jueves, 9 de octubre de 2014

EL TRIBUNAL SUPREMO DE LA INDIA DEMANDA A BILL GATES POR CRÍMENES RELACIONADOS CON LA VACUNACIÓN FORZADA


La Organización Mundial de la Salud, la Fundación Bill y Melinda Gates, y dos organizaciones financiadas por ellos, PATH (Programa para una Tecnología Apropiada en Salud) y la Alianza GAVI (Alianza Global para Vacunas e Inmunización), han sido objeto de una demanda ante el Tribunal Supremo de la India.

La causa fue la inoculación "criminalmente negligente" de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) -el polémico "Gardasil"- a 6.000 niñas de las escuelas tribales de la regiòn de Andhra Pradesh.

Un mes después de recibir la vacuna, muchas de las niñas cayeron enfermas, y para el 2010 cinco de ellas habían muerto. Otras dos niñas murieron en Vadodara, Gujarat, donde se estima que 14.000 niñas de las tribus fueron vacunadas con otra marca de la vacuna contra el VPH, Cervarix, fabricada por GlaxoSmitheKline (GSK).

Sorprendentemente, el informe en que se basa la denunica indica que muchos de los formularios de consentimiento utilizados para vacunar a las niñas se firmaron "ilegalmente", ya sea por los guardianes de los albergues, donde muchas de las chicas residían, o el uso de huellas digitales de padres analfabetos.

Este abuso no fue descubierto hasta que un equipo de activistas de la salud de la organización no gubernamental SAMA, una organización especializada en salud de la mujer, decidió investigar lo que había estado pasando.

Según el informe, se sorprendieron al descubrir que un total de 120 niñas habían enfermado, presentando una variedad de síntomas que incluye "ataques de epilepsia, dolores de estómago, dolores de cabeza y cambios de humor." El informe Sama también recogió casos de inicio temprano de la menstruación después de la vacunación, sangrado abundante y cólicos menstruales severos entre muchas estudiantes.

No es el único caso en que la "filantrópica" actividad del fundador de Microsoft ha causado un daño atroz a niños que han sido vacunados sin garantías: en diciembre de 2012 quinientos escolares del aldea de Gouro, en el Chad, algunos de solo siete años de edad, fueron usados como conejillos de indias del “MenAfriVac“, una nueva vacuna contra la meningitis desarrollada específicamente para África y financiada por la Fundación Gates. A las 24 horas de la administración del medicamento, 106 niños empezaron a experimentar mareos, alucinaciones y convulsiones. La mitad de ellos quedaron finalmente paralíticos.

El programa de vacunación no solo no fue suspendido, sino que el gobierno del Chad ha desoído todas las voces que exigían una investigación acerca de lo ocurrido, limitándose a indemnizar con 1000 libras a cada familia afectada.

(Fuentes: http://www.burbuja.info/http://angel2840148089.wordpress.com/; El robot pescador)

No hay comentarios:

Publicar un comentario