jueves, 22 de agosto de 2013

EL USO DE ARMAS QUÍMICAS EN SIRIA OBEDECE AL GUIÓN DISEÑADO POR LA O.T.A.N.


Asistimos al anunciado intento de crear un pretexto para que el Consejo de Seguridad de la ONU de luz verde a la agresión de rapiña contra Siria, evitando así la posibilidad de paz que supone la convocatoria de la conferencia de Ginebra, cuyos preparativos planeaban debatir el 28 de agosto expertos de EEUU y Rusia.


Los medios de contrainformación llevábamos tiempo anunciando que el eje anglo-sionista buscaba la excusa para intervenir directamente en Siria, dado que los mercenarios presentados como "rebeldes" no estaban consiguiendo los objetivos previstos, sino más bien dejando absolutamente claro su carácter criminal y más bien inepto. Pues bien, esta semana estamos asistiendo a la materialización de esa excusa "de manual" para poder obtener un mandato de la O.N.U. y arrasar a sangre y fuego el país. Como la llamada "inteligencia" militar del Imperio no es excesivamente imaginativa, se trata, una vez más, del supuesto uso de armas no convencionales, como se adujo en el caso de Irak. Aclaro: a Saddam Hussein se le atribuyó la mera posesión -que luego se demostró falsa- de este tipo de armas. Y como la estupidez y desmemoria de la comunidad internacional no es químicamente pura (lo sé, es un mal chiste) y alguien podría recordar que ya les colaron una patraña como un piano, en vez de atribuir a Assad su posesión, se trata ahora de demostrar que están siendo usadas, para que nadie dude de su existencia.

Este es el escenario en el cual se produce el ataque con gas nervioso contra la población civil de Goutha, cerca de la capital, Damasco, denunciada cínicamente por el líder de la Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y de la Revolución Sirias, Ahmed al Jarba, es decir, el responsable último del único bando del que hasta el lunes constaba el uso de armamento químico (asedio a Jan Al Asal, en la provincia de Alepo, el pasado marzo).

El momento en que se produce esta denuncia situación no es casual: justo el mismo día del ataque al este de Damasco arribaba a la ciudad un equipo de expertos de la ONU invitado por el Gobierno legítimo de Siria para investigar el presunto uso de armas químicas durante la guerra. Así, este equipo encara ahora una auténtica ceremonia de la confusión, en que las acusaciones de los "rebeldes" (financiados por Arabia Saudí y entranados por la CIA) se entrecruzan con los desmentidos del gobierno a través de la agencia oficial de noticias SANA, que, citando a una fuente gubernamental, proclama "Son totalmente falsas las noticias difundidas sobre un supuesto uso por parte del gobierno de armas químicas en Ghouta Oriental, y las noticias difundidas por los canales “al-Jazeera”, “al-Arabiya” y “Sky News”".

A su vez, el ministro de exteriores de Rusia, país aliado de Siria, Alexandr Lukashévich, ha declarado: “Un cohete de fabricación casera, similar al que los terroristas usaron el 19 de marzo con un agente químico no identificado en Khan al Asal, fue lanzado hacia esa área en la madrugada del 21 de agosto desde las posiciones controladas por insurgentes". Dicha versión parece mucho más coherente con la realidad de un conflicto sobre el que las agencias occidentales han vertido mentiras de un modo torrencial.

(Con información facilitada por http://sp.rian.ru/)

A continuación el análisis de José Manuel Goig Campoy acerca de los muchos indicios de que el "ataque" ha sido en realidad un montaje mediático para justificar la intervención de los E.E.U.U. en los términos que había anunciado Obama, algo que no sería muy de extrañar, dado que las imágenes que vemos en Occidente sobre los combates en Siria están, en realidad, grabadas en Qatar.



(Actualización dia 23):

En el siguiente enlace, en castellano, el ejemplar artículo de Red Voltaire en el que Thierry Meyssan desmonta con datos el supuesto ataque con gas sarín en Ghoutta, exponiendo que algunas de las supuestas imágenes de la matanza difundidas por la prensa ya fueron utilizadas anteriormente para acusar al ejército de Egipto de haber cometido una masacre en un campamento de la Hermandad Musulmana en El Cairo.

La misma imagen, usada para Egipto y "recuperada" para Siria.
¡Los manipuladores de la opinión pública cada día son más vagos!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada