sábado, 8 de junio de 2013

PATALETA DEL GOBIERNO: LA U.E. PREMIA A LA P.A.H. Y EL P.P. RECURRE


Los violentos son los civiles. ¿A que no lo parece? Hay que fijarse muuucho.
Al cabo de varios días de inanición empieza a apreciarse. Eso, y lo que sea.
 

Toda la historia tiene algo de rocambolesco. Primero, la Unión Europea, que promueve el austericidio que padecemos, con sus ajustes antisociales y la exigencia mafiosa de reducir el déficit fiscal a costa de la paz ciudadana, va y otorga a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca al Premio Ciudadano Europeo 2013, un galardón que reconoce a personas u organizaciones que luchan por los valores europeos, promueven la integración entre ciudadanos y los Estados miembros y facilitan la cooperación trasnacional dentro de la Unión. O sea, le pone una vela a la Banca y otra a los indignados que denuncian los abusos de aquélla.

Acción violentísima, según Iturgaiz. Recomiendo no
exponer a los niños a tan traumatizante imagen. 

La candidatura de la plataforma que lidera Ada Colau fue presentada por los eurodiputados Raül Romeva (Verdes/ALE), Ana Miranda (Verdes/ALE) y Willy Meyer (GUE/NGL, que, la verdad, suena a borborigmo o a gargarización).

Como era de esperar, la representación en la Eurocámara del partido en el gobierno comienza a echar espumarajos por boca del eurodiputado Carlos Iturgaiz, que no tarda en calificar a la plataforma de "organización violenta" (ya se sabe, "nazi", "filoetarra" y otros epítetos que le vienen a la cabeza a esta gente con preocupante frecuencia), a la vez que anuncia la intención de su grupo de pedir que se la excluya del galardón y que se replantee el reglamento por el que se rige (ya se sabe, la política del abusón de "jugamos, pero con mis reglas"), paso previo, suponemos, a calificar a la Eurocámara de "nazi", "proetarra" y toda la cantinela, aunque lo primero no andaría desencaminado.

El colmo de la hipocresía llega cuando la delegación española del PP en la Eurocámara declara estar "de acuerdo con los objetivos, no con los medios" que utiliza la PAH. Falta explicar qué medidas legislativas pretenden emprender para lograr los objetivos de parar los pies a quienes estafan y deshaucian, que es lo que la PAH pretende por medios que consideran "inadecuados".

Acción no violenta, según Iturgaiz. De hecho,
rebosa amor, en el sentido más cósmico posible.



Eso sí, reconocer la absoluta desautorización del amo a una política que permite la existencia de cientos de miles de viviendas vacías mientras existen familias sin techo, un jarro de agua fría que viene a sumarse al rechazo que ya manifestó la Eurocámara a la ley hipotecaria española, ni en sueños. Suponemos que el PP -partido cuyo presidente, Mariano Rajoy, clausura hoy en Castellón la convención política con más imputados de la historia- considerará más dignos del premio a la delegada del gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, por su práctica de infiltrar en las manifestaciones a policías que originan incidentes violentos, al ministro del Interior por incumplir la normativa que obliga a los antidisturbios a ir debidamente identificados o a la cúpula de Gurtel por cuidar con un celo sin fisuras de los viajes, celebraciones y saraos de los suyos. Eso sí que es promover los valores de esta Europa de mangantes y corruptos.

La rabieta de estos sinvergüenzas demuestra que con tanto vuelo en clase preferente ya no tienen los pies en el suelo. Y también que son unos cínicos, a quienes esta vez se la han "Colau".

1 comentario: