domingo, 29 de septiembre de 2013

DOS EJEMPLOS DE PERIODISMO CON MAYÚSCULAS


Preguntar lo que interesa saber y no lo que permite lucirse al poderoso de turno: esto es periodismo, y no la propaganda "goebbelsiana" que nos endosan desvergonzadamente desde los medios españoles.

Resulta sintomático que ambos ejemplos de cuestionamiento directo provengan de E.E.U.U., donde todavía ciertos "mass media" no se pliegan a hacerle el caldo gordo al poder político, y también que los dos periodistas ejemplares recuerden a sus entrevistados declaraciones del pasado que ambos querrían olvidar.

La confrontación que el reportero Luke Rudkowski hace al general Wesley Clark es todo un ejemplo de cómo acorralar al entrevistado hasta que éste, que tuvo en su dia el lapsus de revelar el plan predatorio de su país hacia Oriente Medio, huye cual lepórido después de intentar zafarse de las preguntas con vaguedades absolutamente inconsistentes.



El segundo caso nos resultará extremadamente suculento a quienes padecemos al presidente más "in" de Occidente: incompetente, incoherente e inconsecuente, en particular con su programa electoral (y no añado "imbécil" porque antes de "b" y "p" se escribe "m" y no "n"). En una entrevista digna de tal nombre, realizada en suelo yanqui, donde no puede recurrir a su habitual truco de leer su respuesta prefabricada a una pregunta pactada -proceder inevitable para los poco dotados intelectualmente-, la competente (y guapa) reportera no suelta la presa pese al torticero modo en que Rajoy evita responder a lo preguntado. El apuro en que se ve Marianico "el Corto" es tal que el gabinete de prensa del Gobierno se encargó de omitir esa parte de la entrevista en el material gráfico que remitió a esa prensa nacional que tanto tiene que aprender de estos profesionales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario