sábado, 5 de julio de 2014

LA INFANTA CRISTINA ALEGA QUE ESTABA EN LA INOPIA



Cada cual puede argumentar lo que quiera para librarse de una condena. Lo que ocurre que a veces las justificaciones empleadas para demostrar su inocencia son patéticas y muestran la catadura moral de quien las utiliza. Es el caso del recurso presentado por la infanta Cristina contra la imputación del juez José Castro en las prácticas corruptas llevadas a cabo junto con su marido, Iñaki Urdangarin, a través de una empresa propiedad de ambos. La resolución de los recursos se sabrá en otoño. Estas son algunas de las surrealistas justificaciones presentadas por sus abogados.

Madre muy atareada con sus hijos. "Como es de público conocimiento, doña Cristina de Borbón era madre de cuatro hijos de muy corta edad. De esas circunstancias personales derivaban numerosas obligaciones cotidianas que impedían a doña Cristina estar al corriente de las gestiones directamente vinculadas con la economía familiar ... y padecía una absoluta falta de tiempo para interesarse por tales cuestiones".

Distribución de tareas. "Como sucede en muchos hogares, en la familia Urdangarin-Borbón la gestión de dichas cuestiones estaba íntegramente atribuida a uno de los cónyuges, en este caso el esposo Iñaki Urdangarin". Es normal "aceptar que entre los miembros de un matrimonio pueda ser un solo cónyuge el que se ocupe enteramente de todas las cuestiones relacionadas con la economía familiar y, más en particular, de una cuestión que requiere conocimientos especializados como la fiscalidad". De ahí los casi 200 "no se", "no me consta" y "no me acuerdo" que llegó a responder con todo descaro al juez Castro.

En Caixabank, pero sin saber de banca. "Su actividad profesional se desarrolla en la Fundación de La Caixa en temas relacionados con la cooperación internacional que nada tienen que ver con el negocio bancario que desarrolla la entidad".

Licenciada, pero en Ciencias Políticas. Paradójicamente, los abogados omiten el hecho de que los planes de estudios de Ciencias Políticas incluyen asignaturas como economía, derecho administrativo, administración pública o estadística, entre otras. Vamos, que no es que Políticas se apruebe con juntar la "m" con la "a". A no ser que la aprobaran Hacienda Pública (donde se enseña cómo funcionan entre otros, el IRPF, el IVA y Sociedades), Derecho Civil y Derecho Mercantil por ser hija de quién es. En cuyo caso habría que encausar también a ciertos catedráticos por corruptos.

Pese a ello, el razonamiento de los abogados les lleva a alegar “absoluta falta de capacitación técnica” de la hermana del rey. "Doña Cristina sólo cuenta con unos conocimientos muy básicos de fiscalidad que le impiden entrar a valorar cuestiones tan complejas como el tributo aplicable a determinados ingresos o la deducibilidad de ciertos gastos ..."

Finalmente, nunca ha cumplimentado personalmente sus propias declaraciones de IRPF. Participaba al 50 % de una sociedad delictiva, defraudaba a Hacienda y disfrutaba de los desorbitados beneficios que obtenía del dinero estafado, pero no se enteraba de nada.

Vamos, que debía de ser tonta intregral. "No existen de lo actuado indicios para sostener que Doña Cristina albergara siquiera la sospecha de estar incurriendo en una actuación ilícita". Solo falta alegar que firmaba los contratos de alquiler de su propia vivienda como propietaria y como inquilina sonámbula.

¿Y el abogado Miquel Roca ("independentista" de salón que no hace ascos a que le pague la Casa Real), que alega todas estas majaderías, es uno de los "padres de la Constitución"?

Eso explica porque vivimos en el paraíso de los corruptos.

(Fuente: Vozpopuli; visto en Odisea azul)


3 comentarios:

  1. Y todo el mundo pensaba que la tonta era la mayor.

    ResponderEliminar
  2. Con los estragos genéticos que ha hecho la endogamia entre esta tropa, no se salva ni el gato.

    ResponderEliminar