jueves, 3 de octubre de 2013

LA PELIGROSA DERIVA QUE PODRÍA EXPERIMENTAR LA SITUACIÓN ESTADOUNIDENSE


El inédito escenario creado por el bloqueo de los presupuestos  a raíz del desacuerdo entre demócratas y repúblicanos, con el consiguiente cierre indefinido de la Administración federal y de los servicios públicos, ha servido para mucho más que para poner en evidencia la falta de liderazgo de Obama y el alcance que puede tener el empeño político en hacerle la puñeta al adversario. Ha mostrado, en primer lugar, la falta de operatividad de un monstruo burocrático absolutamente jurásico, sin capacidad adaptativa ni reflejos (esos que en cambio al alcalde de Washington DC ha mostrado al declarar a los 32.000 empleados púbicos de la ciudad "esenciales", evitando el mandarlos a casa y suprimir servicios a la comunidad, algo así como si hiciera coincidir los "servicios mínimos" municipales con los máximos ... pero a favor de los empleados y no en su contra).

Ha revelado también al país que pretende ser el espejo en que se mire Occidente como un gigante cuyos pies de barro se han enredado en una maraña legal esclerotizada e inoperante, que tal vez ni siquiera haya revelado aún su rostro más caótico y desencajado, el que podría aparecer el dia 17 cuando la nación alcance su techo de deuda, con el riesgo cierto de que, si la gestión de la situación sigue siendo tan torpe como hasta ahora, los E.E.U.U. acaben declarándose en suspensión de pagos.

El mazazo moral será una anécdota comparado con la previsible reacción a la quiebra en las calles: Washington va a ser escenario de varias marchas de protesta en los próximos días, comenzando por el bloqueo al que miles de camioneros pretenden someter a la capital.

No es baladí recordar que las fuerzas armadas llevan más de una década preparándose para sofocar disturbios civiles en las calles, y que la represiva legislación (Patriot Act, restricción de derechos constitucionales, etc.) aprobada tras la cadena de oportunos atentados que inauguró el 11-S proporciona a la Administración el soporte legal para declarar terrorista (y tratarle como a tal) a todo manifestante antigubernamental. Uno de los posibles escenarios resultantes de la combinación "default" más disturbios masivos sería la puesta en servicio de los campos FEMA de internamiento y la conversión de la Costa Este en un gigantesco Guantánamo.

Pese a la apariencia de gobierno ausente que ofrece el "shut down" de la Administración Obama, la terrible verdad es que lo que se ha preservado es el núcleo de un poder meramente coercitivo: las agencias gubernamentales (FBI, CIA, NSA, etc.) y el ejército están plenamente operarativos. Lo que ya no se percibe por ninguna parte es el -meramente nominal- gobierno "del pueblo, por el pueblo y para el pueblo".

¿Asistimos a un desacuerdo presupuestario o a la escenificación de un Estado de Excepción que podría convertirse en dos semanas en Estado de Sitio?

(posesodegerasa)

2 comentarios:

  1. Hola
    Pues ante tu pregunta final... No se si a una cosa o a otra. Si se que vivimos unos tiempos cuando menos curiosos y en los que suceden una serie de cosas que ya las querrian mas de una pelicula. Se caen telones que ocultaban cosas, se paralizan monstruos que pretendian engullir a otro pequeño pais por ir a su aire...
    Me siento feliz de ver y ser participe de estos tiempos, creo que todos los que andamos algo mas despiertos aportaremos nuestro grano de arena, o montaña segun corresponda, a un cambio donde la humanidad quizas se convierta en "humana" de una vez y cuide de si misma y del resto de los "terrestres" y planeta.
    Y tambien estoy feliz de un dia haber encontrado una referencia de tu blog y desde entonces poder deleitarme con las informaciones que expones en el.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu apoyo y reconocimiento. Es un placer aportar mi pequeña contribución al cambio planetario, y saber que personas como tú están al otro lado de la pantalla del ordenador recibiendo la información que comparto.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar