jueves, 6 de febrero de 2014

INFORMATIVOS "MADE IN SPAIN": MANIPULACIÓN Y TELEDELIRIO


Semana a semana los telediarios pierden espectadores que huyen de unos informativos que retratan una realidad edulcorada, en la que desaparecen o se pasa de puntillas por las noticias que perjudican al gobierno, que no explican ni abordan en profundidad los problemas del país, y que huyen del contexto… y, sobre todo, del periodismo. Los telediarios se desangran entre la manipulación y la mediocridad, ente la indiferencia de cientos de miles de espectadores que han cambiado de canal, y las críticas que inundan las redes sociales todas las semanas. La televisión impúdica pública más que un espejo de la realidad es un cristal opaco que oculta más de lo que refleja.

Este 2014, el magazine Elplural.com estrena los TELEDELIRIOS, una sección en la que mes a mes, repasaremos la peculiar visión de la realidad que tienen los informativos que Somoano ha conseguido hundir en apenas un año y medio.

Enero fue el mes de la imputación de la infanta Cristina, las protestas en el barrio de Gamonal, el varapalo de la justicia a la privatización de la sanidad madrileña o el del nacimiento de un nuevo partido (aún más) a la derecha del PP.

Primer teledelirio: la disfuncional ideal Familia Real

Si empezamos por los problemas “Reales”, el 5 de enero los telediarios ya demostraron que arrancan 2014 ‘sin complejos’, al servicio del poder. Cuando todo el mundo destacaba los problemas de un rey vacilante en el discurso de la Pascua Militar , el telediario de las 3 no hizo la mínima mención. Eso ocurría solo unas horas despues de que la propia TVE, a traves del Canal 24h, y en directo , ofreciese el discurso íntegro del monarca. A las 9, viendo la enorme polémica generada, se incluyó una referencia en la noticia, pero ninguna mención destacada, como sí hicieron el resto de los principales medios de este país.

En el asunto de la imputación de la Infanta una vez más los informativos se colocaron del lado de la Casa Real, como les contamos en este periódico . Mientras los telediarios, elaboraban una pieza centrando todas las críticas en el juez, Informe Semanal asumía textualmente los argumentos de la defensa de la Infanta, diciendo que acudía a declarar por deseo propio. No porque la hubiera citado un juez Castro, como se encargó de recalcar el propio magistrado, sino vo-lun-ta-ria-men-te.

Tanto fervor monárquico llevó a Somoano a uno de los momentos más teledelirantes del mes: la emisión en directo en el TD del día 4 de una conexión con el rey…Melchor. Claro que no era un Melchor cualquiera, se trataba, no podía ser de otra manera, de un Melchor del PP, más en concreto un Melchor del equipo de Ana Botella.

Segundo teledelirio: Gamonal, Burgos ta askatusuna

Las protestas del burgalés barrio de Gamonal se merecen el segundo párrafo de este análisis ¿Por qué se manifestaban los vecinos en este barrio de Burgos? Viendo los telediarios era imposible saberlo. Más allá de que había actos violentos, provocados según el Gobierno por agitadores externos, nada se aclaraba en los informativos de TVE. En los primeros días se primaron las imágenes de violencia y las referencias a los disturbios y a los detenidos, mientras se ‘ocultaban’ las razones de las quejas de los vecinos, los precios desorbitados de los parking privados que se querían construir ni se mencionaba, claro, quien era el polémico constructor interesado. Mucho menos, claro, quiénes son los muy poderosos amigos (un expresidenta y la alcaldesa de una capital de reino) de ese constructor interesado cuyo apellido empieza por ‘Mén’ y acaba por ‘dez’.

Tanto empeñó tuvieron Somoano y compañía en mostrar fuego y contenedores quemados que como si fueran de Gamonal se ‘colaron’ en los telediarios unas imágenes de disturbios que no eran de Burgos sino de Lasarte en Madrid.

Pero parecería que el afán por mostrar solo los incidentes violentos en Gamonal no se limitaron al tratamiento de los telediarios. Lo peor fue el que dio La Mañana a este asunto, donde Mariló Montero  y su cohorte de tertulianos excepto Fernando Onega acosaron al portavoz de vecinos que osó discutir las obras.



Y para respetar la “coherencia editorial”, RNE. En una conexión en directo, un vecino tuvo que interrumpir a un periodista de RNE para decirle que mentía cuando aseguraba que se habían destruido comercios.



Tercer teledelirio: Las "colas" fugaces, como pompas de jabón

Como decimos las noticias incómodas para el PP, o desaparecen o aparecen contadas fugazmente, en breves segundos, sin contexto ni datos o detalles importantes. Son las famosas ‘colas’ de los Telediarios. La orden de Somoano y de su segundo, Gilgado, que cumplen eficazmente los editores de los telediarios consiste en no encargar piezas completas elaboradas a los redactores, sino que se piden textos cortos -las colas- que leen directamente los presentadores.

 Según han explicado a ELPURAL.COM fuentes de la redacción, “las colas de Somoano” tienen varios objetivos. Por un lado, al ser más escasa la información, se evita entrar en profundidades de la noticia ‘incómoda’, por la que se puede pasar fugazmente. Se evita así incluir declaraciones, por supuesto las críticas de la oposición y mucho menos de las asociaciones ciudadanas, que han sido prácticamente eliminados del telediario. Por otro lado, los textos de las colas, aunque las escribe un redacto, quedan bajo el escrutinio final del editor del telediario, que los puede cambiar a última hora, bien para acortarlos o manipularlos, sin tener que enfrentarse a discusiones con el periodista. Además, ya menudean mucho las ocasiones en las que los redactores, ante la manipulación de sus textos, se niegan a firmar las noticias, amparados en el estatuto de RTVE. Y para evitar esas noticias sin firma… la ‘política adoptada’ es: noticia a manipular, transformarla en cola.

Hay quien dice que de tanta cola, a SOMOANO se le olvidó subirse la bragueta presentando “La Noche de… Revelando a Dalí” uno de los programas especiales en los que ahora chupa cámara da la cara de tiempo en tiempo.

Gesto surrealista en homenaje a Daaaaaaaaaalííííí

Cuarto Teledelirio: El "sobrecogedor" Bárcenas.

El caso Barcenas es el paradigma de esa minimización. Rajoy y Soraya han ‘dado orden’ de poner sordina al caso de corrupción que ha hundido al PP en las encuestas (Pedro J. parece que sabe algo de ello), y eso para Somoano significa, como acabamos de explicar, que ese asunto va “en colas” y lejos de los titulares y los primeros minutos del informativo. Exacto, lo más escondido posible.

De los muchos ejemplos, el más llamativo es el del día 20 pasado, cuando Barcenas entregó nueva documentación que implicaba al ex tesoro Álvaro Lapuerta, portada de todos los grandes diarios en prensa y digitales, e informativos de televisión y radio, que el telediario de las 3 relegó ¡al minuto 23!, y al que apenas dedicó veintiún segundos. Tiempo, por cierto, en el que se les olvidó mencionar que el destinarío de esos presuntos pagos era la empresa de Jiménez Losantos, Libertad Digital. Empresa muy querida para algún nuevo alto cargo de la redacción de TVE.

Quinto Teledelirio: Cospedal y cónyuge

Además de Bárcenas, la otra gran línea roja para la dirección de Informativos de la televisión pública es Cospedal. O mejor, Cospedal y marido. Que el TSJ de Castilla ‘la mancha’, ni palabra; que se mete en un lío criticando a los que protestaron contra la política antiterrorista del PP, ni rastro de sus declaraciones; que la fiscalía investiga el contrato en diferido de su marido en Liberbank, ni palabra hasta que ella habla del tema, aunque sea para decir que es un asunto privado. Por cierto, que este jueves pasado quien le preguntó por el tema en Los Desayunos no fue la periodista de TVE, sino uno de los invitados ¿Imaginan una situación así posible con Ana Pastor?

Sexto Teledelirio: Crisis, what crisis?

Y qué decir de la crisis interna que vive el PP. Ya lo dijo Rajoy en su reunión de este mes con la cúpula del partido: ahora sólo toca hablar de recuperación económica. Y Echenique y Somoano, obediencia debida, multiplicando las señales positivas en los informativos, y esquivando las quejas y críticas sociales.

Aunque igual que los barones se rebelaron contra Rajoy e impusieron el debate sobre la reforma del aborto, no es menos cierto que la redacción de Torrespaña ha plantado cara en numerosas ocasiones para intentar contar la polémica interna del PP que los editores pretendían evitar. El anuncio de que iba a nacer un partido a la derecha del PP, crítico con la política antiterrorista y territorial, no apareció en los telediarios hasta el mismo día de la rueda de prensa de Ortega Lara, y lo hizo, cómo no…, en colas. Eso sí, con el añadido de una declaración de Ortega Lara, aunque cuidadosamente aislada para que no tuviera contexto, ni se pusiera en relación con la política que hizo Rajoy en la oposición…

Lo mismo ha ocurrido esta última semana de enero, donde la marcha de Vidal Quadras, la renuncia de Mayor Oreja y el plantón de Aznar a la convención del PP de este fin de semana, han aparecido de forma breve y sin ahondar en las tensiones internas del PP. Para los espectadores de TVE, la renuncia de Mayor Oreja ha sido por razones personales, y lo de Aznar sólo por motivos de agenda.

Séptimo Teledelirio: las guerras intestinas del PP o lo que se sufre sin Activia

Según relatan fuentes de la propia redacción de TVE, las divisiones internas en el PP se reproducen también en los telediarios (http://www.meneame.net/story/marilo-montero-puede-ver-envuelta-lio-entre-peperos-tve-informe) y de eso se han podido ver numerosos ejemplos a lo largo del mes. Lo que en el telediario de las 3 no existe o se minimiza, a las 9 se corrige y se amplía algo más. Así, los balbuceos del rey, inexistentes a las 3, aparecieron a las 9. O en el mismo caso Bárcenas, los documentos de los que no decían nada y pasaron de puntillas a las 3, ya aparecieron en los titulares a las 9.
Buscando explicaciones, algunas fuentes señalan como clave la presencia de Ana Blanco en el telediario de la noche, ya que esta periodista se muestra mucho menos dispuesta a ‘tragar’ que Pilar García Muñiz al mediodía. Otras fuentes van más allá, y señalan a los editores y a la existencia de un pulso interno en la dirección.

La editora del telediario de la noche, María Eizaguirre, fue fichada directamente de la radio por Julio Somoano cuando aterrizó en los informativos hace año y medio y representa, como él, la llamada ‘vía Soraya’. Una ‘corriente ideológica’ de la manipulación que impulsan la vicepresidenta y la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, a través del Presidente de la corporación y el director de informativos, y cuya línea básica es: huye de las polémicas y busca la manipulación más discreta en los telediarios. El ‘otro alma’ del PP, la vía más burda, la que siempre se ha conocido como ‘vía sin complejos’, que encarnan Jenaro Castro y su Informe Semanal, esta conquistando los telediarios a través del TD1 por medio del subdirector Gilgado. En Génova gusta más esta forma de ‘pensamiento’.

En esta batalla puede resultar clave el nombramiento del nuevo jefe de Política, del que ya les hemos informado de manera abundante en ELPLURAL.COM , hombre de línea dura, y que está estrechando lazos con Gilgado. Además cumple con un papel fundamental para el equipo de Telemadrid que desembarcó en TVE: reforzar la conexión con la comunidad de Madrid y su presidente Ignacio González, cuyos problemas de ático apenas existen, y que ha sido vencido esta semana por la justicia y la ‘marea blanca’, una marcha atrás contada, por cierto, en el telediario de las 9 del lunes 27, sin que se pudieran escuchar las voces de los médicos o los líderes que protestaban contra la privatización ni, desde luego, un video recordatorio con las imágenes de lo que luchó la ‘marea blanca’ hasta llegar a su victoria.

ELPLURAL.COM invita a los lectores a colaborar aportando todas aquellas noticias que sientan que han sido manipuladas en una televisión a la dirección: contacto@elplural.com

(Fuente: http://www.elplural.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada