lunes, 5 de agosto de 2013

EL GOBIERNO SE SACA DE LA MANGA QUE LA REFORMA LABORAL HA EVITADO 225.000 DESPIDOS



El mismo día que se conocieron los datos de paro del mes de julio, en el que 64.866 personas abandonaron la cola del desempleo, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, presentó en el Consejo de ministros un informe de evalución sobre la reforma laboral aprobada en febrero de 2012.

Como no podía ser de otra manera, el Gobierno del PP se da un notable alto en esa evaluación: la principal conclusión, al menos la que más destacó la ministra Báñez, es que la reforma laboral ha evitado la destrucción de 225.000 empleos en su primer año de aplicación. El argumento del Ejecutivo es sencillo: aduce que el ritmo de destrucción de empleo se ha moderado en el último año. Según los datos proporcionados por Empleo, la tasa de crecimiento interanual del número de desempleados, que alcanzó casi el 18% en el segundo trimetre de 2012, se ha moderado al 5% un año después. Parece escaso consuelo: el paro sigue creciendo.

Las palabras de Báñez hay que tomarlas casi como un auto de fe. No fue capaz de explicar ni cómo ni por qué. Es verdad que los datos son un poco mejores (siempre lo son en julio), pero nada más. La economía española está aún lejos de poder crear empleo neto de forma sostenida. El propio Gobierno afirma en el informe que eso sólo llegará cuando el PIB crezca entre el 1% y el 1,2%, y que será gracias a la reforma laboral, pues antes se necesitaban tasa de crecimiento del 2%. Pero antes de dos o tres años la economía no va a crecer por encima de ese 1%, que Báñez vende como la tierra prometida.

Otros efectos positivos que Báñez destacó con profusión es que la reforma laboral ha servido para reducir la dualidad entre fijos y temporales y para mejorar la flexibilidad interna en las empresas, a las que ha permitido adaptarse mejor al contexto económico y ganar competitividad. Pero lo que no menciona el informe de Báñez es que ese incremento de la competitividad ha venido básicamente vía bajada de salarios, una opción que la reforma laboral ha facilitado mucho a los empresarios.

La idea de que la reforma laboral evita despidos no es nueva. La ministra de Empleo la lleva vendiendo desde hace tiempo. El Gobierno asegura en su informe que en materia de flexibilidad interna ha dicho que el 27% de las empresas de más de 50 trabajadores han modificado salarios y han reducido jornadas como alternativa al despido. Olvida, por ejemplo, que los ERE se han disparado tras la reforma al simplificar los trámites para utilizar este recurso.

En cuanto a la temporalidad, gran parte del empleo que se crea ahora en España sigue siendo precario. El Gobierno vende como un gran éxito que la temporalidad ha pasado de una tasa del 25% del último trimestre de 2012 al 23,1% del segundo trimestre de este año. Pero sólo alrededor del 7% de los nuevos contratos que se firman son indefinidos, según los últimos datos de junio de este año.

(Fuente: http://www.publico.es/)

3 comentarios:

  1. 4 camareros, y el resto, en el extranjero. Y otros, que ni se apuntan al INEM, porque no vale pa nada. Maquillaje de cifras, como ya sabemos.

    ResponderEliminar

  2. Lo de esta gente es "la imaginación al poder" llevado al delirio. ¿A quién pensarán que engañan?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. lo peor es ke hay mucha gente ke se lo traga via medios de desinformacion

    ResponderEliminar