martes, 31 de diciembre de 2013

EL REMIX DE LA NOCHEVIEJA


Para despedir el año con una sonrisa, qué mejor que recordar la impresentabilidad de la regidora de Madrid, una tipa a la que le quedan grandes la alcaldía, el micro y la lengua de Cervantes, pero que nos ha proporcionado uno de los más regocijantes momentos del 2013, ése en el que supimos que nuestra parásita clase política no iba a sacar comisiones de una olimpiada hispánica. De rebote, Eurovegas se iba a tomar viento. La alegría es como para lanzarse a la pista de baile y no parar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario