lunes, 23 de junio de 2014

LA ECONOMÍA GLOBAL ES UNA ESTAFA PIRAMIDAL



Las cifras que ofrecemos demuestran que algo va muy mal en nuestro sistema.

Cada vez está más claro que las finanzas globales siguen un esquema Ponzi, es decir, tienen las mismas características que una estafa piramidal.

Por ejemplo, en estos momentos, la cantidad total de deuda en el mundo es tres veces mayor que el PIB global.

Pero ese número palidece en comparación con la exposición que los grandes bancos globales tienen a los contratos de derivados, que en el fondo no son más que apuestas sobre humo.

Actualmente, el sistema financiero y especialmente el norteamericano, es poco más que un esquema piramidal gigante que se basa en la deuda y en promesas de papel.

Es un “milagro” que haya sobrevivido tanto tiempo sin colapsar.

Como decimos, la mayoría de problemas tienen su origen en la economía norteamericana. Aquí van algunas cifras que nos lo muestran claramente:

EEUU

- 17,555,165,805,212.27 (17,5 billones de dólares) -Este es el tamaño de la deuda nacional de EE.UU.. Ha crecido en más de 10 billones de dólares en los últimos diez años.

- 59.398.590.000.000 $ (59,3 billones de dólares)- Esta es la cantidad total de deuda (sumando al gobierno, las empresas, los consumidores, etc) en el sistema financiero de EE.UU.. Hace 40 años, esta cifra era de apenas 2 billones de dólares.

Evolución de la deuda per cápita de los E.E.U.U.

- 48.611.684.000.000 $ (48,6 billones de dólares)- Esta es la exposición total que Goldman Sachs tiene a los contratos de derivados.

- 70.088.625.000.000 $ (70 billones de dólares)- Esta es la exposición total que JPMorgan Chase tiene a los contratos de derivados.

- 236.637.271.000.000 $ (236 billones de dólares)- De acuerdo con el gobierno de los EE.UU., se trata de la exposición total que los 25 principales bancos de Estados Unidos tienen a los contratos de derivados. Pero curiosamente, estos bancos sólo tienen activos totales por un valor de 9,4 billones de dólares en conjunto.

En otras palabras, la exposición de los bancos más grandes a los derivados es 25 veces mayor que sus activos totales. Un disparate.

MUNDO

- 32.000.000.000.000 $ (32 billones de dólares)- Esta es la cantidad total de dinero (de las que tengamos conocimiento), que las elites globales han escondido en bancos offshore, haciendo evasión fiscal

- 71.830.000.000.000 $ (71,8 billones de dólares)- Este es el tamaño aproximado del PIB combinado de todo el mundo.

- 75.000.000.000.000 $ (75 billones de dólares)- Esta es la exposición total que el gigante bancario alemán Deutsche Bank tiene a los contratos de derivados.

- 100.000.000.000.000 $ (100 billones de dólares)- Esta es la cantidad total de deuda pública en el mundo entero. Esta cantidad se ha incrementado en 30 billones dólares sólo desde mediados de 2007.

- 223.300.000.000.000 $ (223 billones de dólares)- Esta es la cantidad aproximada de deuda total en el mundo entero.

- Entre 710.000.000.000.000 $ y 1.500.000.000.000.000 $ (entre 710 billones y 1500 billones de dólares)- Se calcula que el valor nocional de todos los contratos de derivados globales caen dentro de este rango. Es decir, esta es la cantidad de dinero que las élites financieras tienen “apostado” y que pone en riesgo la economía global. En el peor de los casos, esta cantidad es 21 veces mayor que el PIB mundial en conjunto.

Una auténtica locura.


La cantidad total de deuda de los gobiernos en todo el mundo ha crecido en un 40 por ciento desde 2008 y los bancos “demasiado grandes para quebrar” han crecido un 37% desde entonces.

Es decir, las “autoridades” no han arreglado nada. Solo han hinchado aún más la burbuja, generando aún más deuda para mantener el sistema en pie, deuda que tarde o temprano se tendrá que pagar.

Por el momento, todo parece funcionar, pero ¿cuánta deuda podrá acumular el sistema financiero mundial antes de que todo se derrumbe por completo?

Para terminar, un gráfico que nos muestra el estado de surrealismo en el que está inmersa la economía mundial.

Según los datos del Banco Mundial y el FMI, las expectativas de crecimiento para todos los países desarrollados y en desarrollo desde Brasil a los EE.UU. van a la baja. Sin embargo, las valoraciones del mercado de valores, suben en dirección opuesta. Es decir, las bolsas van cada vez mejor.

¿Tiene algún sentido todo esto?

Michael Snyder
(Fuente: Theeconomiccollapseblog.com; visto en El robot pescador)

No hay comentarios:

Publicar un comentario