sábado, 22 de febrero de 2014

LA ÉLITE SIONISTA BUSCA DERROCAR GOBIERNOS LEGÍTIMOS MEDIANTE FALSAS REVOLUCIONES "BLANDAS"


Terrorismo callejero ultra-violento, activistas entrenados en campos de la OTAN, infiltración de agentes de alto nivel de la CIA tirando de los hilos entre bambalinas, ... y la hipócrita complacencia de los medios de comunicación occidentales -los mismos que condenan la "kale borroka" o la protesta de los vecinos de Gamonal- ensalzando el terrorismo al servicio de los intereses económicos de quienes ya sabemos como si se tratase de algo heróico.

Lo vimos hace una década en el norte de Africa (Túnez, Libia y Egipto), así como en Siria, y vuelve a repetirse en Ucrania y en Venezuela. Gobiernos legítimos son acusados de reprimir a manifestantes nada espontáneos -más bien, hablamos de mercenarios pagados- e instados a poner entre paréntesis la legalidad para permitir, de un modo absolutamente suicida, la acción de los golpistas. Leíamos ayer en medios pro-OTAN como "El País" que la Casa Blanca exige al presidente electo Yanukóvich la retirada de la policía del centro de Kiev, en una injerencia que ningún país soberano -entiéndase, no sometido al chantaje de Washington- aceptaría. Sencillamente, se trata de sustituir el principio de legalidad por el de la fuerza. Y con éxito, según se desprende de las últimas noticias que nos llegan de Ucrania.


Asistimos a un aquelarre que ya no tiene nada de inaudito, sino que escenifica el gran hallazgo de la Élite sionista en este siglo XXI: la posibilidad de derrocar a un gobierno democrático sin usar de la invasión militar, sino solamente movilizando a una supuesta "oposición" que, frente a las reglas del juego político, toma las armas y embiste contra el estado desafecto. Llamar al terrorismo puro y duro "revolución" es seguir el juego a la propaganda "Illuminati": Kiev es hoy un hervidero de miembros de Al-Quaeda y activistas chechenos, pero los medios occidentales en vez de denunciar a estos supuestos "enemigos de Occidente" -financiados por los E.E.U.U.-  siguen contándonos la absurda cantinela de que los extremistas que atacan con armas de fuego a la policía son idealistas deseosos de integrarse en la U.E.



¿Que Obama y Merkel querían el fin de la violencia en Ucrania? Más fácil no lo podían tener: hubiera bastado que ordenaran a sus "revolucionarios" a sueldo que cesaran en la desestabilización de la ex-república soviética. Su hipócrita "preocupación" no era más que la puesta en escena de lo que el guión de sus amos exige. La matanza ha durado hasta obtener los objetivos que la desencadenaron.

Entretanto va desapareciendo de YouTube el video en que se explica la estrategia que Gene Sharp recomienda aplicar para derrocar gobiernos en cinco pasos, no sea que a alguien despierto le de por sumar dos y dos. Lo enlazo de la página de RT, donde aún permanece, con la sospecha de que tal vez no durará mucho:



El guión se está aplicando en Ucrania y en Siria, y, tras haber fracasado hace doce años contra Chávez en Venezuela, es el que pretende descabalgar del poder a su sucesor, Maduro. Todo apesta a engaño. El diabólico Obama pretende apuntarse el tanto que no consiguió su predecesor, el tarado de George Bush Jr.

"Reciclaje" de imágenes de Siria para indignar a la opinión pública:
a los muertos de Aleppo ahora se les hace pasar por los
-inexistentes- estudiantes muertos en Venezuela.


(posesodegerasa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario