lunes, 12 de mayo de 2014

ENRIC DURÁN, EL "ROBIN HOOD" QUE ESTAFÓ A LOS BANCOS PARA FINANCIAR PROYECTOS SOCIALES



Entre 2006 y 2008, Enric Duran tramitó 68 préstamos comerciales y personales en 39 bancos españoles. Pero el dinero no era para financiar algún pequeño proyecto personal: Duran entregó más de medio millón de euros a diferentes organizaciones sociales, conferencias anticapitalistas y equipo digital para un canal alternativo de televisión.

Como su homólogo legendario, este Robin Hood es vitoreado por algunos y perseguido por otros: Duran lleva más de un año escondiéndose a causa de los serios problemas con la ley. Y es que uno no toma tanto dinero y se sale con la suya así de fácil. La fascinante táctica de Duran fue la siguiente:

“Me di cuenta de que los préstamos por debajo de los 6,000 euros no se muestran en las bases de datos españolas. Cuando me di cuenta de esto, comencé a tramitar préstamos de un poco más de 5 mil euros, acumulando cierta cantidad con el tiempo. Luego, habiendo transferido toda la suma a una sola cuenta, y teniendo la habilidad de probar mi elegibilidad financiera, comencé a tomar créditos mayores. Fue muy conveniente tomar ventaja del hecho de que España no actualiza las bases de datos de los bancos sino cada varios meses. Así es como, de diciembre del 2007 a enero del 2008, fui capaz de sacar la mayor parte del dinero.”


En términos puramente legales, Enric Duran es un ladrón de bancos y un experto en computadoras (pasó dos meses en la cárcel y fue liberado bajo fianza por 50 mil euros en febrero del 2013); pero un ladrón que ostenta una ideología siempre es más que un “simple” ladrón. Luego de su liberación, Duran decidió no presentarse a su juicio, donde podría enfrentar una pena de hasta ocho años de cárcel, pero ha seguido promoviendo proyectos de “financiación alternativa”, incluyendo el desarrollo de varias agrupaciones colectivistas y libertarias, como Temps de re-voltes, Infoespai y Cooperativa Catalana Integral: tipos de organización con los que “deseamos crear un mundo diferente, con nuestras propias reglas y principios, sin una responsabilidad global para con el sistema moderno”. Respecto a su conversión en forajido, Duran apunta:

“Tuve razones para no presentarme al juicio. Presenté a la corte regional unas 30 piezas de evidencia en favor de mi caso, pero rechazaron todas y cada una de ellas. Además de eso, fui notificado de mi juicio apenas tres semanas antes de llevarse a cabo, en lugar de con cuatro meses”, lo que sería un procedimiento estándar. Duran, además, sabe que los banqueros quieren sangre. “Di por sentado que mis acciones podrían resultar en medidas legales en mi contra.”

(Fuente: http://pijamasurf.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario