jueves, 9 de enero de 2014

SE FUGA DE LA CÁRCEL Y VUELVE A LAS 20 HORAS POR EL FRÍO QUE HACÍA AFUERA



Robert Vick, un recluso de una cárcel de Kentucky, se fugó el domingo, pero volvió a la prisión por su propia voluntad. El fugado alegó, al entregarse, que no podía soportar las bajas temperaturas registradas por la ola polar que afecta Estados Unidos, y que alcanzaron los 20 grados bajo cero.

Escogió muy mal el momento para escapar de prisión: un detenido fugado de la prisión de Kentucky prefirió entregarse de nuevo a la policía para escapar así de la ola de frío polar que golpea a medio Estados Unidos. 

Robert Vick, de 42 años, fugado este domingo del centro de detención de Blackburn, se presentó en el “Sunset Motel” de Lexington el lunes al mediodía, solicitando llamar a la policía, informó a la AFP Sherelle Roberts, portavoz de la policía de esta ciudad de Kentucky, en el centro-este de Estados Unidos.

El fugado indicó claramente a la recepcionista que quería entregarse debido a las temperaturas glaciales, añadió, precisando que hacía menos de -20 grados Celsius.

Vick fue puesto en observación algunas horas “debido a su exposición al frío” y llevado a la prisión de Blackburn de nuevo, según dijo el portavoz.

Más de la mitad de Estados Unidos se ha visto asolado por una ola de frío histórica, que arrastra vientos glaciares procedentes del polo Norte.

(Fuente:  AFP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario