viernes, 27 de junio de 2014

"DESDE LA SOMBRA": DE LONDRES CON CODICIA


Cualquier intento de soberanía económica ha sido siempre una provocación para el Imperio Británico y sus aliados, saldada con intervenciones bélicas brutales. Uno de los ejemplos más patentes fue la Guerra de la Triple Alianza, orquestada por Londres y financiada por los bancos Baring Brothers y Rothschild. Desde que Gran Bretaña estableció 'de facto' su imperio en 1763, su preocupación fue llevar a la ruina a las naciones del mundo, enfrentándolas, para evitar que se convirtieran en una resistencia al sistema liberal angloholandés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario