lunes, 2 de junio de 2014

LAS RAZONES OCULTAS DETRÁS DE LA ABDICACIÓN DEL REY



Con una estudiada puesta en escena, detrás de la cual hay que interpretar no solo entre líneas, sino diría que entre interlineados, se ha comunicado a la ciudadanía la renuncia del rey Juan Carlos. 

La impresión que su abdicación produce es la de agotamiento de un ciclo político, en el cual se han ido resquebrajando tanto los mitos legitimadores construidos en torno a su figura (la farsa del 23-F en particular) como el turnismo político de dos partidos que no encarnan ninguna alternativa real el uno respecto al otro, en tanto ambos son fieles lacayos del capitalismo monopolista al servicio de la oligarquía financiera. El severo aviso dado por los electores hace apenas ocho días al PPSOE es el enésimo pronunciamiento de un hartazgo ciudadano que no puede ser ignorado.

Del modo más caciquil, el cortijo pasa al hijo del monarca. Por supuesto, dada la nada limpia trayectoria del rey cesante, el blindaje legal que le otorgaba el artículo 56 de la Constitución será mantenido bajo la fórmula de una ley orgánica que fije el estatuto de la real jubilación, manteniendo la inmunidad y privilegios del rey del gatillo fácil.

¿De qué tiene que protegerse Juan Carlos de Borbón?

Incluso los más acérrimos partidarios de la monarquía han expresado por diversas vías la inconveniencia del momento elegido para la renuncia. Las razones de esta precipitación solo pueden ser dos, no necesariamente excluyentes: el deterioro de la salud del rey, de quien se rumorea que se halla gravemente enfermo -algunos especulan con un cáncer de pulmón en estado avanzado-, o la expectativa de que el arco político cambie de signo siguiendo la tendencia apuntada en las elecciones europeas, lo que haría más difícil llegar a un relevo en el trono que de forma tan cómoda se ha pactado entre PP y PSOE.

(posesodegerasa)

5 comentarios:

  1. Amigo mío, ya me parecía que estabas tardando en pronunciarte sobre el tema. Jajaja.

    En mi humilde opinión, dos ventajas veo en la abdicación del monarca:

    1) Se avivará la llama sobre el eterno debate entre Monarquía y República. Lo cual, a mi juicio, más que trascender en el panorama político se acabará convirtiendo en morbosa conversación de sobremesa familiar. Mientras tanto, y sin notarlo, ya nos habrán impuesto otra vez al sacacuartos de turno.

    2) Al menos los alumnos que se presenten a la selectividad por Historia de España ya tienen una pista de por dónde pueden ir los tiros... Al fin y al cabo, ya se sabe como se funciona en este país de pelotas y perritos falderos.

    Un fuerte abrazo y felicidades por el blog. :)

    ResponderEliminar
  2. Esto es el dicho "que todo cambie para que todo siga igual" y que casualidad que abdica despues de la reunion de los bilderberg...

    ResponderEliminar
  3. Andan diciendo por los medios, que el día elegido para la coronación es el 18 de Julio; no se si finalmente se confirmará, pero desde luego que si es así, tiene cojones la cosa. Será que han perdido la memoria; será que pretenden insinuar miedo, será ... ¿Qué será será?. Evidentemente lo que es cierto es que poco a poco se va desmoronando ese cuento de hadas que nos vinieron contando desde el 75, en el que un rey salvador y valiente, nos salvaba a todos de los malos y nos conducía por el buen camino evitando que la inconsciencia del vulgo, terminara por cometer excesos pecaminosos. Los monárquicos del PP y del PSOE y algún otro, gastan saliva y más saliva en hablar de las bondades de que la jefatura del estado sea un cargo hereditario, pero en un enredo interminable finalmente no consiguen aportar ningún argumento verosímil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Junio... JU-NIO...

      Ay, ¿por qué será que la Virgen solo se aparece a pastorcillos analfabetos? ¿Por lo mismo que solo descubren las conspiraciones los más bobos?

      Eliminar
    2. Mari Cruz incurre en un error de fecha, pero no creo que haya que lapidarla por ello: descalificar toda una actitud por un lapus es elevar la anécdota a categoría. Las preguntas retóricas que presentas tras ello tienen una respuesta obvia: a los pastorcillos analfabetos es fácil convencerles de que avistar un OVNI es encontrarse con la virgen (exactamente "eso" es lo que ocurrió en Fátima hace 97 años) y las conspiraciones las descubrimos los "bobos" por la misma razón que -en el ciclo artúrico- el Grial solo está al alcance de un "tonto sin mácula" (Perceval el Galés, Parsifal en la versión alemana) o ha de ser un niño quien proclame en el cuento de Andersen que el emperador está desnudo.

      Eliminar