martes, 23 de julio de 2013

VÍCTOR TRUVIANO, RETRATO DE UN SER EXCEPCIONAL (5): LA SINGULARIDAD



Si creemos, pese a todos los argumentos que se oponen a ello, que el mundo tiene sentido, que la trama de la existencia encierra un significado oculto pero real, la aparición en el mundo espacio-temporal de seres como Víctor, cuyo lugar propio parece ser más bien el espacio mítico de las tradiciones sapienciales, ha de ser por fuerza un indicador de qué es lo que el Universo posibilita (o quiere).

Seres como él desafían a la razón, rompen el tejido mental en el que nos dejamos enredar olvidando que el "ser sin esfuerzo" del zen no es una simple sugerencia, sino el único camino que conduce a la plenitud. De acuerdo con la máxima de Jadubindu, Victor sigue la espontaneidad de su propio ser, actuando según su innata esencia. Es, en cierto sentido, un niño, pero también puede ser visto como el adelantado de una humanidad que está por venir, reconciliada con el planeta y consigo misma.

Esa apertura a poder interpretar de muchas maneras diferentes su existencia es uno de los fenómenos que se suscita continuamente en torno a él. Con su actitud de no-maestro, Vìctor ni las contradice ni las confirma, limitándose a no ofrecerse como rehén de ninguna de ellas. Sencillamente, ni se define ni se deja definir, fragmentar o clasificar. Consecuentemente, no discute, refugiándose en el silencio o en un humor ingenuo y bienintencionado frente a todo intento de ser "poseído" dentro de lo que denomina "cárceles de palabras".

Como no intenta explicarnos su singularidad, nos toca a los "mentales" buscar el significado de su aparición, una aparición que parece contradecir los competitivos y prácticos términos de la evolución, o de lo que se nos ha dicho que es la evolución: competencia, violencia, depredación, ... Si la naturaleza privilegiaba esas cualidades, parece haber cambiado de rumbo, porque Víctor es su negación, y la naturaleza ha hecho de Víctor un ser protegido.

Esa protección no solo le permite sobrevivir en su permanente inedia (del latín in, "no", y edo, "comer"), sino que también se manifestó cuando Víctor sufrió un accidente en Bolivia que, de suyo, hubiera debido resultar fatal: en agosto de 2011, practicando ala delta, Víctor se precipitó a tierra desde 2000 metros de altura. El impacto fracturó su columna por cuatro puntos. Fue llevado al Hospital Alemán de La Paz, donde los médicos no podían creer que hubiera sobrevivido a una caída así.

Su recuperación fue lenta y laboriosa. Ante la extraordinaria circunstancia de que el accidentado no ingería alimento alguno, los doctores le plantearon la imprescindible necesidad de tomar líquidos, algo que Víctor aceptó a regañadientes (desde entonces toma agua o infusiones dos veces por semana). A partir de esa decisión, su cuerpo comenzó un segundo proceso de regeneración que la medicina oficial renuncia a explicar: su columna se "reparó" por sí sola, siendo su pierna izquierda el miembro a la larga más afectado, por lo que hubo de utilizar muletas durante una larga temporada y someterse en abril de 2012 a una nueva intervención quirúrgica en Barcelona. Hoy, su movilidad está recuperada en un 98 %, las muletas han sido abandonadas y Víctor sigue siendo la anomalía amable y cálida de siempre.

A los amigos cercanos con quienes ha compartido esta vivencia, Víctor les ha referido -supongo que es lícito que, como cronista, sea indiscreto al respecto- que el momento de su caída "sintió" como el aire se compactaba bajo él para frenar su caída. El aire, una vez más, se convertía en su sustento, tanto en el sentido de alimento como de sostén que impidió que su caída libre terminase en tragedia.

Ese ser el aire su soporte vital es lo que ha servido para calificar la singularidad metabólica de Víctor de "respiracionismo" ("breatharianism"), un hecho inexplicable, pero real, del que quizá sea la cara más reconocible, pero no la única.

Hasta hoy, la aparición de personas que pueden prescindir por completo del alimento ha estado asociada a la vivencia religiosa extrema. Es el caso de la monja estigmatizada alemana Teresa Neumann (1898 - 1962), que pasó de ingerir unas gotas de agua cada día a la abstinencia permanente. San Nicolás de Flüe (1417-1487), patrón de Suiza, vivió sus últimos veinte años en ayuno total, experiencia cercana a la de San Simeón (390 - 459).


Estos casos no solo se han dado en el seno de la Iglesia Católica. El indio Prahlad Jani, conocido como "Mataji" (madrecita) porque en su juventud se vestía como una mujer para adorar a la diosa Amba, pasó 74 de sus 82 años sin comer ni beber. A los ocho años la diosa le instó a seguirle, asegurándole que no habría de preocuparse por el alimento. Como Víctor, ha sido internado, monitorizado y estudiado sin que la medicina oficial haya podido ni desenmascarar un fraude ni explicar su caso. La peculiaridad de Víctor es la de ser ajeno a las religiones instaladas.

La cuestión médica fundamental que plantean los "respiracionistas" es cómo obtienen los nutrientes que su cuerpo necesita. Comentándolo con un conocido, médico naturista, éste conjeturaba que el organismo de Víctor podía haber mutado para ser un circuito "cerrado" -al nutrirse de aportes externos, el nuestro sería un circuito "abierto"-, que obtiene sustento de su propia flora intestinal, además del oxígeno del aire. Se trata de una hipótesis digna de estudio, aunque no responde a por qué la oxidación celular, que debería hacer envejecer el cuerpo de nuestro protagonista, ha dado lugar al proceso inverso.

En todo caso, la sorpresa que causa Víctor en los médicos nunca es absoluta. Es un hecho que nuestra supervivencia depende en un 70 % del oxígeno. Ese nutriente fundamental pasa a ser único en los "breatharians". Los respiracionistas viven, literalmente, del aire. También sorprendió a los expertos de la N.A.S.A que los monitorizaron el descubrir que la respiración es, en Víctor, un proceso consciente y voluntario todo el tiempo, objeto de una atención tan perfecta como la que se daría en un yogui.

Mientras publico estas líneas, Victor se halla dirigiendo el proceso de once días de ayuno en Italia. Los siguientes procesos tendrán lugar en Rusia, España (Gerona, en concreto), Chile, Suiza, Costa Rica, Venezuela, Argentina, Francia, ... En noviembre le tendremos tres días en Madrid impartiendo un taller, y en julio de 2014 dará el proceso de once días por primera vez en nuestra Comunidad.

Termino esta quinta y última entrega dedicada a retratar a este espíritu amable con sus propias palabras que, sin retórica ni engolamiento, sintetizan la esencia de su propuesta vital:

"Somos el aire que entra y sale, dándole vida a este cuerpo ... "

Tan sencillo de vivir, tan difícil de entender. Como todos los misterios sagrados.

Victor Truviano, con el autor de estas líneas.

19 comentarios:

  1. buenisimo! una vez mas gracias por hablarnos de Victor, que junto con mucha otra gente, repiracionistas o no, habren sendas de luz en este camino que a veces imaginamos tan oscuro y complicado.

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué edad (cronológica, no biológica) tiene Victor Truviano?

    ResponderEliminar

  3. Pues me consta que no llega a los 28 años, aunque él no suele hablar de su pasado. No me atrevo a asegurar que tenga 26, pero por ahí debe andar.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por todo lo que escribes, es fuente de inspiracion y sosiego para mi, nunca crei que conoceria a alguien vivo y accesible de estas caracteristicas, Considero que Victor es la nueva humanidad, o por lo menos la posibilidad de ello donde quiero estar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. En la historia de la humanidad siempre aparecieron los primeros en algo; y una cuestion en comun es que siempre fueron perseguidos. Independientemente de ello la vida "evoluciono" como debiera. Este es el proximo salto....

    ResponderEliminar
  6. Victor Truviano tiene por lo menos 38 años,ya que su tercera dentición fué hace 5 años y en aquel entonces tenía 33.

    ResponderEliminar
  7. Probablemente tengas razón, y yo me esté dejando sugestionar por su aspecto rejuvenecido.

    Gracias por la puntualización.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para salir de dudas aquí en este video Victor Truviano en una entrevista que le hicieron comenta lo que digo,
      https://www.youtube.com/watch?v=yh_rJ1LYfIA

      Eliminar
  8. He repasado el video y dice lo de la tercera dentición,y en este enlace dice lo de que fué a los 33 años.
    https://ar.groups.yahoo.com/neo/groups/actividades_trascendentes/conversations/topics/2314

    ResponderEliminar
  9. Victor Truviano, sin proponérselo, desafía a la ciencia. El sólo hace lo que siente, sin importar lo que opinen algunos. Quizá sea que el "comer y beber" sean creencias y no "necesidades" como toda la vida se nos ha hecho creer... de verdad nos abre un gran interrogante! gracias....

    ResponderEliminar
  10. 900 euros por persona,dan mucho para la espiritualidad.,...y la mentira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero solo si se dan a quien los destina a proyectos de caridad conocidos y auditados, ...

      Si se dan a los muermos de toda la vida para engrasar el funcionamiento de paraísos fiscales, indemnizar a víctimas de abusos indecentes o especular con inmuebles, medicinas o armas, todo es aceptable y santo, ¿verdad?

      Eliminar
  11. "Probablemente tengas razón, y yo me esté dejando sugestionar por su aspecto rejuvenecido." por favor, ¿rejuvenecido? No me hagas reír... si se le ve calavérico, apenas habla con un hilillo de voz y se mueve casi por obligación.


    "Victor Truviano, sin proponérselo, desafía a la ciencia. El sólo hace lo que siente, sin importar lo que opinen algunos. Quizá sea que el "comer y beber" sean creencias y no "necesidades" como toda la vida se nos ha hecho creer... de verdad nos abre un gran interrogante! gracias...." El otro... sí sí un desafío a la ciencia no es, un desafío a su propia vida seguro. ¿Qué almas en pena circulan por estos lares? Este hombre además de no comer y beber casi nunca puedo asegurarte que sí bebe y come cuando es el momento de hacerlo para mantenerse en ese estado decrépito sin llegar a palmarla.

    "En la historia de la humanidad siempre aparecieron los primeros en algo; y una cuestion en comun es que siempre fueron perseguidos. Independientemente de ello la vida "evoluciono" como debiera. Este es el proximo salto...." Voy leyendo y cada vez quedo más boquiabierto. Este método de vida el próximo salto de la humanidad??? Pobres idiotas... me pregunto qué sucede en vuestras mentes para experimentar estos procesos mentales tan complejos, que sin discernir o discerniendo sobre lo imposible, llegan a conclusiones tan nefastas.

    Qué sorpresa al final cuando el autor vincula todo el asunto con el capitalismo, etc. Manda huevos, que aquí lo importante sea la cuestión de vida y nos salga con los fines éticos con los que se emplea el dinero recaudado...lo dice todo. Hablamos de vida o muerte! los 900 euros y a lo que se destinen nos la sopla! lo que es seguro es que no se destinarán a ampliar el banco de alimentos. Qué pura desgracia que miles de idiotas se gasten 900€ o más en respirar el aire que les rodea cuando tenemos niños muriendo por desnutrición en África, Asia, Sud América... es una falta de respeto tan grande que sólo entiendo que un personaje "tan ético" como Victor no la vea sólo porque está LOCO.

    LOCOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena por tu predisposición a reir, pero la cuarta foto que ilustra la entrada http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2014/09/victor-truviano-retrato-de-un-ser.html contradice tu apreciación inicial.

      En cuanto a su naturaleza, él es capaz de argumentar sin insultar, y en eso ya está muy por delante de tí. Entiendo que hay realidades que van más allá de tu comprensión, así que disfruta de los venenos y tóxicos que infiltran en tu alimento y plantéate -si eres capaz- por qué la existencia de Victor te provoca tanta rabia y desasosiego. Tienes la ocasión de aprender mucho sobre tí mismo.

      ¿De verdad "te la sopla" -que expresión tan elegante- a qué se destine el dinero que recaudan sus procesos? Ese solo hecho ya te califica, dado que para tí parece que es lo mismo financiar al ISIS que dar un hogar a niños de la calle. Algunos hacemos diferenciaciones.

      Por último, agradezco que tildes de "locos" a quienes buscamos alternativas al "consume hasta morir" que a otros les parece indiscutible. "Un loco es aquél que lo ha perdido todo menos la razón", Nietzsche dixit.

      Eliminar
    2. Me da absolutamente igual que utilice la descalificación par aargumentar en tu contra o en la de Víctor, que yo descalifique no me quita la razón, y creo que aquí lo importante es precisamente eso, tener la razón, ya que estamos hablando de un tema gravísimo. He visto vídeos de este muchacho y está hecho trizas, quién en su sano juicio cree que eso es lo saludable? pero si él mismo dice que es probable que en 10 años muera... de verdad, acúsame de faltón, me da igual, creo que es ínfimo llamar idiotas o algo semejante a un grupo de personas que dfienden tales tonterias... cita a Nietzsche lo que quieras, pero ya que te gusta tanto pregúnatale a él que le parece está negación de vida, ésta rebaja de la vitalidad humana que frena los impulsos, corre, ve y pregúntale a Nietszche. A ver si ahora te las vas a dar de filósofo conmigo, que precisamente sí lo soy... en fin, pertenecéis a un mundo de locos, eso sí, SIN RAZÓN.

      Eliminar
    3. Me alegra encontrar a un colega, o casi, dado que, si bien no me jacto de ser filósofo, soy licenciado en tan noble campo del saber, y enseño dicha materia en un instituto de enseñanza secundaria.

      Celebro también tu seguridad absoluta en tener la razón, dado que los simples mortales solemos ser presa de la duda y replantearnos -en ocasiones- las cosas, analizarlas, someterlas a crítica y también en ocasiones, cambiar de opinión, algo de lo que te veo exento.

      Cuento con que el visionado de videos más o menos parciales o más o menos sesgados te habrá hecho confirmar tus prejuicios, a mi solamente me asiste el conocer personalmente a Victor, haber compartido procesos, paseos, meditaciones y conversaciones con él, poca base, parece, para opinar al respecto, frente a la certeza absoluta, definitiva e inamovible en la que te veo instalado.

      Y no, no te acuso de faltón. Es de una generosidad extrema el que te limites a lo "ínfimo" en cuanto a la panoplia de insultos que podrías deplegar en un furor digno del Orlando de Tasso.

      Gracias por tu generosidad sin límites, por tu moderación y por compartir tus certezas "ex cathedra", que deberían eximirnos a aquellos a quienes te diriges de toda búsqueda de la verdad. Tuya es. Enhorabuena.

      Eliminar
    4. Estamos hablando de una cuestión de vida. Los paseos y conversaciones son aquí una fuente de primera mano, ¿pero es que acaso hace falta conocer a alguien que obra así para poder juzgar su actitud y pensamiento? Ya te lo digo yo, no hace falta, el hecho habla por sí sólo.
      La premisa fundamental de su argumento es una negación total al método científico, una negación a la vida en tanto que no la exprime en todas sus virtudes, al contrario, la adormece casi hasta hacerla desaparecer. Dime, ¿qué es esto de casi ni poder moverse? ¿Qué es esto de estar al borde de la deshidratación constante?. No entiendo como siendo filósofo, pudiendo discernir entre las cosas -en principio- con cierto criterio y lógica puedes defender tal aberración vital.

      Lo que más me sorprendre es lo de: "no me atrevo a asegurar que tenga 26, pero por ahí debe andar." y que a la vez me digas que se le ve joven... ¿de veras? ahora hablo en serio, tú has visto el espeluznante aspecto que muestra? ¿has visto muchos jóvenes de 26? parece que no. Víctor está en las últimas, si por la selección natural fuese haría días que hubiese perecido pasando por este mundo sin pena ni gloria, sin embargo, un profesor de secundaria... un profesor! decide dar voz a un iluminado e increíblemente da el visto bueno a su método y habla de él como el próximo salto evolutivo de la especie humana.

      Sabes qué? Cojeré tu artículo y lo llevaré a mis compañeros de la Facultad en Barcelona para que valoren el esperpento que intentas justificar, y bien, así veremos cuan de "buen" filósofo tienes. Me parece que hay cosas que no están sujetas a una valoración exhaustiva,no hace falta trasladarse a casa de Víctor para entender su obra; cuestiones así no deben relativizarse, no podemos permitir que porque alguien quiera "suicidarse" vitalmente y un profesor de secundaria lo apoye en su blog los demás no podamos señalar criminalizando tal actitud porque no le hemos conocido personalmente. No me hace falta entablar una conversación con Víctor, puedo intepretar su mensaje desde mi casa y no me hacen falta ni 5 minutos para darme cuenta del error en su concepción de vida, en la preocupante praxis biológica de la que hace propaganda.

      No puedo compartir contigo ni un solo punto de visión acerca de este asunto. Para mí el juicio que hice hace unos meses, y que mantengo ahora, contiene un mensaje crudo e irrespetuoso del que no voy a retractarme. La falta de respeto -entendida como la total contrariedad de aceptación hacia una posición concreta sin respetar ni que exista- es aquí una causa justificada; parece que hablemos de cualquier asunto vulgar pero no es así, hablamos de algo que no admite una posible valoración en positivo; hay principios sobre los que se fundan otras verdades, y cuestionar un principio tan preciso como la necesidad de alimento para el acto de vida es caer en el absurdo y en una contradicción directa con las funciones que ejercemos miles de millones de humanos dia a dia,con nuestro cuerpo y nuestros órganos, así como sucede con los de los demás seres del planeta.

      Insisto de nuevo, no puedes refutar lo que digo basándote en la acusación del "tú no conoces" y del "interpretas sesgadamente lo que ocurre con Víctor y su posición". Aquí no hace falta, aquí hablamos de teoria, y cuando se niega un principio teórico como este caemos en el absurdo y mostramos la carencia de criterio o, en el caso que fuese, la locura que encierra nuestra mente.

      Eliminar
    5. No entiendo lo de la "negación a la vida" en alguien que, según los presupuestos científicos en boga, debería estar muerto, "eppur si muove". ¿Te molesta mucho su supervivencia?

      Y yo no intento justificar nada, lo que es puede ser aceptado o rechazado, lo cual, por cierto, no introduce modificación alguna.

      Enhorabuena por ser capaz de interpretar el mensaje de alguien que niega estar difundiendo mensaje alguno. Tu denuncia de su "concepción de la vida" me recuerda el chiste en que una esposa arrogante ordena a su marido que deje de contradecir al médico que pretende ha muerto, ya que "por fuerza él tiene que saber más que tú".

      Y no me incluyas en el "aquí hablamos de teoría", de eso hablas tú. Yo hablo de la realidad, no de su representación en tu mente. Eso es asunto tuyo.

      Disfruta del juicio sumarísimo con que me amenazas. Aguardo entre bostezos la sentencia.

      Eliminar
    6. Anónimo, con todos mis respetos, entiendo su postura de incredulidad y miedo.
      Mi opinión ante estas personas a las que llaman respiracionistas es que su realidad especial fuera de la normalidad no ha podido ser explicada hasta ahora por los científicos, a los que adoramos tanto en nuestra época. Pero piense usted que hace 2000, 500 o incluso 100 años no había explicación para fenómenos que hoy ya entendemos. Y de igual modo, de aquí a 200 años, seguramente se podrán explicar y entender cosas que actualmente no están estudiadas exhaustivamente. Que algo no se pueda explicar todavía no quiere decir que no exista.

      Eliminar