domingo, 5 de mayo de 2013

PÍLDORA ROJA Y GNOSTICISMO: DECODIFICANDO LA PELÍCULA "MATRIX" (1ª parte)


La película de Larry y Andy Wachowski "Matrix", de 1999, recaudó más de 5.000 millones de dólares, ganó 4 premios de la academia y es considerada una de las películas mas influyentes de los 90. Irónicamente, también ha generado multitud de análisis, siendo realmente pocos los hermenéutas que entienden de verdad de qué trata. ¿Está la película a favor o en contra de la élite? Antes de contestar a esta pregunta, se impone zambullirnos en las claves esotéricas y religiosas que vertebran el film.


A diferencia de lo que muchos cristianos han llegado a pensar, "Matrix" no solo NO es una película cristiana, sino es completamente anti-cristiana. El personaje de Neo muchas veces idealizado como un Jesús simbólico, es en realidad una alegoría del Cristo cinemático, utilizado para llevar a público espectador a la filosofía del "hombre-dios" de las filosofías occidentales. Para una persona conocedora de doctrinas esotéricas, no será difícil reconocer el indiscutible gnosticismo que encierra el film.

La Gnosis y el Mito de la Pistis Sophia

En la cosmología gnóstica primero y antes que nada está el Dios incognoscible, y después está la diosa Sophia (Sabiduría) que en su deseo de adorarle, intenta procrearse ella sola sin el consentimiento de su consorte. Este acto, que fue tomado como una aberración, la lleva dar a luz a un ser abortado: el Demiurgo. Para los gnósticos este Demiurgo es Yahweh o Jehová, el Dios cristiano.

Por haber creado tal "aberración" Sophia es desterrada a una área remota del cosmos con su hijo Yahweh (Dios), este que era considerado como un dios muy poderoso pero a la vez ignorante, crea el universo físico material en el cuál vivimos y crea a la humanidad, Adán y Eva. Los gnósticos enseñan que fuimos creados por un Dios maligno, que fue expulsado del cielo. En este punto ya podemos ver la inversión de la historia, ya que Lucifer fue echado del cielo. En este mito gnóstico Dios se convierte en el demonio, sometiendo a su creación en este plano físico material.

La historia se invierte aún más cuando Sophia descubre lo que Yahveh ha hecho. Según los gnósticos, ella se compadece de la humanidad atrapada en esta "matrix" y envía a la serpiente ("Luci-fero" o "Lucifer", el portador de la luz del conocimiento) al jardín del Edén, con la misión de enseñarnos que nosotros tenemos la "chispa divina" y que al igual que el creador, Dios incognoscible, podemos ser dioses. Claramente esta ideología representa Lucifer como salvador, el cuál mediante el conocimiento y la sabiduría libera al hombre de las cadenas del mundo material.


"Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella". (Génesis 3:2,6)

Tomando en cuenta este marcado transfondo filosófico, debemos reconocer que la película "Matrix" hace una alusión directa al mito de la Pistis Sophia. La Matrix es el mundo material creado por el Demiurgo (Dios), que nos mantiene apartados de la "verdad" o la verdadera "iluminación". Aclarando este punto, seguimos con el significado del film.

Neo, El Salvador

Thomas Anderson (Keanu Reeves) interpreta a un programador/hacker existencialmente insatisfecho. Al igual que muchos iniciados en las escuelas de misterio, es motivado a sentir que hay algo extraño con este mundo, algo que no logra explicar pero que sigue ahí, en palabras de Morpheo: como una astilla en su mente, volviéndolo loco. Desde el punto de vista gnóstico, Neo esta despertando de su prisión mental para ser luego llevado al complejo pero "necesario" camino de la "iluminación".

Neo, el iniciado, inicialmente ignora su carácter de Mesías.

(Fuente: http://www.lapropagandaoculta.com.ar/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario