el acceso a sus embustes están tirando piedras contra su propio tejado, poniendo los medios para quedarse en la Red tan desprovistos de atención como ya lo están en los quioskos (el pasado septiembre El País bajó de los 150.000 ejemplares , El Mundo cayó un 11% hasta los 110.000 ejemplares, y ABC, un 10%, situándose en los 92.000 ejemplares). Situarse fuera de la libre circulación de información en la Red acabará por pasarles una factura mayor aún que su retroceso de ventas. Y como los torpes dinosaurios que son, no han sabido ver las barbas de su vecino pelar: hace poco los medios alemanes tuvieron que pedirle de rodillas a Google que volviera a enlazarlos porque estaban perdiendo dinero como nunca.

En resumidas cuentas, gigantes atrapados en arenas movedizas intentan zafarse con movimientos desesperados del hundimiento que les aguarda, puesto que su quiebra (por cierto, tan grave como la de esos otros monstruos insolventes que son los clubes de fútbol, que tampoco pueden pagar sus deudas) es un hecho irreversible. Así que lo que están pidiendo a gritos es el boicot de la blogosfera. Siempre podremos acudir a otros medios más solventes, como 20 Minutos, EL Confidencial, Público.es, La Gaceta, RT, etc., medios cuyo listado puede consultarse en este enlace. También podemos instalar el AEDE Blocker, un pequeño plugin de Chrome que bloquea las páginas de esos grandes medios de comunicación de prensa escrita, permitiendo el acceso a los pequeños, y que tiene sus equivalentes en Word Press, Firefox (LeechBlock, con el que únicamente hay que añadir manualmente la lista de medios de AEDE), móviles con sistema Android, y previsiblemente otras plataformas de acceso a Internet.

También cabe pensar en la navegación encriptada mediante Thor, que un simple router de 30 € nos puede facilitar.

Numerosas agencias de información (EFE, Reuters, Europa Press, CNN, BBC, ...) han rechazado el sistema, por lo que el tiro por la culata parece de cajón. Así que sentémonos a ver el -enésimo- batacazo de estos ineptos que nos gobiernan, cuidando eso sí, de que hasta que la ley sea derogada no nos engatillen como ya ocurrió con el canon digital, el céntimo sanitario y todo lo que cobraron ilegalmente sin devolverlo luego.

(posesodegerasa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario