martes, 25 de marzo de 2014

LA U.E. PRESENTA A UCRANIA LA FACTURA POR SU APOYO AL GOLPE DE ESTADO NEONAZI


Y la factura es, cómo no, la exigencia de medidas de ajuste tales como una subida inmediata de gas y electricidad, una bajada de salarios y privatizaciones. El apoyo de la U.E. a los golpistas no era, desde luego, desinteresado. Los que depusieron a Yanukovich por negarse a aceptar el "austericidio" han vendido a sus ciudadanos a la voracidad del F.M.I. Claro, que para reprimir las nuevas protestas que causarán estas medidas ya cuentan con los mercenarios de Blackwater.

La Comisión Europea anunció el pasado viernes un nuevo préstamo de mil millones de euros a Ucrania para ayudarla a resolver su difícil situación económica y financiera, tras la ruptura del orden constitucional en esa nación.

El crédito se une a otros 610 millones de euros autorizados por la UE, poco después de la llegada al poder el pasado 22 de febrero de fuerzas de derecha y neofascistas, luego de acciones violentas que forzaron la salida del poder del presidente electo Viktor Yanukovich.

Para el vicepresidente de la CE y comisario de Economía, Olle Rehn, la situación económica se deterioró mucho y es necesario ayudar a Ucrania, donde disturbios protagonizados por la oposición en Kiev fueron respaldados directamente por funcionarios europeos.

El empréstito deberá ser aprobado próximamente por el consejo de ministros de la Unión Europea (UE), mientras medios de prensa locales recuerdan las condiciones de la CE para conceder tal ayuda financiera, similares a las impuestas a naciones de la eurozona.

Las nuevas autoridades ucranianas, que en violación de un acuerdo pactado con Yanukovich el 21 de febrero último, con ministros europeos como garantes, se apoderaron del Gobierno, el Parlamento y la Presidencia, aceptaron los términos de los acreedores.

El ejecutivo de la UE exige un incremento sustancial de las tarifas de gas y electricidad, reducción de subsidios para agricultores, recorte de salarios y gastos sociales, así como la privatización de empresas estatales, entre otras medidas.

Al asumir la jefatura de un gobierno elegido en un legislativo vigilado por grupos paramilitares neonazis, el primer ministro designado Arseni Yatseniuk consideró a su equipo como suicida al reconocer el carácter antipopular de las medidas a aplicar.

Precisamente, Arseniuk, del derechista partido Babtkivchina, asistirá el próximo viernes a la segunda jornada de la cumbre de la UE en esta capital, para firmar los aspectos políticos de un acuerdo de asociación con el bloque comunitario.

La negativa del equipo de Yanukovich a firmar la referida avenencia, con medidas onerosas para la economía y los programas sociales de Ucrania, exigidas por el Fondo Monetario Internacional, fue el detonante el pasado noviembre de las protestas en Kiev.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, indicó que Ucrania será uno de los principales temas de la cumbre de la UE, pese a la costumbre en esas reuniones de analizar asuntos económicos.

Rompuy anunció su intención de dialogar en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, y conocer su versión de los hechos relacionados con la proclamación de soberanía de Crimea y su adhesión a Rusia, pero sus socios de la UE se lo impidieron.

El 96,77 de la población de la sureña península ucraniana de Crimea votó a favor de su unión con Rusia, en una votación que también contó con parte de la población de origen ucraniano y tártaro en esa región autónoma de mayoría rusoparlante.

(Fuente: http://www.insurgente.org/)

1 comentario:

  1. No me entra en la cabeza que haya gente en ucrania que pida entrar en la UE. Que engañados están... buen lavado de cerebro que se han currado los servicios de desinformación de occidente.
    Cuando se quieran dar cuenta estarán ahogados de deuda, llenos de inmigrantes de todo el terecermundo, delincuencia, recortes, paro a tope...

    ResponderEliminar