miércoles, 17 de septiembre de 2014

UNA OPORTUNIDAD PARA QUE LA VERDAD SALGA A LA LUZ


En medio del ominoso silencio de los medios de comunicación, hoy miércoles se abren las sesiones de la comisión del parlamento norteamericano, apoyada por el senador jefe de los republicanos Jim Inhofe, que investiga el ataque de bandera falsa contra el consulado norteamericano en Bengasi, Libia, en el que murió el cónsul Stevens, hechos ocurridos el 11-S de 2012.

Hace apenas una semana, aparecían tres guardias de seguridad contratados por la CIA para proteger el consulado, denunciando que el jefe de la agencia les ordenó no defenderla, unos testigos que también aparecen en el libro que asistente del fiscal de Nueva York Andrew McCarthy ha escrito sobre el tema y que, curiosamente, se publica también en estos días previos a la comisión. Tanto Petraus (jefe de la CIA en aquel momento), Hillary Clinton (secretaria de Estado) y Barak Obama (presidente) deberán responder ante el Parlamento sobre la dejación de su funciones para proteger esta embajada … y lo que allí sucedía, pues desde ese lugar se estaban fletando armas, nada más y nada menos, que para el hoy enemigo ISIS/Califato islámico, en Siria.

El libro del ayudante del fiscal revela como Clinton y Petraeus armaron a los islamistas en Siria y Libia.

Las nulas medidas de seguridad en el consulado eran para no atraer la atención; la secretaria de estado denegó el uso de las fuerzas de defensa rápida que hubieran salvado la vida del cónsul. Además existen emails que prueban que Hillary Clinton fue informada de los problemas de seguridad que envolvían al consulado y se abstuvo de intervenir.

(Fuente: Rafapal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada