viernes, 24 de enero de 2014

RUÍZ GALLARDÓN, MINISTRO DE JUSTICIA, INVOLUCRADO EN LA TRAMA URDANGARÍN



La defensa de Diego Torres, ex socio de Urdangarín -duque de Palma y marido de la Infanta Cristina-, solicitó al juez instructor, José Castro, que cite a declarar al alto funcionario como testigo de la defensa.

El objetivo de Torres es demostrar que la actividad del Instituto Nóos, presidido por Urdangarín e investigado por apropiarse indebidamente seis millones de euros de fondos públicos, era “lícita”.

El escrito enviado por Torres al juez Castro incluye correos electrónicos y cartas entre los responsables del Instituto Nóos y el equipo de Alberto Ruiz Gallardón en su anterior etapa como alcalde de Madrid, así como fotos de reuniones entre Gallardón, Urdangarín y el propio Torres.

Los documentos revelan que Gallardón le ofreció a Urdangarín liderar la candidatura de olímpica de Madrid 2016, pero que éste lo rechazó.

El ofrecimiento tuvo lugar en marzo de 2006, después de que el entonces alcalde de la capital española presidiera la presentación del libro “El Patrocinio visto por sus protagonistas”, de la fundación Nóos- vinculada al ámbito deportivo- y que contó con prólogo del propio Gallardón.


En una carta, Urdangarín agradece la confianza al dirigente del PP, y si bien no acepta la propuesta le manifiesta su “absoluto apoyo” al proyecto y recomienda para la misión al piloto español Carlos Sainz, a quien Torres solicita también como testigo.

Además, en un correo electrónico de febrero de 2005, durante la fase de preparación del libro y relativo a la colaboración de Gallardón en el mismo, se menciona al señor Carlos García Revenga “de la Casa Real” como contacto “directo” del Instituto Nóos.

Según la defensa de Torres “los contactos” entre el actual ministro de Justicia y Urdangarín “tenían que ver de modo directo con el Instituto Nóos”. El ex socio del duque de Palma remarca, asimismo, que los proyectos “no tenían nada de ilícito” y que la prueba de ello es “el nivel de las personas que intervienen” y “el control que se ejercía desde las más altas instancias de nuestro país”.

Entre otros testigos que pide Torres figuran el ex ministro socialista José Montilla y el ex secretario de Estado de Deporte, Jaime Lissavetzky, también del PSOE.


Recordemos que en el caso también está imputada la infanta Cristina, esposa de Urdangarín, a quien el juez acusa de blanqueo de capitales y evasión fiscal, en su condición de copropietaria de la sociedad Aizoon, creada, según el magistrado, para desviar un millón de euros de dinero público. En un gesto nada imparcial, Ruíz Gallardón ha defendido la presunción de inocencia de la infanta, siguiendo la línea marcada por el presidente del gobierno, quien directamente -y desvergonzadamente- ha afirmado que a la acusada "le irá bien".

Ya se encargará él ...

(Fuente: LibreRed)


No hay comentarios:

Publicar un comentario