martes, 14 de enero de 2014

CAJA MADRID PERDONÓ MÁS DE 16 MILLONES DE EUROS AL PP Y AL PSOE



Caja Madrid perdonó al PSOE y al PP más de 16 millones de euros que debían a la caja de ahorros, según revela un informe titulado 'Partidos políticos. Sindicatos (estimación de quitas)', que fue remitido a Miguel Blesa en 2005 por Matías Amat. La entidad financiera realizó quitas del 79% y 72%, respectivamente, a los créditos que los dos principales partidos habían pedido a mediados de los 80.

El PSOE pidió un préstamo a Caja Madrid entre 1985 y 1987 por un importe total de 2,94 millones de euros, convirtiéndose en moroso de la entidad en 1988, situación que se mantuvo hasta 1997. Los intereses se dispararon hasta los 15,41 millones de euros. Entonces los socialistas pagaron 3,16 millones y la caja perdonó el resto de su deuda (un 79%).

El PP pidió un crédito de 1,34 millones entre 1985 y 1986 y se conviritó en moroso de Caja Madrid en 1986. La situación se mantuvo hasta 1994. Los intereses habían situado la deuda en 5,94 millones, de los que el partido que entonces lideraba José María Aznar devolvió 1,62 millones. La entidad financiera condonó el 72% de la deuda de la organización.

En el caso de Centro Democrático y Social (CDS), la caja de ahorros le dio un préstamo de 2,1 millones. La organización, morosa desde 1993, jamás realizó ningún pago. "Se llevó a fallido en 1998", matiza el informe interno de la entidad, que también hace referencia al sindicato UGT, al que concedió un crédito que se refinanció hasta los 4,33 millones. En la fecha del informe -2005- Caja Madrid señala que quedan por amortizar 2,3 millones. En el caso de la organización de los trabajadores, la entidad apunta que "no ha habido quita".

Otra de las referencias a la financiación de los partidos políticos se refiere a Izquierda Unida y se encuentra en un correo electrónico enviado a Miguel Blesa por su lugarteniente Matías Amat en julio de 2005. Izquierda Unida hace una propuesta para la "negociación de los impagos", en la que plantea una quita de 125.000 euros y la posibilidad de refinanciar a dos años el capital vencido de un préstamo hipotecario (349.000 euros). "A la gente de garantías le parece una buena propuesta", explicaba Amat al presidente de la entidad financiera.

(Fuente: http://www.infolibre.es/)

Una prueba más de que fuera de ciertas logias no hay posibilidad de medrar.
Dos ex-presidentes unidos por su obediencia al capital y a la masonería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario