martes, 29 de octubre de 2013

EL PRESIDENTE DEL EUROGRUPO PRETENDE QUE EN ESPAÑA "SE TRABAJE MÁS Y MÁS DURO"


El último euro-vampiro que cae por estos pagos es otro depredador que hace verdad el dicho "Remedios vendo, pero para mí no tengo": su país, Holanda, del que es ministro de finanzas, acaba de ver estallar su propia burbuja inmobiliaria y crecer la deuda tan desmesuradamente que el rey-parásito (valga la redundancia) de aquella nación no ha tenido otra que anunciar el fin del estado de bienestar. Eso sí, el pájaro de mal agüero éste reconoce sin rubor que no vendería sus recetas en su país. Se ve que la Moncloa es el paraíso de la desinhibición.

Masa encefálica privilegiada frente a líder eximio (en el sentido de haber
dejado la condición simiesca, pero no hace mucho y con probable vuelta atrás).

El presidente del Eurogrupo,  el holandés Jeroen Dijsselbloem, ha visitado este lunes España y se ha reunido con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien ha regalado los oídos al afirmar que nuestro país ha comenzado a “pasar página” de la crisis y ha entrado en el camino de la recuperación. No solo eso, sino que considera que en la zona euro habrá “algo de crecimiento” económico el próximo año y que España será uno de los países que ayudarán a conseguir esos datos positivos. Buenas noticias para el Gobierno y no tan buenas para los españoles, porque su receta pasa por más sacrificios para los ciudadanos.

Endurecer la reforma de las pensiones y la laboral

 El presidente del Eurogrupo protagonizó un desayuno informativo en el que dejó mensajes claros: la austeridad y los recortes deben continuar. Y fue más claro, hay que endurecer más la reforma de las pensiones y la reforma laboral. Concretamente aseguró que los españoles debemos trabajar “más tiempo y más duro” porque para mantener el modelo social europeo “hay que adaptarse a la nueva realidad económica”. Lo curioso es que añadió que “no lo podría decir en mi país”, pero sí en España: “no es un mensaje popular para un político, lo puedo decir en España pero no lo diría en mi país” afirmó sin inmutarse quien es el presidente del Eurogrupo pero también es ministro de Finanzas en Holanda.

En cuanto al mercado laboral fue tajante: “El desempleo es muy alto, sobre todo para los jóvenes, y hacen falta más reformas laborales, porque el nuevo crecimiento es necesario”. Lo que quizá convendría explicarle al presidente del Eurogrupo es que ninguna de las reformas laborales aprobadas en España, por sí sola, han creado empleo. Los datos demuestran que quitar derechos laborales a los trabajadores no ha creado empleo. El político holandés considera que el mercado laboral español debe ser “más dinámico” y con una modalidad de contratación “más moderna”.

Elogios a las ‘reformas’ del Gobierno

 Jeroen Dijsselbloem ha elogiado las ‘reformas’ del Gobierno de Rajoy, dijo que “no fueron fáciles”, no utilizó la palabra recortes pero sí añadió que esas reformas no han terminado. No comparte el optimismo de Cristóbal Montoro, aunque avanzó que las previsiones de la Unión Europea mejorarán en los próximos meses aunque ello no quiere decir que “estemos a salvo”. Reconoció que aunque se supere la crisis será muy difícil que volvamos a los crecimientos previos al estallido de la crisis, entre otras razones porque no habrá tanto crédito.

(Fuente: http://www.elplural.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada