jueves, 10 de octubre de 2013

TELEFÓNICA RENUEVA A URDANGARÍN POR 1´5 MILLONES ANUALES



El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, seguirá vinculado a la compañía Telefónica como delegado para Estados Unidos pese al proceso abierto en su contra por el denominado caso Nóos. El yerno del Rey mantendrá el contrato que había firmado en 2009 con la empresa que dirige César Alierta, por el que percibe 1,5 millones de euros anuales y otros 1,2 millones en especie por conceptos como el alquiler de su vivienda en Washington, parque móvil, escolta o pago de los billetes que unen la capital de EEUU con España.

Según el diario El Mundo, Telefónica cierra así un fuerte debate interno sobre cuáles debían ser las medidas a adoptar después de todo el revuelo levantado en torno a la figura de Urdangarin cuando, hace cosa de un año, sus escándalos en la gestión de la fundación que dirigía comenzaron a saltar a la prensa.

Un sector de la compañía no defendía su continuidad porque afecta a la imagen pública de la empresa. Varios de sus responsables confirman que la vinculación con el marido de la infanta Cristina está dejando pérdidas que son demostrables en términos concretos. Ya hay cifras exactas del efecto Urdangarin sobre el balance de Telefónica.

Sin embargo, Alierta y otro sector más moderado habrían abogado por la postura contraria: mantener al duque en su puesto para evitar una sentencia paralela a la que dicte el juez instructor de la causa en los juzgados de Palma de Mallorca.

Sea como fuere, Telefónica se guarda la posibilidad de rescindir unilateralmente el contrato en caso de que haya sentencia en firme contra su empleado. En ese supuesto, la no renovación del contrato de Urdangarín hará que reciba una indemnización de 4,5 millones de euros, el equivalente a tres años de contrato.

Este sueldo de 1,5 millones de euros tiene dos partes. Una fija de 1,2 millones de euros y otra en forma de 'bonus' por valor de 300.000 euros que trata de compensar las fluctuaciones existentes entre dólar y euro. Los empleados de Telefónica que trabajan en el extranjero perciben su salario en la moneda local del país en el que trabajan.

La corrupción no es sólo cosa de plebeyos. De hecho, cuanto más arriba
de la escala social miras, peor hedor desprende el personal.


(Fuente: http://odiseaazul.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario