martes, 13 de mayo de 2014

EL SECUESTRO DE LAS NIÑAS NIGERIANAS, EXCUSA PARA UNA INVASIÓN MILITAR




El caso del secuestro de las niñas nigerianas ha suscitado revuelo dentro de los medios de comunicación occidentales. Muchos organismos internacionales se han solidarizado con el pueblo nigeriano e incluso EE.UU. no descarta enviar tropas de apoyo. Un suceso sospechosamente oportuno que moviliza los sentimientos del público y justifica a sus ojos la intervención por parte de las tropas de ciertos países occidentales en ese territorio, rico en oro, uranio, diamantes y otras materias primas.

Lo cierto es que esta noticia de impacto mundial parece que tiene importantes fisuras.

En primer lugar se dijo que eran 200 niñas, posteriormente pasaron a ser 233 y finalmente se habla de 275 niñas (Americanblog.com llega a decir que eran 300). He tenido oportunidad de ver artículos en los que las cifras bailaban diciendo al principio 200 y al final del mismo 275; este extraño baile de cifras es un claro síntoma de ser un “evento organizado”.

Una primera dama a la que no indigna que se masacre a niños afganos, pero
sí  que se secuestre a escolares de países ricos en materias primas. Curioso
despliegue de buenos sentimientos útiles al belicismo neo-colonial de Obama. 

Presuntamente, los milicianos de un extraordinario terrorista “extremista” como Boko Haram tendrían intenciones de venderlas en el mercado internacional o retenerlas como esclavas.

Aparentemente, Boko Haram tomo simplemente a sus compañeros militares,  los llevó a una escuela de niñas y secuestro a 200 de ellas, pero nadie, y repito NADIE sabe cómo pudo hacerlo. ¿Cómo pudo transportarlas?, ¿Qué tipo de vehículos utilizó? Y lo más flagrante es que NADIE sabe cómo pudo hacerlo sin que NADIE lo notase.

Para más sospecha, NO HAY TESTIGOS salvo una “niña” de 19 años, concretamente la estudiante de ciencias Sarah Lawan, quien declaró a “un medio de comunicación” lo siguiente.

-”Me duele que mis otras compañeras no se atrevieron a escapar conmigo”, dijo.

Por si fuera poco, la noticia ha venido en el momento que EE.UU. necesitaba mantener imperiosamente el control en la zona, pese a que inicialmente se ha negado a enviar tropas, sí que va a enviar a “agentes” conjuntamente con Francia.

El fundador de "Niger Delta Peoples Volunteer Force", Alhaji Asari Dokubo ha descrito el alboroto generado como resultado de las colegialas Chibok secuestrados como una estafa.

El polémico activista ha publicado un escueto mensaje exhortando a sus amigos sobre la circunstancia “de que ninguna niña ha sido secuestrada”, suponemos que debido a su cercanía e implicación, conocerá muy bien de cerca la zona y los acontecimientos para haber efectuado tal afirmación.

Asimismo, todos hemos visto como en ciertas manifestaciones se “PIDE” literalmente la intervención de fuerzas internacionales con una riada de carteles en ingles muy bien montados y ampliados a todo color.


Como si hubiesen sido financiados para montar un “show” de los que nos advertía el film "La cortina de humo".

Curiosamente Goodluck Jonathan (Presidente de Nigeria) comenzó hace pocos meses un importante proceso de cooperación y contratos con conglomerados públicos chinos para realizar nuevas inversiones en infraestructuras nigerianas. De hecho mantuvo una importante entrevista con Xi Jinping, secretario general de China.

Algo que, desde luego, no gustó nada a los países occidentales.

Cuando desafías a EE.UU. y a Occidente, el resultado suele ser lo que hemos visto durante estos últimos 50 años, operaciones de falsa bandera.

Esperemos a que día a día, las nuevas noticias empiecen a dar mas luz al asunto.

(Fuente: http://www.mundodesconocido.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario