miércoles, 26 de junio de 2013

LA "EJEMPLARIDAD" DEL MONARCA QUE NO PAGA IMPUESTOS POR SUS FERRARIS



Ya decía mi abuela que no es lo mismo predicar que dar trigo. El rey Juan Carlos, que tanto se llenaba la boca no hace tanto con la fácil cantinela de que "todos somos iguales ante la ley" (suponemos que "todos los Borbones", instalados hace siglos en una impunidad que la apresurada Constitución de 1978 le reconoce explícitamente a él), que hay que ser ejemplares, y unas cuantas chorradas más de ese jaez, no pierde ocasión de demostrar su absoluta incoherencia. Tres meses lleva sin respuesta la pregunta de un parlamentario de IU que tuvo la indelicadeza de interesarse por la herencia de su padre, don Juan, ingresada en Suiza y de la que no consta que haya tributado a Hacienda (que el Jefe de Estado de ejemplo de evasión fiscal no parece muy ejemplarizante, la verdad).

Pues bien, el lunes supimos que tampoco ha regularizado los impuestos correspondientes a dos automóviles de lujo que le fueron regalados en 2011 por el jeque Mohamed bin Rashid Al Maktoum, de los Emiratos Árabes Unidos, dos flamantes Ferraris valorados en 500.000 euros, sujetos a impuestos que, tal como consta en los expedientes abiertos por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), no han sido abonados. Lo más gracioso (es un decir) del asunto es que el monarca pretendió endosarle el pago de la importación de tan suculentos artículos de lujo a Patrimonio Nacional, algo contradictorio con una notificación manuscrita que remitió a la AEAT afirmando que uno de los Ferraris es propiedad del heredero, el príncipe Felipe de Borbón. ¿En qué quedamos?

La Casa del Rey por su parte, facilitó la lista de su parque móvil, en la que precisaba que el monarca poseía 72 vehículos y 67 conductores para toda la institución. Como se ve, todo un ejemplo de austeridad.

(Fuente: http://www.hispantv.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario