domingo, 30 de junio de 2013

EL JEFE DE LOS MOSSOS SOLICITA EN EL PARLAMENT LA IMPUNIDAD DE LOS ANTIDISTURBIOS




Este blog ya señaló en su momento que detrás del proyecto independentista catalán, auspiciado por el sionismo, se encuentra la perversa meta de convertir a la comunidad catalana en un estado policial que el Nuevo Orden Mundial pueda usar de laboratorio para ir exportando el modelo al resto del planeta. Impunidad, represión, control orwelliano de la población, ... todo ello va poco a poco dibujándose en el horizonte de una sociedad cegada por la retórica nacionalista de Mas, Durán, Carod-Rovira y toda una élite corrupta de vocación totalitaria. El jueves pasado tuvimos un nuevo botón de muestra de todo ello con las declaraciones de Josep Lluís Trapero, comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, pidiendo "una mejora de la seguridad jurídica de los antidisturbios", para que no tengan que asumir responsabilidades penales por sus actos.

El pseudo-argumento esgrimido por esta luminaria es que las acciones de los antidisturbios son siempre fruto de órdenes y protocolos "que los agentes no pueden cuestionar". En otras palabras, que los Mossos deben ser zombies sin conciencia ni voluntad propia, máquinas obedientes a las que la dictadura nacionalista debe garantizar que nunca responderán de las consecuencias de sus actos. Recordemos que el único precedente habido en Europa de recurso a la obediencia absoluta quedó desterrado de la jurisprudencia occidental en los juicios de Nuremberg (1945-46): "El hecho de que una persona haya actuado por orden de su gobierno o de sus superiores no le quita su responsabilidad bajo el derecho internacional, debido a que todavía tenía una opción moral.". Desde entonces solo las dictaduras militares del Cono Sur americano han pretendido eximir de responsabilidad a los criminales uniformados mediante el principio de la obediencia debida.

El grado de abducción nazi en que se halla la mente del comisario Trapero queda de manifiesto en esta otra "perla" de su intervención: "La policía utiliza la fuerza, nunca la violencia; la violencia es ejercida por individuos aislados, en un uso ilegítimo de la fuerza". Tras esquivar las preguntas sobre el uso de pelotas de goma en las manifestaciones, Trapero, pidió que no se identifique en el imaginario colectivo a un agente antidisturbios con un "policía represor".

Dado que del imaginario colectivo no puedo responder personalmente, solo añadiré que, a partir de ahora, en mi imaginario particular el grado de responsabilidad que se pretende atribuir a los agentes antidisturbios solo puedo identificarlo con el del usuario del AK-47 del siguiente video, donde tampoco falta quien represente la inconsciencia de los dirigentes de la Generalitat:



(Fuente: http://www.eldiario.es/)

1 comentario:

  1. Cataluña cada vez da mas miedo... Son peor que Serbia.

    ResponderEliminar