lunes, 24 de febrero de 2014

LAS RAÍCES SIONISTAS DEL NACIONALISMO CATALÁN


Reproduzco el lúcido artículo que El blog de Skiper ha tenido el acierto de "recuperar" desde su hoy lejana elaboración en 2006 dada la absoluta actualidad de su contenido. 

Su autor, Albert Escusa, da en la diana al señalar la inspiración judía del excluyente nacionalismo catalán. 

A su análisis solo le falta el haber pronosticado que sería el "iluminado" Artur Mas el gestor de un insolidario proyecto destinado -tal como diagnostica Felix de Azúa- a reproducir al norte del Ebro su anacrónica versión de "la España de Franco, con sus listas negras, su represión lingüística y toda su simbología sagrada" en rojo y gualda -¡oh, casualidad!-, su virgen patrona (encarnación de Isis, como sabe ... todo el que sabe) y su cohorte de curas titiriteros detrás, en este caso, del provinciano Sanedrín que forman los benedictinos de Montserrat.

Yahvé los cría y ... yahvé usted.

Existe una rama muy poderosa del nacionalismo catalán, influenciada desde hace mucho por las vicisitudes del pueblo judío, sobretodo por el movimiento sionista posterior a la II Guerra Mundial que dio lugar, en 1948, a la fundación del Estado de Israel en los territorios palestinos. Esta identificación se reafirmaba cuando al convertirse en una forma de atacar al catalanismo por parte de sus enemigos. Pío Baroja, por ejemplo, en 1907 acusaba a los catalanes de ser «los judíos de España».

Figuras destacadas del catalanismo fueron acusadas de ser judíos, como Companys o Cambó. Muchos catalanes de diversas ideologías inclinaron sus simpatías hacia el pueblo judío y hacia el Estado de Is­rael, cuya creación influyó tanto en fascis­tas como Josep Plà (maravillado al visitar Israel en 1950) como al antifranquista Salvador Espriu, que presentaba a Israel «como la proyección mítica de Catalu­ña».

Las relaciones entre el catalanis­mo y el sionismo se consolidaron gracias a la amistad del padre de Jordi Pujol con el magnate empresario judío David Ten­nenbaum, creador de la Banca Dorca de Olot, germen de lo que fue la futura Ban­ca Catalana, operación que consolidó a Jordi Pujol y su entorno como centro del nacionalismo catalán.

Para disimular, le ponemos a la senyera el triangulito de
la bandera palestina, y ¡tachán! ya tenemos la estelada.
La simpatía hacia el sionismo afecta a militantes de casi todos los sectores del nacionalismo, desde los católicos de Convergencia i Unió (CiU), a los laicos de Esquerra Republicana de Ca­talunya (ERC) e incluso a algún grupo de la izquierda extraparlamentaria. La sim­biosis catalanismo-sionismo ha sintetizado el “catasionismo”, corriente dominante en el nacionalismo catalán.

Paradójicamente, el sionismo también es una de las mayores influencias que han tenido los Gobiernos del Partido Popular, cuya ideología ultra­conservadora o neofascista, está en las an­típodas del nacionalismo catalán.

La pre­sión del catasionismo consiguió en el 2005 el incremento de las relaciones entre Israel y Cataluña, concretadas tras la reunión de Maragall con Shimon Peres, del fomento de la cooperación tecnológica entre Cata­luña e Israel a través de la Fundació Cata­lana per a la Recerca.

LA RED CATASIONISTA

Según el periódico La Vanguardia, los políticos catasionistas más importantes son el ex–presidente Jordi Pujol; Josep Lluís Carod-Rovira, Presidente de Es­querra Republicana de Catalunya (ERC) y actual vicepresidente de la Generalitat; Miquel Sellarès, periodista y antiguo res­ponsable de seguridad en los gobiernos de CiU y hoy cercano a ERC, Joan Oliver, antiguo director de TV3 y militante de CiU, y Maria Josep Estanyol, doctora el filología semítica en la Universitat de Bar­celona y militante de ERC.

Intelectuales catasionistas influyentes son Pilar Rahola, antigua militante de ERC y hoy situada en la extrema derecha del sionismo (partida­ria visceral de Ariel Sharon); el periodista Pere Bonín, Joan B. Culla, historiador de la Universitat Autònoma de Barcelona, la escritora Marta Pessarrodona, el periodis­ta y escritor Valentí Puig y Lluís Bassat, publicista y candidato a la presidencia del Fútbol Club Barcelona.

Las amistades bochornosas: al sur del Ebro los hijos de
Abraham también hacen amiguitos.
Pero especial aten­ción merece el jefe de filas del sionismo ca­talán, Vicenç Villatoro, diputado por Con­vergencia i Unió (CiU), escritor, periodista y antiguo director del diario nacionalista Avui y de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió, ente que engloba las emisoras de la Generalitat.

Algunos de los catasio­nistas no pasan de tener ciertas simpatías e identificación hacia la política del Estado de Israel, desarrollando su cometido si­lenciosamente, mientras que otros ejercen violentamente de comisarios políticos de Israel en Cataluña, manipulando y tritu­rando, desde los púlpitos televisivos y los poderosos medios de comunicación que los apoyan, cualquier disidencia hacia la polí­tica de Israel.

Los medios de comunicación filo-sio­nistas

De los medios más pro-sionistas hay que destacar en primer lugar el periódico Avui, así como La Vanguardia, también receptiva hacia el sionismo. Las radios y televisiones públicas (TV3, C33 y Catalunya Ràdio bá­sicamente), han perdido parte de su furor sionista desde que Vicenç Villatoro dejó de ser su director, aunque en las tertulias te­levisivas de TV3 y el C33 son fijos los catasionistas más importantes, como el pro­pio Villatoro, Rahola, Joan B Culla y otros. También la Fundació Catalunya Oberta es un establecimiento filosionista.

Asimismo se ha creado una red de medios de comunicación de tendencia catasionis­ta, donde participan catasionistas promi­nentes. Este es el caso de Tribuna Cata­lana, (www.tribuna.cat), página dedicada a la política general, que tiene enlaces al Centre d’Estudis Estratègics de Catalunya (CEEC), ambos dirigidos por Miquel Se­llarès, y a la Revista Debat Nacionalista, cuyo primer número entrevista al historia­dor catasionista Joan B. Culla, a quien le dedica la foto de portada. La finalidad de la información de estos medios es crear una corriente de opinión favorable a las políti­cas de Israel y contraria a las luchas de los pueblos árabes.

La "Meca" de los quejicas: el muro de las lamentaciones.
El CEEC realiza estudios y análisis de la situación mundial desde una óptica favora­ble a la estrategia y a la ideología atlantis­ta de la OTAN y de la política del Estado de Israel. El CEEC defiende la invasión de Afganistán por la OTAN como un freno a la “jihad” (guerra santa musulmana) y por el bien de la seguridad de Europa y Cataluña, manifestando que la agresión de la OTAN es «una opción que puede parecer más “dura” pero que en realidad es simplemen­te más realista». En el mismo artículo se alegra de que la cumbre de la OTAN haya tenido lugar en Letonia, presentando a los rusos, a su presidente Putin y a su control del gas y el petróleo como enemigos para Europa. En otro artículo se ataca la polí­tica exterior de Zapatero por considerarla antiamericana, antiisraelí y proárabe. La­menta que la decisión (finalmente revoca­da) de vender aviones y barcos a Venezuela haya puesto en peligro la amistad con los Estados Unidos. La vocación intoxica­dora de este medio queda evidente cuando identifica sutilmente la política exterior del gobierno del PSOE con el franquismo y éste con el mundo árabe: en un artículo que lleva por título “¿España se posiciona contra el gobierno de Israel?”, el CEEC afirma: «en la otra banda del arco ideoló­gico del Estado español encontraríamos la análoga “tradicional amistad con los países árabes” en la que insistió durante 40 años el régimen del general Franco.» Otros artículos del CEEC muestran las opera­ciones de agresión israelíes desde la pers­pectiva sionista, como guerras defensivas frente a la "amenaza árabe".

Desde Tribuna Catalana se elaboran artí­culos antipalestinos, como los dedicados contra la victoria electoral de Hamás. Tri­buna Catalana, manipulando el conflicto de Palestina, “recuerda” a la Unión Europea que «hay decenas de miles de funcionarios y policías pagados con dinero europeo» y que no se puede seguir financiando a un gobierno «que envía kamikazes a hacerse explotar en un autobús o en una cafete­ría israelí». Otros artículos critican la posición pro-palestina de una parte de la izquierda israelí debido según Tribuna Ca­talana al «autoodio de la extrema izquier­da israelí cercana a los grupos palestinos»

Desde la revista El Temps, donde escriben entre otros sionistas la ultra Pilar Rahola, se intenta hacer pasar a los agresores como víctimas, como en el reportaje sobre la co­munidad judía dels “Païssos Catalans”, se justifica las matanzas israelíes en el Líbano a raíz de la detención de militares israelíes por Hamás, considerada como “agresión”: «La gente está extrañada y no entiende esta agresión. Por eso un 98% de los is­raelíes aprueban la medida tomada por su Gobierno y la entiende.» También encontramos en el mismo número una en­trevista a la ministra de asuntos exteriores de Israel.

Lucha por las emisoras públicas y depu­ración de periodistas

Entorno al control de los medios públicos se desarrolla una sorda lucha de los cata­sionistas, que no ha trascendido al público. Vicenç Villatoro, cuando fue responsable de la radiotelevisión catalana, despidió al periodista a Eugeni Garcia, corresponsal en Jerusalén de Catalunya Ràdio. El Co­mité Profesional de la emisora, denunció en un comunicado que el despido se de­bía a «la presión reiterada de la comuni­dad judía en Catalunya, que cuestiona la imparcialidad informativa de la redacción de informativos y de su corresponsal en Jerusalén.». Otra riña sucedió en los medios de Catalunya Radio, cuando Vicenç Villatoro atacó al periodista Antoni Bassas en una carta al diario Avui, por no cortar a un oyente que llamó al programa de Bas­sas y dijo que «los judíos e Israel se encon­traban en el eje del mal», según “denunció” Tribuna Catalana, medio que se queja del «infantilismo» de TV3 en el tratamiento de la guerra de Irak o las informaciones sobre EE.UU. e Israel, responsabilizando de ello al periodista Joan Roura. Roura también fue atacado desde La Vanguardia por Joaquim Roglán, quien “denunció” al periodista de TV3 por no defender la “im­parcialidad” en el conflicto sionista-árabe informando «de manera desmesurada» so­bre la violencia israelí.

ESQUERRA REPUBLICANA, PARTI­DA EN DOS

ERC es uno de los partidos que más está infiltrado por el sionismo, ya desde los tiempos de Pilar Rahola. Dirigentes cata­sionistas como Carod Rovira están enfren­tados con otros como Rosa Bonàs y Joan Puigcercós por la política hacia Israel. Las JERC, juventudes de este partido, se han manifestado reiteradamente a favor de la causa palestina, sufriendo incluso repre­sión policial, pero el “lobby” sionista es muy poderoso en ese partido: ERC nunca se ha manifestado públicamente a favor de Palestina y contra la política racista e im­perialista de Israel. Una muestra de la in­fluencia sionista en ERC la podemos ver en el nº 70 (abril-mayo del 2006) de Esquerra Nacional, revista oficial de ERC. En la pri­mera página de este número se entrevista a Jaume Fernández, historiador y militante de ERC, donde explica el balance de unas jornadas sobre sionismo y catalanismo, jornadas en las que participaron Conse­llers de la Generalitat. Según Fernández, que por una “rara” coincidencia también es miembro del filosionista CEEC, en las jor­nadas se denunció al «pensamiento único» contra Israel, «anclado en una posición ideológica heredera de un marxismo tras­nochado».

Y, para hacerse el simpático, burla de Jesucristo.
En ciertos ambientes funciona.
Cuando Carod Rovira visitó Israel junto con Maragall en mayo del 2005 para reali­zar un homenaje a Yitzhak Rabin, asesina­do por un judío ultraortodoxo, se levanta­ron ampollas en la izquierda solidaria con la causa palestina. El colectivo Palestina Resisteix, recordó a Carod el pasado de Rabin, que al mando de unidades militares realizaba operaciones de limpieza étnica y actos terroristas. Al parecer Carod es simpatizante del Partido Laborista Israelí, y en alguna de sus conferencias electorales para las elecciones autonómicas del 2006 había invitado a varios embajadores en­tre los que se hallaba el de Israel. Bernat Joan, eurodiputado ultranacionalista de ERC, sin declararse sionista, defiende tesis sionistas y norteamericanas cuando “de­nuncia” en su blog el asesinato del Primer ministro libanés Hariri, pro-israelí, como una conspiración de Siria e Irán, países a los que acusa de querer colonizar el Líbano. Para Josep Huguet, exconseller de la Generalitat «en el pensamiento de secto­res radicales del españolismo, los catalanes ocupamos el lugar de los judíos».

Rosa Bonàs, una voz valiente

Rosa Bonàs, diputada al Parlamento espa­ñol por ERC es una de las valientes excep­ciones dentro del panorama nacionalista catalán. Su mérito es mucho mayor por el hecho de estar casada con un israelí, tener hijos de esa nacionalidad y haber pasado varios años viviendo en Israel, país del que tuvo que huir, como ella misma explica: «A medida que se iban multiplicando los asentamientos en Gaza y Cisjordania, el Ejército para la Defensa de Israel se con­virtió en un ejercito de ocupación con todo lo que ello implica. (...) en 1989, nuestro hijo tenía ya 10 años, fuimos conscientes de que aquel niño tenía ante sí dos opcio­nes: ser soldado de un ejército de ocupa­ción o pasar su juventud en la cárcel, como tantos amigos que se negaron a servir en los territorios ocupados». Rosa Bonàs, que pide respeto para el pueblo palestino y defiende su derecho a vivir en un Estado viable, tiene un amplio historial de lucha por la paz desde hace décadas y no ha du­dado en sumarse en iniciativas a favor del pueblo palestino.

Carod Rovira se arrodilla ante el sionis­mo

Paisaje hebreo y abanderado ebrio ... de contento
Rosa Bonàs estuvo en el ojo del huracán sionista cuando hizo una proposición al Congreso junto a Puigcercòs pidiendo la suspensión de todas las ayudas del Estado español hacia Israel, incluyendo todo tipo de cooperación cultural en protesta por la política genocida de Ariel Sharón y contra la ocupación de los territorios palestinos de Gaza y Cisjordania, justo en las fechas en las que Carod y Maragall realizaban el homenaje a Rabin. Esto levantó las protes­tas airadas de la Embajada de Israel, de la comunidad israelí en España, el odio vis­ceral de Pilar Rahola, y las acusaciones au­tomáticas de antisemitismo.

Rosa Bonàs se defendió calificando a Rahola de «portavoz de Sharon». Carod zanjó el tema sometién­dose al sionismo, pidiendo perdón en una carta en la que calificaba la iniciativa de Rosa Bonàs «como un error político grave que, además, no es coherente de ninguna manera con mis propias convicciones (...) Estas y otras consideraciones las he plan­teado, personalmente, a los responsables del Grupo Parlamentario de ERC en Ma­drid, así como a los representantes diplo­máticos del Estado de Israel en España. (...) Nuestro rechazo sin paliativos al te­rrorismo, nuestro reconocimiento incues­tionable al derecho a la defensa del Esta­do de Israel». Carod Rovira acaba su patética carta reconociendo el derecho a la existencia de un Estado palestino. ¡Fal­taría más!

EL INDEPENDENTISMO EXTRA­PARLAMENTARIO

Aunque la mayoría de grupos extrapar­lamentarios independentistas se sitúan frente a los crímenes sionistas y en defen­sa de la causa árabe, el sionismo también influye en algunas de estas fuerzas políti­cas. Toni Gisbert, dirigente del Partit So­cialista d’Alliberament Nacional (PSAN), responsable de de Acció Cultural del País Valencià y marido de Nuria Cadenas (in­dependentista encarcelada durante años), identifica judaísmo y catalanismo en un es­crito lleno de manipulación histórica, verdadero homenaje al nacionalismo de sangre: «Los puntos en común con las reflexiones del judaísmo son notables (...) una parte importante de nuestro pueblo reclama, como lo reclama una parte im­portante del judaísmo, un hogar nacional propio. (...) Un territorio donde no somos los únicos que estamos: igual que los ju­díos, hemos sido convertidos en minoría en algunas parcelas de nuestra propia tierra por siglos de ocupación. Pero como ellos, hemos vivido ininterrumpidamente desde nuestro nacimiento como pueblo. (...) Tampoco renunciamos a las parcelas donde somos minoría: porque para noso­tros la tierra tiene valor por ella misma, nos identifica y cohesiona.»

Este es el panorama del sionismo en Ca­taluña, una fuerza que ha encontrado una sólida base de apoyo entre una buena par­te del nacionalismo catalán, dispuesto a transigir con cualquier brutalidad de Is­rael a cambio de fortalecer las posiciones de la burguesía catalana.

(Fuente: Kaos en la Red)

14 comentarios:

  1. Solo hay que ver que ELS SEGADORS, himno de qataruña , es clavado a una oración judia cantada, os pongo un enlace con el comentario de Rafapal y la documentación audiovisual pertinente, los hechos son los hechos
    http://www.rafapal.com/?p=22949

    ResponderEliminar
  2. ¿Qataruña? Por favor, lávate bien la boca antes de nombrar a mi patria de ese modo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, que no nos metan a todos los catalanes en el mismo saco. Que la unos cuantos seáis unos traidores no implica que todos lo seamos (¿has dicho patria? me descojono...). Es impresionante como alguien puede llegar a modificar la historia, pero peor aún que haya gente que se lo trague!! ¿Cómo era eso que decía Rafael Casanovas? Ah, sí: "Todos como verdaderos hijos de la Patria, amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados, a fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España"
      Saludos ¿catasionista? jajajaja

      Eliminar
    2. Añado que estoy en contra 100% de la monarquía y del sistema actual (tanto bipartidismo como la estafa del capitalismo). También comentar que España entera está corrupta hasta los topes, aunque hace poco en Europa (de la que también estoy en contra tal y como está diseñada) sacaron un documento diciendo que la región con más corrupción es...Cataluña (algo tendrá que ver el hecho de que CIU haya estado taaaaantos años en el poder, supongo)!!! Independizémonos para cambiar...¿el qué? (http://www.youtube.com/watch?v=ICblo2Zbz9s, este vídeo hace mucha pupa al "nacionalismo" catalán). "Nacionalismo" porque NUNCA ha existido tal nación (en todo caso CONDADO de Barcelona, que no Cataluña). También supongo que ayudar al resto (cierto es que tanto Andaluces como Extremeños -políticos, no ciudadanos- se han aprovechado de nosotros, pero se puede remediar eso en vez de simplemente largarnos)... ¿para qué si podemos mirar SÓLO por nosotros mismos?. Quines coses que te la vida tu..

      Eliminar
  3. El triángulo de la estelada no tiene nada, pero nada que ver con la bandera palestina. El artículo y los comentarios son de un nivel de analfabetismo clamoroso. Pero lo más patético es ese tono "investigativo", de quien descubre algo... que está encima de la mesa, claramente expuesto y reconocido. Israel es un modelo y una inspiración sobre todo por esa firme voluntad de existir y ganar. Esperamos que sea uno de los primeros estados que nos reconozca.

    ResponderEliminar
  4. Cosas que sí tiene que ver un triángulo con otro triángulo: tres lados, tres ángulos y tres vértices. Si además ambos son rectángulos e isósceles (los de la palestina y la estelada lo son), más parecido aún. Y además cumplen el teorema de Pitágoras, ... ¡Cuánto parecido, y cuán poco sentido del humor respecto a comentarios que solo pretenden ser irónicos!

    Además de "vuestro" -ya que usas el plural, aunque conozco nacionalistas catalanes que se abochornarían de tu compañía- delirio de "pueblo elegido en segunda posición", los nazionalistas extremos caéis siempre en una solemnidad que echa de espaldas. Eso al margen de que idealizar un estado racista, terrorista y que desprecia a los no-judíos como impuros os deja a la altura del betún. A tí y a los que te secunden, a quienes, por cierto, quien debería reconocer no es el estado sionista, sino el psiquiatra.

    Feliz día, y recuerdos a la asociación "Soy goyim y estoy orgulloso de serlo"..

    ResponderEliminar
  5. Vaya, me contesta al autor del panfleto en persona. No idealizo nada, mermado, y de solemne nada, que no me conoces. Tu razonamiento asociando triángulos en tanto que triángulos es el del chimpancé en el laboratorio. La estelada se la inventó hace cien años un señor catalán de paso por Cuba y Puerto Rico Escribir un blog y no saber de qué se habla sólo significa que tu vida es una mierda y lo sabes. Pero cada uno se desahoga como puede...

    ResponderEliminar
  6. Lo único que demuestras en tu réplica es tu última aseveración. En cuanto a que no idealizas nada, quizá quieras decir que quien lo hace es la provinciana masonería de tu ex-condado, cuyo dictado sigues sin ningún sentido crítico. Eso sí, no te hagas el misterioso respecto a que no te conozco; "por sus obras los conoceréis", dice el Evangelio, y te estás retratando a las mil maravillas. Tú pretendes saber cómo es mi vida -una mierda, dices, sin reparar en que tal vez también tenga mentalidad de mosca golosa-, pero lo que no puedes deducir es que me tenga por inferior a nadie, algo que tú proclamas a los cuatro vientos, quizá demasiado afectado por el mistral, en concreto.

    Gracias por tu tiempo, don Solemne, y por ese epíteto de "mermado" que voy a imprimir y enmarcar cuando el lunes abran los comercios.

    ResponderEliminar
  7. El problema es que escribes sin saber de lo que escribes y estás molesto cuando alguien te llama ignorante, y te aseguro que te entiendo. Pero desaprovechas otra oportunidad de callarte, y amplías tu tontería ignorante a la masonería (!) de mi excondado (!?). Eres como el tonto del ejemplo clásico, que mira el dedo cuando se señala la luna, y así te quedas en la primera acepción de las palabras. Explicarle a un indocumentado que no sabe ni de donde viene lo que critica lo que fue el Estado catalán, eso sí que sería una pérdida de tiempo. Gracias a ti por la diversión, majete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que reconozcas que entiendes la ignorancia. Se te adivina a distancia un master "cum laude" en la materia. Sobre todo con tu sorpresa al referirme a ese dominio de la corona de Aragón que era el condado de Barcelona, germen (infeccioso) de los "paissos catalans" que reivindicáis los que habéis asumido que "el nacionalismo es egoísmo en masa", pero sois tan guays que eso no es problema.

      Vista tu generosidad en cuanto a didactismo, te agradecería que me aclararas lo que fue el Estado catalán, suponiendo que te refieras a algo más sólido que al oportunista experimento de Companys cuando decidió que en el río revuelto de la Guerra (In)civil él no estaba obligado a lealtad ninguna hacia la República y buscó su ganancia de pescador insolidario. Si no hay otra cosa que explicar, entiendo lo de la "pérdida de tiempo". Es un truco bastante manido cuando uno se queda sin argumentos.

      En cuanto al "tonto" que mira el dedo cuando el sabio señala la luna, ten presente que si éste tiene las uñas limpias, aquel verá nuestro satélite reflejado en ellas. ¿A que eso no se te había ocurrido? Me temo, amigo cata-sionista, que te quedas en la primera interpretación de las alegorías.

      Shalom, acomplejado. La diversión es mutua.

      Eliminar
  8. Uy, ya cerraste los comentaros, españolito cobarde e ignorante.

    ResponderEliminar
  9. Retiro lo de cobarde, lo cambio a inconsciente, porque veo que persistes en tu exhibición de ignorancia. En el caso (improbable) de que alguien lea esto, recordemos que seguims en esto porque te molesta que un lector ponga en evidencia que escribes sin saber de que hablas, esto es que la estelada de los independentistas no tiene nada que ver con la bandera palestina. Hasta cierto punto es lógico que lo hagas. Lógico: lo que quiero decir es que no me sorprendre. Al fin y al cabo esto no es más que el blog de un pobre diablo que ni se atreve a dar la cara, para repetir la misma papilla odio mil veces dicha y escrita en otros foros. Rigor intelectual y un mínimo de decencia es lo último que se puede esperar de alguien como tu. Fíjate que dije "te" entiendo, te entiendo a ti, y no a la ignorancia. El pronombre es claro, por lo visto tu comprensión lectora es lo que flojea. Aunque no creo, porque no se puede ser tan idiota: simplemente deformas lo que digo de la forma más zafia. Argumentos tengo más de los que puede asimilar un tipo como tu, pero con semianalfabetos anónimos no se discute. Que te den, mermado.

    ResponderEliminar

  10. Vaya, empiezas a rectificar, lo cual es propio de sabios ... equivocados, aunque sigues con tu fijación con un pie de foto que, como es mi costumbre, quita hierro y pone humor al contenido de un artículo que tú mismo reconoces veraz en tu primer comentario.

    O eso, o que como los malos estudiantes solo miras las ilustraciones.

    En otro orden de cosas, tu nivel de coherencia es digno de Calígula en sus días más inspirados, acusándome de que "no me atrevo a dar la cara" mientras tú sigues pontificando anónimamente.

    Celebro que empieces a denunciar mis trucos, tengo más que un cargamento de monos. Los argumentos los he expuesto en el artículo. Sí puedes entenderlos, regálate un pin, y si no, aplico tu cómodo "con semianalfabetos anónimos no se discute".

    Que tinguis un bon dia.

    ResponderEliminar