sábado, 28 de diciembre de 2013

ESPAÑA: SINIESTRA PROLIFERACIÓN DE IMÁGENES DEL NIÑO JESÚS HACIENDO "BALCONING"


Una de las más estupefacientes imágenes que le asaltan al paseante atento en este periodo del año es la de esos estandartes, alfombrillas, felpudos o lo que sean, que creyentes sin complejos (ni un sentido estético demasiado exigente) cuelgan del balcón con la imagen de Jesús niño impresa a todo color, casi siempre un fondo bermellón solemne como el que Goya usaba para dar realismo a su crónica del 2 de mayo.

Un juicio apresurado podría llevarnos a interpretar esa desprejuiciada exhibición como indicio del arraigo de una novedosa advocación: el Jesús del pañal milagrero, el santo niño del padre incierto, el patrón de los supervivientes de infanticidios en masa (nadie parece preguntarse por los motivos del incomprendido Herodes), ..., o de una campaña anti-abortista del Foro de la Familia.

Uno, que adolece de un primitivismo indigno de su edad, no puede evitar pensar en que han puesto al niño Jesús a curar al frío aire de diciembre cual longaniza, o, mejor aún, cual jamón 4 Jotas esperando ser cortado en finas obleas y consumido en la Eucaristía. Sólo que en este caso lo que aún no se ha producido es la matanza: el producto ha de madurar hasta la Pascua, cuando será sacrificado -en la llamada Pasión- y comenzará su distribución y consumo en las más selectas parroquias.

Y, como diría el ministro de Interior, no ponerse nerviosos, que hay hostias para todos.

¡Buen provecho!
 

Pasatiempo navideño: encuentre las siete diferencias. Nivel de dificultad: medio-bajo.



(posesodegerasa)

4 comentarios:

  1. ¿Tu inspiración provendrá de una musa o será de origen diabólico? Jajajajajajaja.

    Vale, seamos serios. Desde aquí hago una reverencia ante esas personas que más allá del consumismo tan característico de estas fechas muestran cierta inclinación por el verdadero sentido de esta fiesta, la Natividad. A pesar de ello, dudo mucho que sean capaces de mantenerse firmes en su creencia y seguro que no dejan de caer en el cinismo y desentendimiento del resto del mundo una vez pasado el jolgorio.

    ¿No sería acaso ideal que se respirase Humanidad el resto de los días del año?

    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar

  2. Querido anónimo:

    Estoy contigo en que si fuésemos seres verdaderamente conscientes no haría falta poner una fecha especial para nada; sencillamente encarnaríamos dia a dia lo importante. Por desgracia, solo nos ocupamos de lo urgente, y necesitamos que ciertas celebraciones den cuerda a nuestro corazón, que a veces se encasquilla. La "navidad" es frecuentemente "vanidad"; hay que darle la vuelta para que se torne "dádiva" ... y no es un mero juego de palabras (hasta sobra una "n").

    En cualquier caso, me alegra recibir un comentario que no tacha mis ocurrencias de frívolas, sacrílegas o irrespetuosas, y que acepta el juego en bruto que propongo.

    Otro abrazo de corazón para ti.

    ResponderEliminar
  3. La mafia es a lo que se dedica toda la vida (chupar perras); generando conflictos sociales, distracción y divisiones culturales.
    Se sabe como sacar partido al pensamiento libre. Tantas idea, tantas ideologías; cuantas más, más enfrentada con sigo misma estará la sociedad.

    ResponderEliminar
  4. Esto de sacar al niño Jesús al balcón, que el año pasado convivía con una especie de paño de cocina en la que se le veía junto a sus padres, es una reacción contra el árbol de navidad, costumbre de los bárbaros del norte que parece ser que atenta contra las "nuestras". Claro que la gente no acaba de enterarse y pone al niño en el balcón pero luego pone también el Arbol en el salón... en fin.

    ResponderEliminar