jueves, 12 de diciembre de 2013

CÓMO VIVEN LAS 2170 PERSONAS MÁS RICAS DEL MUNDO



En el lifestyle de los multimillonarios apenas existen secretos: lujo, lujo, lujo… y un poco de filantropía en los ratos libres. A poder ser, en las fundaciones que lleven su propio apellido. Sus agendas se repiten año tras año con la precisión de un reloj suizo, les gusta vivir en su país de origen, y si es en la misma ciudad que los vio nacer, mejor aún. Viajan en sus propios aviones, se desplazan diariamente en helicóptero y de lo único de lo que les gusta presumir, aunque no sea verdad en casi la mitad de los casos, es de que son hombres hechos a sí mismos. Sí, hombres, porque las mujeres sólo representan el 17% de este selecto club y, casi siempre, por su rango de herederas o exmujeres.

Si los ven será en pintura y no por voluntad propia, pues aunque el arte sea una de sus mayores pasiones, los retratos no se exponen en el salón de invitados, eso los equipararía a la alta burguesía. Se trata de 2.170 personas ocultas entre los siete mil millones que poblamos la tierra. Todas ellas consideradas como multimillonarias porque ostentan fortunas superiores a los 1.000 millones de dólares (740 millones de euros), según el censo elaborado por la consultora de gestión de patrimonios Wealth-X y el banco suizo USB. En su última edición indaga sobre sus hábitos, gustos y estilos de vida de estas personas, de los que podemos obtener las seis claves que más los definen.

1.  De dónde vienen

Seis de cada diez multimillonarios amasaron su fortuna partiendo prácticamente desde cero. Es decir, son lo que el informe define como “hombres hechos a sí mismos”, mientras que el 40% restante son herederos.

2. Dónde viven

Están repartidos por todas las esquinas del planeta. Al contrario de los ricos con fortunas de tres dígitos, que prefieren mancomunarse en selectas urbanizaciones de lujo en la isla de Manhattan, los magnates que llegan a los cuatro y cinco dígitos prefieren quedarse en su país de origen o, al menos, en el que hicieron su primer negocio. Así, el informe refleja que el 75% de estas personas permanece donde nació, aunque sus negocios estén fuera de estas fronteras. Además, uno de cada cuatro sigue viviendo en la misma ciudad en la que tuvo su primer trabajo.

3. Cuáles son sus debilidades

La cotidianidad de los multimillonarios está tan marcada por el lujo que sumar un nuevo Rolls-Royce a su colección de coches antiguos no puede considerarse una debilidad. Si lo son más los yates y los jets privados que se renuevan cada temporada. De media, cada uno de los miembros de este club tiene invertidos 22 millones de dólares en yates, 16 en aviones, 14 en obras de arte y seis en otros bienes de lujo como antigüedades, joyas o coches de colección.

4. Cuál es su agenda de eventos sociales

Año a año, la agenda de las 2.170 mayores fortunas personales del planeta se repite sin apenas cambios. Las motivaciones que se esconden detrás de los eventos sociales a los que asisten son muchas y variadas, aunque las principales son su significancia política, seguida de la posibilidades de negocio (sobre todo en lo que se refiere al arte) y, en tercer lugar, su glamour. Así, el circuito anual de los multimillonarios cuenta con los siguientes puntos de referencia donde tienen sus propias residencias, yates y helipuertos para la ocasión:

-Davos (Foro Económico Mundial)
-Olimpiadas de invierno, JJOO o mundiales de fútbol
-US Masters (Golf)
-Cannes Film Festival
-Monaco Grand Prix
-Art Basel Switzerland
-Wimbledon Championships
-PGA Championships
-Clinton Global Initiative
-Frieze Art Fair London
-Melbourne Cup
-St Bart’s New Year’s Eve Celebrations

5. Cuáles son sus hobbies

Del circuito anual de eventos que recorren estos multimillonarios pueden deducirse cuáles son sus hobbies, aunque se cuelan cuestiones más banales como disfrutar de su propio hogar (en tercer lugar). Así que, por este orden, sus mayores pasiones son el arte, la aviación, su casa, viajar y jugar al golf.

6. Dónde estudian

En el top ten de las universidades que más multimillonarios acogen sólo hay una que se encuentre fuera de las fronteras de EEUU. Se trata de Cambridge, en el Reino Unido. Sin embargo, la formación secundaria sí está más repartida por el resto del mundo, siendo su mejor estandarte el centro suizo Le Rosey, conocido como “la escuela de los reyes”. Son un total de 206 alumnos, que en conjunto suman una fortuna de 863.000 millones de dólares, y que priorizan sus estudios, por este orden, en Harvard, Pensilvania, Stanford, Nueva York, Columbia, Instituto Tecnológico de Massachusetts, Cornell, Sur de California, Yale y Cambridge.

(Fuente:  http://www.elconfidencial.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario