viernes, 8 de noviembre de 2013

CREADA LA FUNDACIÓN "FELIPE GONZÁLEZ" A MAYOR GLORIA DEL MEGALÓMENO EX-PRESIDENTE


Para "reconversión", la de mi primo, el "Gonzo". La izquierda pudo esperar

R. G. Almazán dedica una certera reflexión a la desvergüenza del arribista que refundó un PSOE a la medida de su aupamiento al poder, que promovió el terrorismo de Estado dejando que otros pagasen las responsabilidades penales que le correspondían, el tipejo a cuya sombra un director de la guardia civil se fundía el dinero de los huérfanos en cocaína y prostitutas y un gobernador del Banco de España utilizaba su cargo para hacer negocios con información privilegiada, y que ahora, aprovechando la ley del embudo hecha a medida de la Casta por la que al ciudadano le recortan hasta las más elementales prestaciones pero las fundaciones vinculadas a partidos son generosamente subvencionadas con dinero público, crea una para el estudio de su trascendental figura, presidida por él mismo y de cuyo patronato forman parte su ex-ministro de educación, el nefasto Maravall, y su propia hija, María González. Este cínico tiene mucha suciedad que obviar si pretende sacar brillo a su pasado.

¿Despejará este pájaro la "X" del GAL?
Es increíble hasta dónde pueden llegar algunos altos jerarcas, que llegan a pensar que el mundo no puede prescindir de ellos, por mucho que lo intente. La divinidad hecha hombre hace que esos dioses humanos se crean imprescindibles.

Ahí está Felipe González –un día tendremos que pensar y normalizar seriamente cuáles son las tareas de un expresidente, porque siguen creyéndose los reyes del mambo. Al menos Aznar y González— que debe haber pensado que el mundo no le hace justicia y por lo tanto se la debe hacer él mismo, para así perdurar por los siglos de los siglos.

A tal fin, González ha decidido crear una Fundación con su nombre, cuyo objetivo es estudiar su obra y su figura. Sí, tal cual, él mismo, constituido en juez y parte ha decidido que su vida tiene un interés para todos y que él debe hacer lo posible para que ese doloroso camino que ha recorrido, sacrificándose por todos nosotros, lo conozcamos todos.

Es tremendo y lamentable ver cómo hay individuos cuyo ego es capaz de llegar a montar tales dislates.Y es que no tienen pudor, han perdido la vergüenza y creen estar por encima de todo.

Si grave es ver cómo presidentes –hablo de Aznar y de González, los otros no han jugado esas cartas, por fortuna— terminan enfermos de poder y son incapaces de volver a su vida normal, sin alharacas ni ruidos, más grave es ver que además todo esto nos cuesta dinero.

Porque, si González quiere montarse un chiringuito megalómano, para su mayor gloria, donde se le reconozcan sus “preciadas dádivas” a la patria --Aznar ya lo tiene montado--, no debería ser con dinero público. Sin embargo, las Fundaciones se financian fundamentalmente con nuestro dinero, también ahora que estamos en crisis.

Y aunque sólo fuera por evitar gastos debería retener esas ansias ególatras y retirarse a un monasterio, donde podría cantar gregorianos y así gastar esa adrenalina que le está aniquilando el sentido común.

Pero, en fin, como imagino que González no cambiará de idea y seguirá pretendiendo que le alabemos por todos sus sacrificios y esfuerzos, yo propongo que, ya que esa juerga megalómana la vamos a pagar los ciudadanos, que nos deje participar y así podamos ayudarle a recordar ciertos eventos que provocó cuando era presidente en activo, no vaya a ser que se le olviden, ya que todos sabemos cómo la memoria disminuye y se hace muy selectiva con la edad.

Las amistades peligrosas
Con el fin de ayudar a los objetivos de dicha Fundación, ya inscrita, que son analizar la figura del expresidente y promover la democracia, yo estoy dispuesto a ayudar a ambas cosas. Y aunque podría llenar su biografía de detalles que recuerdo –algunos con terror, es lo que tiene haber vivido durante su reinado—. con el fin de participar a lograr los fines que propone, voy a sugerir al dios González que se estudien e investiguen los siguientes cuatro puntos:

- La primera gran mentira de la democracia: “De entrada, no” (entrada en la OTAN)

- La primera huelga general, convocada por los sindicatos, entre ellos el suyo –UGT— (14-D de 1988)

- Su reforma laboral que contribuyó a crear los contratos basura y legalizar las empresas de contrato
temporal.

- La reconversión industrial que llevó a malvender grandes empresas públicas

Podría haber recurrido a otros temas como el GAL, FILESA o el caso Roldán, que debería estudiar la Fundación. Y más, pero para qué seguir.

Me temo que se investigará sólo lo que convenga, lo positivo, porque se trata de ensalzar al expresidente, de dedicarle loas y de demostrarle nuestra eterna gratitud.

De ahí que haya creado esta Fundación de la que es juez y parte. Naturalmente, viviendo de subvenciones, o sea que ensalzará al líder y disparará salvas por él, eso sí, con pólvora ajena. Pagada por usted y por mí.

(Fuente: http://odiseaazul.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario