lunes, 22 de septiembre de 2014

EL VIRUS DEL ÉBOLA Y ELMARKETING DEL MIEDO



En marketing se manipula aprovechándose de las emociones, que son las que dictan nuestras decisiones (por mas que creamos que no). Si para vendernos ropa, perfumes, coches y demás objetos y servicios que en realidad no necesitamos, la técnica utilizada es la promesa de felicidad, con el Ébola se manipula a partir del miedo. Y el miedo es hijo de la ignorancia.

No es nada sorprendente que no sepamos prácticamente nada de ese virus, es algo que jamás ha sido parte de nuestra realidad, un organismo invisible que actúa de forma muy compleja, algo que solo un profesional médico puede empezar a entender, y tan minúsculo que puede estar al acecho en cualquier lado.

La manipulación del miedo es, en general, lo que mejor funciona en temas médicos. Lo hemos visto de forma muy evidente en la “pandemia” de Gripe A, aunque subyace en TODAS las alertas y sugerencias sanitarias, desde la vacuna contra el virus del papiloma humano, pasando por las mamografías y culminando con la quimio y radioterapia en caso de cáncer. Es obvio, NO queremos estar enfermos, tememos la enfermedad, una amenaza supuestamente provocada por agentes invisibles y desconocidos.

Para conseguir evitar las enfermedades nos ponemos en manos de los profesionales de la salud, suponiendo que las autoridades sanitarias sean las que mejor sepan lo que tenemos que hacer. La realidad es bastante diferente. Detrás de la inmensa industria químico-farmacéutica hay demasiados intereses como para que alguien piense en los demás. Pero eso tampoco es nada nuevo.

Así que volvamos al Ébola, y más precisamente al caso del Padre Miguel Pajares, el religioso infectado con el virus que falleció en el hospital Carlos III de Madrid.

Tratándose de una emergencia sanitaria debida a un virus mortal que se puede contagiar a través de varios medios (sangre, saliva, sudor, semen y fluidos vaginales, posiblemente hasta por el aire), los protocolos indican que el foco de infección debe ser aislado y controlado. Por lo contrario, los países están repatriando a sus ciudadanos que han estado expuestos al virus. Esa es la forma más rápida para que una infección viral se expanda … no hace falta ser médico para entenderlo.

Entonces ¿por qué se está repatriando? Porque la OMS incita a los países a hacer justo eso: “Los estados deben estar preparados para facilitar la evacuación y repatriación de sus ciudadanos (por ej. trabajadores sanitarios) que han sido expuestos al Ébola”, dicen en su comunicado oficial del 8 de agosto de este año (“States should be prepared to facilitate the evacuation and repatriation of nationals (e.g. health workers) who have been exposed to Ebola”). Justo lo contrario a los protocolos de actuación en caso de epidemia infecciosa.

Como cualquier experto en manipulación masiva -ejem, perdón, en "marketing"- corroboraría, esto es exactamente lo que habría que hacer para VENDER un determinado producto: en este caso la VACUNA del Ébola (insertar musica celestial).

Como profesional de marketing contratada por una multinacional químico-farmacéutica para aumentar sus beneficios, ¿De qué me serviría tener una epidemia de Ébola en Guinea Ecuatorial, Libera, Malí o Costa de Marfil? Esos son lugares que conocemos solo en las noticias, que además siempre son tremebundas: hambrunas, plagas de langostas, guerras, genocidios, perdidas de habitats naturales. ¿Qué diferencia hay entonces que la gente en esa parte del mundo se muera de hambre, a machetazo limpio o por una fiebre hemorrágica??? Ninguna, la verdad …

Sabemos que la guerra que libran esos países no llegará hasta nosotros. Sabemos que las plagas de langostas que sufre otro continente no llegaran hasta nosotros. Y sabemos que un virus de una enfermedad que solo se produce en remotas regiones de África no tiene la posibilidad de llegar tan lejos, hasta nosotros.

Ese es un gran problema para los que quieren vender vacunas que supuestamente nos inmunizan antes un virus letal que hasta ahora solo se ha visto en el continente negro … Y ¿cómo solucionar este problema?

Trayendo el virus en avión.

En España ahora ya tenemos un infectado con Ébola.

Miguel Pajares, muerto en Madrid y que se dejó la piel en Liberia, escribía estas palabras justo antes de su contagio: “Tenemos muchos problemas. Han fallecido dos personas y 13 se niegan a venir a trabajar, quieren quedarse en cuarentena. Yo he ido cada día y he saludado a todos, me meten miedo, la muerte ronda. Se sospecha de algún caso más de Ébola. Esperamos resultados. Es penoso pero hay que estar.“

Ese hombre ha sido utilizado para traer el miedo del Ébola a España.

Desde lo más profundo de mi corazón, creo que no se merece eso.

Ahora tenemos el Ébola mucho más cerca de casa, en España y en EEUU, e inevitablemente en más países.

Ahora es justificada la adquisición de millones de dosis de vacunas por parte de los gobiernos de los países del “primer mundo”, los que se lo pueden permitir.

Y si creeremos que la OMS no tiene ningún vínculo con la industria químico-farmacéutica … bueno, entonces es que verdaderamente nos quedamos en la superficie. Hasta a los medios de comunicación masiva no les queda más remedio que hacerse eco de ese fenómeno tan evidente.

Pero lo peor ni si quieras es eso. Lo peor es que esas “vacunas” se están testando en africanos pobres antes no solo de tener prueba alguna de su efectividad, sino antes de tener la seguridad de que no son peligrosas para la salud.

El Ébola ha permitido a las multinacionales químico-farmacéuticas convertir a África en un inmenso laboratorio, y los sujetos de investigación son humanos. Es la primera vez en la historia de la humanidad, que un experimento parecido se está llevando a cabo. Los anteriores (porque ha habido muchos en varios paises del “tercer mundo) hasta ahora se han conducido alejados del ojo cada vez más atento y critico de la opinión publica. Este es el primer ensayo clínico al aire libre que tiene la bendición de todos nosotros.

Porque pobrecillos, el Ébola es un virus tan tremendo.

PS: Lista de brotes de Ébola en el pasado. Hasta ahora se ha hecho poco o nada … Hasta ahora ningún experto de marketing había pensado en el inmenso potencial del Ébola.

(Fuente: http://of-life-and-else, visto en La Matrix holográfica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario