domingo, 18 de agosto de 2013

EL "LOOK" DEL CORRUPTO "FASHION": PARA SER UN "TOP MAFIAS" CON ELEGANCIA


Desmelene fallero, que siempre hay un "trinque" que celebrar.

Eres político y has robado una interesante cantidad de dinero. ¿Y ahora, qué? ¡Pues a vivir a todo trapo! Y ello incluye adaptar tu estilismo a tu nuevo estatus de chorizo público. Y esto no es algo que se planee, no, sale solo, como una especie de instinto que aflora tras amontonar en tus arcas más dinero del que jamás pensaste que llegarías a robar.

Gafas oscuras, melena engominada, relojes caros, bolsos de diseño, zapatos “castellanos”… todo ello aliñado con un lifestile a todo tren y sin privaciones, son las señas de identidad de nuestros corruptos. Pero una cosa prima ante todo: hay que saber llevarlo con elegancia, a la vez que con discreción, aunque cueste.

Conviene llevar la correa (no es un chiste sobre Franciso ídem, el de Gúrtel)
 del reloj un poco apretada, por si luego hay que irse acostumbrando a las esposas

Pelucos molones

Por qué: ¿Por qué robar un montón de dinero y no gastarte parte en lucir un buen peluco que grite “eh, gente, cuidado que aquí llega el puto amo”? Difícilmente encontraréis un corrupto con un reloj Casio de esos cutres de la tómbola. Sigue el rastro del reloj y hallarás el tesoro. Siempre.

Modelos: Mariano Rajoy, Francisco Camps, Pepiño Blanco…

Y si les grabas una "c" de "corrupto", te sales.

Gemelos de oro

Por qué: Porque tus muñecas necesitan de algo más de grandiosidad que un reloj de más de 10.000 euros, acompáñalas con un par de gemelos de oro; que se note que controlas.


¿Joe Pesci con pelucón? No, ... la alcaldesa de Valencia.

Para ellas: el bolso

Por qué: Para una mujer, el bolso es una insignia de poder, ya que el bolso es donde guarda todas sus armas, metafóricamente hablando, claro. Un Louis Vuitton es ideal para la buena corrupta por varios motivos: uno, porque la firma de un prestigioso diseñador deja bien claro tu estatus de poder y dos, porque la rigidez de sus bolsos hacen imposible que desde fuera se pueda adivinar qué escondes el bolso. Ideal para transportar fajos de billetes, sobres, bolsas de cocaína o hasta una pipa.

Modelo: Rita Barberá.

El rey de la selva siempre luce melena.

Melena bien arreglada

Por qué: El pelo corto es de plebeyos. Que un hombre luzca una impecable melena –aunque falte un poco de pelo-, bien peinada y bien puesta (importante detalle que sólo está a la altura de los más poderosos) es indispensable para hacerte notar en tu círculo de robadineros.

Modelos: Oriol Pujol, Bernard Madoff, “El Bigotes (aka El Barbas)”, Luis Bárcenas (aka “Luis El Cabrón”)…

Cuanto más churretoso, más nivelazo.

Pelo engominado

Por qué: Porque esa frondosa y elegante melena necesita de un buen látigo que la dome para que los días de viento o mientras navegas en tu yate no quedes hecho un patán, y porque peinártela hacia atrás como si te la hubiera lamido una vaca leonesa te da un aire muy distinguido y elegante.

Modelos: Iñaki Urdangarín (aka. “El Duque Empalmado”), El Bigotes (aka El Barbas), Luis Bárcenas (aka “Luis El Cabrón”)…

Todo es del color del cristal con que se mira. Por eso yo lo de estos lo veo negro.

Gafas oscuras

Por qué: ¿Es un día soleado? ¿Le han operado de cataratas? No. Las gafas oscuras aportan clase y misterio, todo lo que un buen corrupto necesita. Ese “qué se esconderá detrás de esas gafas”, ese afán por ocultar la mirada de ladrón que te delata, ese “puedo ver tus ojos, pero tú los míos no”…

Modelos: Carlos Fabra o “El Bigotes” (aka “El Barbas”)

Para pisotear la ética, la decencia y las leyes.

Zapatos “castellanos”

Por qué: Porque como buen corrupto que eres, necesitarás un calzado cómodo a la par que elegante para tus idas y venidas a los juzgados; y los “castellanos” dan ese toque elegante pero casual que necesitarás en tus comparecencias ante el juez.

(Fuente: http://blogs.lainformacion.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada