viernes, 21 de febrero de 2014

CARTA ABIERTA A LA AGENCIA TRIBUTARIA




a :
Rosa María Prieto del Rey
Subdirectora General de Técnica Tributaria
Calle Infanta Mercedes, 37
28020 Madrid

Madrid, 18 de febrero de 2014

Estimada Señora,

A pesar de que su contestación aparenta justificar las decisiones de la Agencia Tributaria como buenas para el contribuyente y para el Ministerio fiscal, Ud. como yo sabemos, como lo sabe todo el pueblo español, que la política tributaria tan sólo busca despedir al mayor número de trabajadores en todas las administraciones mientras aumenta el control fiscal y los impuestos sobre el ciudadano medio, el que trabaja, mientras que los que se dedican a especular, las grandes fortunas, las grandes empresas y los bancos, tienen un escandaloso trato de favor, basta recordar simplemente los SICAV y su incomprensible 1% de contribución que los convierte en un paraíso fiscal pero dentro de nuestro país y además, “legal”. Si el Ministerio Fiscal velara de verdad por eso que Ud, llama “lucha eficaz contra el fraude fiscal”, los SICAV no existirían y el BBVA no hubiera pagado su deuda con Hacienda de 26 millones de euros con 40 bodegones mediocres que le proporcionó el corrupto Señor Naseiro. Si no sabe a qué me refiero, aunque debería saberlo pues es de su incumbencia mucho más que de la mía, le remito al artículo titulado “El besugo deBárcenas” del blog NO MORIR IDIOTA.

Con esto quiero decirle que Ud. como yo y como todos los españoles sabemos que las leyes pueden ser legales pero injustas y moralmente ilegítimas, y pueden ser aplicadas a pesar de ser inconstitucionales. En estos últimos años lo hemos podido comprobar una y otra vez con casi un centenar de nuevas leyes represivas impuestas por decreto y cuya constitucionalidad es más que dudosa.

Comprendo que este es su trabajo: mentir, una y otra vez. A Ud. le pagan para mentir, mentir para encubrir a sus jefes, los que desde arriba le ordenan hacer cosas con las que Ud. probablemente, y espero, no está de acuerdo. ¿Puede Ud. dormir tranquila cuando me dice que estas medidas están tomadas para luchar eficazmente contra el fraude fiscal? O a lo mejor se cree que somos tontos.

Porque son sus compañeros más decentes, los mismos inspectores de Hacienda, los que no paran de decirle al Ministro Montoro que el 70% del fraude se encuentra entre las grandes fortunas, las grandes empresas y los bancos y no entre los pequeños trabajadores que apenas llegamos a fin de mes y que estamos trabajando para el Estado que se queda, en mi caso, con el 42% de mi facturación, sí, 21% de IVA más el 21% de IRPF, y yo soy autónoma, mileurista, y a pesar de cotizar, no tengo paro, ni tendré jubilación pues nunca llegaré a cotizar lo suficiente. Mientras que Ud., haga bien o mal su trabajo, tiene el sueldo garantizado, tendrá su pensión porque le pagan con dinero público, es decir con MI dinero, por mentir y engañar al ciudadano y encubrir a los verdaderos defraudadores. Qué vergüenza.

Señora Prieto, por favor, soy pobre pero no imbécil. Dígales a sus superiores que no cuela, que su escrito tipo a lo mejor les parece serio y convincente pero es un insulto a la decencia y a la ciudadanía. El obligar a los contribuyentes a declarar el IVA por vía telemática supone que yo debo contratar y pagar a un gestor, pues aunque no soy estúpida, no he conseguido hacerlo yo sola, y eso que lo he intentado varias veces, y con ayuda de varias personas, todas ellas universitarias.

Si esta decisión fuera tan estupenda, el defensor del pueblo de Andalucía no hubiera solicitado se retire tras la avalancha de quejas recibidas.

Por favor, Señora Prieto, deje de mentir. Le ruego haga su trabajo, vele porque el sistema impositivo sea justo para todos y haga lo necesario para que los contribuyentes que deseen “perder el tiempo” podamos hacer la declaración del IVA como antes, sin tener que contratar a un gestor fiscal. No creo que lo que le pido sea tan imposible. Inténtelo al menos. Le aseguro que dormirá mejor.

(Fuente: http://nomoriridiota.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario