lunes, 17 de noviembre de 2014

LA CUENTA DEL P.P. EN SUIZA ESTÁ A NOMBRE DE MARIANO RAJOY



La millonaria cuenta de Bárcenas, escondida en un banco suizo, está a nombre de “Mariano Rajoy, Presidente del Partido Popular” ¿Qué pasa con esta documentación proporcionada por el Dresdnen Bank de Suiza? El PSOE calla ¿Por qué? Los grandes medios de comunicación se han olvidado ¿Por qué? La fiscalía no actúa ¿Por qué? Ante tanto olvido es necesario traer a colación éste asunto que en cualquier lugar de Europa y del mundo civilizado al caradeplasma señor Rajoy ya lo hubieran sentado en una catapulta y arrojado lejos de la Moncloa.

Ha llegado el momento de poner las cosas en claro, una vez que se ha iniciado el hundimiento del sistema político que desde la transición ha estado hermanado con la oligarquía del franquismo, entre unos y otros han llevado el país hacer puñetas: cada mañana nos desayunamos con un nuevo caso de corrupción de los que ya se pierde la cuenta. Un caso execrable de corrupción queda sumergido por otro esperpento más corrupto todavía en un desenfreno sinfín. ¿Qué queda en la memoria del caso Bárcenas?

Se trataba del enésimo tesorero del Partido Popular que lo pillan con el carrito de los helados: una lujosa cuenta en el Dresdnen Bank de Suiza. No se puede entender que semejante hallazgo no provoque inmediatos ceses de cargos políticos cuando menos para guardar las apariencias. Aquí las cosas se hacen de otra manera: unos se cubren a otros y el populacho que se joda. ¿Hay alguien, en su sano juicio, que se pueda creer que el importe de una cuenta tan abultada sean las sisas del ex tesorero? ¿Si estos 50 millones de euros es la sisa a cuanto asciende el capital sisado?
El mero encabezamiento ya indica
que se refiere a Rajoy.

Esto no cuadra ni tampoco cuadraron las declaraciones de Mariano Rajoy para Bloomberg TV donde el presidente metió la pata: “Hay cosas que no se pueden demostrar”, que liga con otra todavía más memorable: “Todo lo que se ha publicado es falso salvo alguna cosa”. Entre las meteduras de pata también constan equivocaciones respecto a Bárcenas: “Cometí el error de creer a un falso inocente pero no de encubrir a un presunto culpable”. Todavía podríamos seguir con manifestaciones para salirse por la tangente como la antológica “fin de la cita”. Todo con tal de reproducir el guión, desarrollado en la cúpula del PP, cuando se vieron con la soga al cuello: los “papeles de Bárcenas” son de Bárcenas y de nadie más.

La estrategia es de pura supervivencia y más vale perder el dinero en la cuenta de Suiza que desaparezca el partido y todos sus chollos. El dinero se perderá irremediablemente al notificar al banco suizo la procedencia ilícita. Ni lo podrá disponer Bárcenas ni tampoco el PP. (...)

Pero la documentación aportada por el Dresdnen Bank no deja lugar a dudas respecto a quién es el titular de la multimillonaria cuenta. Por mucho que se desgañite Mariano Rajoy jurando en arameo que iba a solicitar, no una si no dos auditorias de las cuentas del Partido Popular no deja de ser un brindis al Sol. En las cuentas del partido no hay nada de estas anotaciones, es la caja B y la contabilidad B de la que todo el mundo sabe de que se trata. El Tribunal de Cuentas, que es el organismo que tiene que controlar las cuentas de los partidos políticos lleva, intencionadamente, un retraso de entre seis y siete años que para entonces ya nadie se acuerda de nada. El Tribunal de cuentos se limita a disertar que las operaciones contabilizadas son poco rigurosas y nada más. Lo que nos tiene que sorprender, son las manifestaciones del presidente del gobierno al verse acosado por unas noticias que no esperaba, dijo que va a solicitar “a los socialistas un pacto contra la corrupción”. Vamos a ver, si se jura por todos los dioses que no hay corrupción ¿Para qué se necesita un pacto? De todo esto estamos hablando de principios de 2013 y del dichoso pacto no se sabe nada de nada. Desde entonces han llovido chuzos de punta y hay corrupción para dar y vender. ¿No parece también extraño que apareciendo en los papeles de la comisión rogatoria el nombre de Mariano Rajoy y del Partido Popular no sea portada en los medios de comunicación? Todavía tienen que salir a escena los corruptores, las grandes empresas que se han beneficiado de los miles de millones que mientras una buena parte ha ido a incrementar la deuda pública otra ha vaciado los bolsillos del populacho.

(Fuente: Ataque al poder)


No hay comentarios:

Publicar un comentario