miércoles, 30 de abril de 2014

"VETERANS TODAY" AFIRMA QUE EL VUELO MH-370 IBA A SER UTILIZADO PARA UN ATAQUE DE "BANDERA FALSA" CONTRA IRÁN



El 26 de marzo de 2014, el periodista de investigación Chris Bollyn dio a conocer lo que probablemente haya sido el dato más importante hasta la fecha en el caso de la desaparición del vuelo 370 de Malaysian Airlines. Con los ineficaces medios de comunicación repitiendo como loros lo que el gobierno les dictaba, e Internet disparatando con versiones delirantes que iban desde los agujeros negros a la abducción alienígena, Bollyn informó de que había un Malaysian Airlines Boeing 777 idéntico al MH370 desaparecido almacenado en un hangar en Tel Aviv desde noviembre de 2013. Para los conocedores de la larga trayectoria de Israel en ataques de falsa bandera, las implicaciones de una "coincidencia" como ésta resultan cuando menos alarmantes.

El avión había sido comprado por GA Telesis, una empresa (probablemente ficticia) radicada en Florida, a ALAFCO leasing, la compañía kuwaití que provee de aviones a la flota malasia, y trasladado al aeropuerto de Ben Gurion en Tel Aviv.

La investigación sobre la desaparición del vuelo MH 370 ha estado llena de incompetencia, encubrimientos y desinformación. La evidencia sugiere que el avión fue trasladado a una instalación naval de los EE.UU. en la pequeña isla llamada Diego García, a 450 kilómetros de las Maldivas, aislada en mitad del Índico. En ella exite una pista de aterrizaje que puede acomodar aviones jumbo. En todo el islote no hay nada más que la base naval de EE.UU. y sus instalaciones de comunicaciones por satélite (la población autóctona fue obligada al exilio hace décadas).

A las 6:15 AM -hora de la salida del sol en aquella latitud- del 8 de marzo del 2014 (09:15 AM hora de Malasia ), varios residentes de la isla de Maldivas Huvadhoo dijeron haber visto un avión jumbo volando muy bajo. Los residentes describieron detalles muy precisos de la aeronave, como el blanco con rayas rojas pintado en el fuselaje (colores de las líneas aéreas malasias).

Según algunos isleños, el avión volaba tan bajo que podían ver las puertas en el avión. Los residentes declararon que a veces ven pequeños hidroaviones alrededor de la isla , pero esta era la primera vez que vieron un avión jumbo. La gente salía de sus casas para ver lo que estaba causando el tremendo ruido. Los testigos dicen que el avión viajaba en dirección sureste hacia Addu, última más meridional isla en las Maldivas.

Existen varias consideraciones que hacer respecto a esta información:

Los habitantes de Huvadhoo fueron los primeros y únicos informadores que vieron el avión. Éste viajaba en dirección sudeste.

Si el avión volaba tan bajo que algunas personas pudieron ver las puertas, probablemente estaba volando no más de 500 metros sobre el nivel del mar. A esta altura de vuelo, la aeronave evitaría los radares convencionales.

El avión fue visto alrededor de 8,5 horas después del despegue. Habría volado aproximadamente 2.200 millas, a una velocidad promedio de unos 250 kilómetros por hora. De Kuala Lumpur al destino original de Beijing hay 2,700 millas. La reducción de la velocidad habría compensado la mayor resistencia del aire.

Desde el punto donde fue visto el avión quedaban otros 500 km hasta Diego García (aproximadamente dos horas a su velocidad vigente en ese momento).

El día después de que se informase de los avistamientos en los medios de Maldivas, el ministro de Transporte de Malasia declaró que los informes reccibidos "no eran ciertos", basándose en la ausencia de registros en el radar. Por supuesto que no los hubo, el avión volaba demasiado bajo, y sus dispositivos de localización habían sido intencionadamente desactivados.

Como se informó, el piloto jefe del MH370, el capitán Zaharie Ahmed Shah, tenía un "sofisticado" simulador de vuelo auto-construido en su casa. A pesar de la mentira del FBI de que no encontraron nada inusual en el simulador, varias fuentes informaron de que Shah tuvo Diego García programado en su simulador, lo que sugiere que estuvo practicando como aterrizar en esa isla remota. Como revela un vistazo a Google Maps, la ruta más directa entre la última ubicación conocida del MH370 y Diego García es Maldivas, por lo que tendría sentido que esa fuera la ruta elegida.

Una importante agencia de noticias de Malasia informó que los investigadores encontraron que Diego García y su pista de aterrizaje estaba entre los primeros cinco lugares programados en simulador de Shah, junto a Male, Maldivas .

Diego García fue utilizada como plataforma de lanzamiento para los bombarderos estadounidenses en las guerras de Afganistán e Irak. Pasa también por ser el lugar donde los EE.UU. tiene varios cientos de bombas "revienta-búnkeres" almacenadas en espera de un posible ataque a Irán. El "Scotland Herald" informó en 2010 de que Superior Maritime Services, una compañía naviera con sede en Florida suscribió un contrato con el gobierno de EE.UU. para enviar 387 bombas "Blu" utilizadas para volar estructuras reforzadas o subterráneas. Por lo tanto, Diego García bien podría ser un área de ensayo lógico para una operación de bandera falsa contra Irán .

Hay evidencias de que la inteligencia de EE.UU. contaba con los medios para controlar el vuelo MH370. Los sistemas de satélites de Diego García tenían capacidad para recoger a los mismos " pings " que el satélite de Inmarsat supuestamente captó .

Durante la última década, tanto Israel como los "halcones" del Pentágono han intentado convencer al mundo de la inminencia del logro de armas nucleares por parte de la República iraní. Al recibir solo el bostezo del mundo como respuesta, podrían haber cambiado de táctica en su afán por neutralizar a su enemigo.

La conexión iraní del MH 370 se estableció cuando se halló que dos iraníes habían abordado el vuelo usando pasaportes robados. Fox News y su propietario, Rupert Murdoch, han estado promoviendo agresivamente esta teoría junto con los medios de comunicación israelíes, apuntando a que detrás de la desaparición del Boeing 777 se hallaba la intención de utilizarlo en algún ataque terrorista.

Existen varias posibilidades de utilizar dos aviones similares en la perpetración de un ataque de falsa bandera, como preparar el avión de Tel Aviv cargándolo de bombas y desguazar el MH 370 para que muchas de sus piezas aparecieran en un escenario tipo 11/S, aunque, gracias a que el plan fue rápidamente expuesto en Internet, materializarlo acabó por convertirse en una iniciativa imprudente.

La firma de la Inteligencia Naval USA aparece inequívocamente trazada en todo el caso MH 370. E.E.U.U y los servicios secretos israelíes parecían dispuestos a recurrir a alguno de sus viejos trucos, pero la frustración de su plan para atacar el segundo país del mundo más rico en petróleo les ha pillado con el pie cambiado. Al menos por ahora, puesto que no sería descabellado suponer que aún guardan un "plan B" en la chistera.

Keith Maart
(Fuente: http://www.veteranstoday.com/, traducción: Astillas de realidad)

2 comentarios: