miércoles, 31 de julio de 2013

EL CÁNCER COMO MECANISMO DE SUPERVIVENCIA (5ª parte)


Todos sabemos que si los cimientos de una casa son fuerte, la casa puede soportar fácilmente fuentes externas de estrés, como una violenta tormenta o incluso un terremoto. Como veremos, el cáncer es simplemente una indicación de que algo ha estado ausente en nuestro cuerpo y en nuestra vida. El cáncer revela que algunos aspectos de nuestra vida física, mental y espiritual se encuentran en terreno inestable y muy frágil, por lo menos.

Sería absurdo para un jardinero impregnar con agua las hojas marchitas de un árbol, cuando él sabe muy bien que el verdadero problema no está donde se ve, es decir en esas hojas marchitas. La deshidratación de las hojas es simplemente un síntoma de falta de agua en la parte menos evidente de la planta - sus raíces. Al regar las raíces de la planta, el jardinero atiende naturalmente el nivel causal, y en consecuencia, toda la planta revive y reanuda su crecimiento normal. Para el ojo entrenado de un jardinero, el síntoma de marchitamiento de hojas no es una enfermedad terrible. Él reconoce que el estado deshidratado de estas hojas es una consecuencia directa de mala alimentación reiterada, y que las hojas necesitan nutrientes para sustentarse, así como también el resto del árbol.

Aunque este ejemplo de la naturaleza puede parecer una analogía simplista, ofrece un conocimiento básico sobre algunos procesos muy complejos de enfermedad en el cuerpo humano, y describe con precisión uno de los principios más potentes y fundamentales que controla todas las formas de vida en el planeta. Sin embargo profesionales calificados se han dedicado a manipular las funciones de nuestro cuerpo a través de herramientas de medicina alopática, y la ley básica de la naturaleza no puede ser suprimida o violada sin pagar un precio considerable como sufrir problemas de salud en los niveles físicos, emocionales y espirituales.

Desafío fervientemente la declaración de que el cáncer es una enfermedad mortal. Además, voy a demostrar que el cáncer no es una enfermedad en lo absoluto. Muchas personas que recibieron una sentencia de cáncer 'terminal' realmente desafiaron el pronóstico experimentado remisión completa.

La búsqueda de respuestas

No existe ningún cáncer que no haya sido sobrevivido por alguien, independientemente de qué tan avanzado fue. Si una persona ha logrado curar su cáncer, debe ser un mecanismo, al igual que existe un mecanismo para la creación de cáncer. Cada persona del planeta tiene la capacidad de utilizar ambos mecanismos.

Si usted ha sido diagnosticado con cáncer, es posible que no pueda cambiar el diagnóstico, pero sin duda tiene el poder para alterar las consecuencias destructivas que (el diagnóstico) puede tener sobre usted, tal como lo hizo George. La forma de percibir el cáncer y los pasos que usted elige tomar tras el diagnóstico son determinantes para su bienestar futuro, o la falta del mismo .(También vea capítulo tres, "desmitificando el cáncer").

La referencia indiscriminada al cáncer por profesionales y laicos por igual, como una enfermedad mortal, ha convertido al cáncer en un trastorno con trágicas consecuencias para la mayoría de los pacientes con cáncer y sus familias. El cáncer se ha convertido en sinónimo de muerte, sufrimiento y temor extraordinarios. Esta percepción continúa a pesar del hecho de que hasta el 90-95 por ciento de todos los cánceres pueden aparecer y desaparecer por sí solos.

No pasa un día sin que el cuerpo cree millones de células de cáncer. Algunas personas bajo estrés severo temporal, generan más células de cáncer que de costumbre. Estos clústers de células de cáncer juntos como tumores desaparecerán una vez que haya desaparecido el efecto de estrés y luego de una respuesta de curación (como se ha indicado por los síntomas de la enfermedad)

Deseo mencionar en este punto que, según investigaciones médicas, secreciones de una poderosa hormona anticancerígena del ADN, interleucina II, bajo coacción física y mental aumenta su producción cuando la persona se vuelve alegre y relajada. Bajas secreciones de interleucina II aumentan la incidencia del cáncer en el cuerpo. Las secreciones normales de esta hormona mantienen el cáncer a raya.

Sin embargo, las personas generalmente no están bajo estrés severo todo el tiempo. Dado que la incidencia del cáncer se eleva y cae con la experiencia de estrés severo, muchos cánceres desaparecen sin ningún tipo de intervención médica y sin causar ningún daño real. En consecuencia, justo en este momento, millones de personas están caminando con cánceres en su cuerpo sin saber que lo tienen. Asimismo, millones de personas curan su cáncer sin siquiera saberlo. En general, hay más remisiones espontáneas de cáncer que las que se diagnostican y tratan .

El New York Times publicó un artículo en su edición de octubre de 2009, página D5, que ciertamente planteó algunas cuestiones reveladoras en vista de los hechos que se han vuelto altamente inconvenientes para los defensores de la empresa de cáncer. El artículo, escrito por Gina Kolata, se titula "Los Cánceres pueden desaparecer sin tratamiento, ¿pero cómo?"

En el artículo, Kolata señala que la flecha del cáncer iba en una dirección, como la flecha del tiempo, es decir, creciendo y empeorando. En octubre de 2009, un artículo publicado en el Journal del American Medical Association señaló que "datos de más de dos décadas de detección para el cáncer de mama y próstata , están en tela de juicio".

Tecnologías más sofisticadas pueden monitorear muchos pequeños tumores que no causarían ningún problema justamente, si no hubieran sido descubiertos. Estos tumores latentes son tan inofensivos como pequeñas cicatrices en la piel. Como no llegan a ser reconocidos, estos tumores están destinados a detenerse en su crecimiento o reducirse, o incluso, al menos en el caso de algunos tipos de cáncer de mama, desaparecer.

"El antiguo concepto es que el cáncer es un proceso lineal", dijo Dr. Barnett Kramer, director asociado para la prevención de enfermedades en National Institutes of Health (NIH). "Una celula mutó, y poco a poco sufrió más mutaciones. No se supone que las mutaciones se reviertan espontáneamente"

Hasta hace poco, los investigadores del cáncer y médicos por igual, han creído falsamente (y proyectado esa asunción como un hecho científico) que el cáncer es el resultado de una mutación celular (alteración de la composición genética de la célula), y que toma entonces vida propia. Sin embargo, la vanguardia de la investigación del cáncer apunta hacia otro descubrimiento.Como señala el Dr. Kramer, "está claro que los cánceres necesitan más que mutaciones para avanzar". Necesitan la cooperación de las celulas que lo rodean e incluso "todo el organismo, la persona, cuyo sistema inmunológico o niveles hormonales, pueden aplastar o alimentar un tumor"

Esto hace que sea cáncer, dijo el Dr. Kramer, "un proceso dinámico". Su declaración evidentemente plantea una cuestión importante. ¿Por qué todo el cuerpo, incluyendo el cerebro, sistema nervioso, sistema inmunológico y sistema endocrino, así como la personalidad y todas las celdas que rodean un cáncer, apoyan su crecimiento? La respuesta es fascinante y alentadora.

Como el título de este libro propone, el cáncer no es una enfermedad en absoluto, más bien es un mecanismo de curación. El cuerpo entero apoya el crecimiento de un cáncer, siempre para su beneficio. Una vez que el cáncer ya no sirve a su propósito y la curación se completó, el cáncer desaparece o queda en un estado inactivo, inofensivo.

(Fuente: http://bwnargentina.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada