martes, 2 de septiembre de 2014

GUERRA INTERNA EN LA CÚPULA DEL PODER DE E.E.U.U.



Obra en manos de los servicios rusos de inteligencia un informe que asegura que E.E.U.U. está viviendo una situación interna explosiva, al haber dado orden el presidente Obama de eliminar expeditivamente al director del FBI, Louis Freeh, como único medio de evitar un sabotaje nuclear ordenado por este personaje, responsable último de las masacres de Wacco (1993) y Oklahoma (1995), así como de los dos atentados habidos contra el World Trade Center, el relativamente fallido de 1993 y el auto-atentado escenificado el 11-S de 2001.

Estado en que quedó el vehículo de Louis Freeh
La orden del presidente se tradujo en un ataque mediante un arma de energía dirigida contra el vehículo de Freeh, que habría sufrido un accidente en una carretera de Vermont el pasado dia 25. Estas armas ciegan y aturden temporalmente a aquel contra quien son usadas, como ocurrió con un convoy diplomático de la embajada árabe en París al que se incautó documentación acerca de la planificación de uno o varios atentados nucleares en suelo europeo y norteamericano, operación que implicaba al director del FBI. Éste, no obstante, sobrevivió al atentado de Vermont, siendo trasladado en ambulancia al Dartmouth-Hitchcock Medical Center de New Hampshire.

El informe ruso sostiene que Freeh logró evitar ser relacionado con los atentados de Oklahoma y del World Trade Center de 1993 trasladando al experto anti-terrorista del FBI John Patrick O´Neill a las Torres Gemelas justamente el 23 de agosto de 2001. Se da la irónica circunstancia de que en la semana antes del ataque O´Neill habló con su amigo Chris Isham sobre el trabajo. En tono de broma, dijo Isham, "Por lo menos no van a bombardear de nuevo", una referencia al atentado de 1993. O'Neill respondió: "Probablemente se trate de terminar el trabajo" ... una advertencia profética. O´Neill murió en el atentado definitivo.

Louis Freeh, la mente detrás de
los más graves atentados en suelo
estadounidense
Freeh  estaba citado para testificar próximamente en dos procesos, el primero ante un tribunal federal de Utah sobre la intimidación de los agentes del FBI que investigaban a un segundo cómplice en el atentado de Oklahoma City, y (lo más importante) un caso de la Corte Federal de Estados Unidos que involucra al misterioso y poderoso grupo conocido como Unidos contra Un Irán Nuclear (UAnI), un caso que el régimen Obama podría abortar invocando la "Ley de Secretos Oficiales". Este grupo, cuyos hilos son movidos en la sombra por los Clinton -en particular la siniestra Hillary, que llegó a ser Secretaria de Estado con Obama- está detrás del asesinato de al menos seis ciudadanos estadounidenses y ayuda a la inteligencia israelí en el asesinato de científicos nucleares iraníes, un trabajo sucio ejecutado sobre el terreno por el grupo terrorista conocido como Muhadedin-e-Khalq (MEK).

El grupo estaba en la lista de terroristas del Departamento de Estado de Estados Unidos desde 1997 hasta 2012, cuando Hillary Clinton lo "indultó" en respuesta a las demandas procedentes de los amigos de Israel en el Congreso.

Traslado de Freeh al Hospital Darmouth-Hitchcock
Detrás del UAnI se halla el " lobby" de multimillonarios estadounidenses que intenta iniciar una guerra contra Irán, un proyecto del que parece que Obama empieza a distanciarse, al entender que el mayor riesgo para la seguridad del mundo proviene de los esfuerzos de Arabia Saudí e Israel por iniciar una Tercera Guerra Mundial.

(Fuente: http://www.whatdoesitmean.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario