miércoles, 8 de enero de 2014

AL QUAEDA FORMA PARTE DE LA O.T.A.N.



Las evidencias que vinculan al primer ministro turco con Al Quaeda han sacudido el país, mostrando que la estrategia occidental en Siria, de la que Turquía ha sido punta de lanza, confirma el uso del terrorismo como principal "modus operandi" de la OTAN.

Los Estados miembros de la OTAN –que respaldaron la corriente yihadista desde su formación en la Guerra de Afganistán en 1979– sostienen que el movimiento se volvió contra la Alianza Atlántica tras la liberación de Kuwait en 1991, los ataques contra las embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania en 1998 y los atentados del 11-S. Sin embargo, admiten la colaboración con la organización terrorista en Libia y Siria, algo que contradice el discurso atlantista y toda la retórica norteamericana de la "guerra contra el terrorismo". Uno no suele colaborar con enemigos que han jurado destruirle, enemigos irreconciliables de las libertades y el modo de vida occidental y toda esa cantinela de la política exterior de Bush heredada por Obama. Cantinela un tanto dudosa, dado que el amor al petrodólar había hecho de los petroleros tejanos y del millonario árabe Bin Laden colaboradores en diversos negocios, algunos difíciles de imaginar para el ciudadano medio.

El escándalo que actualmente agita Turquía (se ha revelado que el buscado banquero de la red internacional terrorista, Yasin al-Qadi, era amigo personal tanto del exvicepresidente norteamericano Dick Cheney, como del primer ministro de Turquía Recep Tayyip Erdogan) muestra que Al Qaeda siempre ha estado de parte de la OTAN.

El "terrorista" al-Qadi surcaba el espació aéreo turco, a pesar de las sanciones de la ONU, en un avión privado y visitó a Erdogan al menos 4 veces en 2012, aterrizando en el aeropuerto de reserva de Estambul, donde le recibía el jefe de la guardia personal del primer ministro turco. Tan alto anfitrión introducía al huésped en el territorio nacional sin pasar por la aduana. Estos hechos fueron revelados por la Policía y los órganos judiciales de Turquía, que también indicaron que Yasin al-Qadi junto con Erdogan habían montado un amplio sistema para financiar a Al Qaeda en Siria.

Simultáneamente con la divulgación de este doble juego del primer ministro Erdogan, la Policía turca detuvo al lado de la frontera siria un camión con armas destinadas a Al Qaeda.

Las personas que acompañaban el cargamento afirmaron que el envío fue efectuado por una agrupación "humanitaria" turca del movimiento de los Hermanos Musulmanes, añadiendo que eran agentes del Gobierno en pleno cumplimiento de una misión especial. Finalmente, el gobernador corroboró que se trataba de una operación clandestina de los servicios secretos de Turquía y ordenó que el camión continuara su camino.

Si se pudiera demostrar que la mayoría de los jefes de la OTAN ignoran su apoyo a la red terrorista internacional, habría que admitir, de la misma manera, que la Alianza Atlántica podría ser el mayor responsable del terrorismo en el mundo.

(Fuente: RT)

No hay comentarios:

Publicar un comentario