miércoles, 29 de mayo de 2013

LA GRAN MENTIRA DE LA ECONOMÍA CAPITALISTA


Otra vez el entrañable Jodorowsky da en el clavo: "Si el dinero es papel sin real contenido, la deuda con el Gran País es sólo un sueño. No nos ha prestado nada, no le debemos nada". El dinero es una abstracción absoluta, un no-ser en el que las naciones han puesto su fe. Cuando se apagan los ordenadores en los que se reflejan sus transacciones, simplemente desaparece. No está en parte alguna. Permanecen el oro, el alimento, las cosas tangibles, junto con aquéllas no por abstractas menos reales: la capacidad de trabajo, los proyectos de futuro, la vocación. El que llamó "riqueza" a los dígitos del ordenador -y no a lo real- solo merecía la burla y el ridículo. Quienes le hicieron caso son víctimas de una burda trampa. La economía actual es un esquema de Ponzi, una estafa piramidal que al final acaba pagando quién está en la base. El fraude de lo virtual está a la vista, ¿no va siendo hora ya de desmantelarlo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario