domingo, 19 de mayo de 2013

BOWIE CONTINÚA REINVENTÁNDOSE


Este blog lleva sus dos años de vida preciándose de estar al margen del "mainstream" y la cultura de masas, con su capacidad de integrar y desactivar toda disidencia. Pero con ciertas querencias hace una excepción. Una de ellas, ya reconocida, es la música de ese camaleón de inquietante mirada llamado David Bowie. Su último video ha supuesto un escándalo de los que casi nadie le creía aún capaz, poniendo en escena un sórdido espacio de encuentro para prostitutas y jerarcas de la Iglesia (inequívocamente, la católica). La narrativa del video resulta provocativamente sugerente, y el detalle distanciador -"bretchiano", si se quiere- de dar las gracias al final a sus principales intérpretes, Gary Oldman y Marion Cotillard nos reconcilia con el artista que llevaba una década en silencio. Este vuelve a ser "nuestro" Bowie.



Y, completando el programa videográfico doble de hoy, otro signo de cómo el señor Bowie se ha convertido en un clásico en vida, objeto de una reciente exposición en el Victoria & Albert Museum  (la que más entradas ha vendido en toda la historia del museo) y admirado y reconocido por varias generaciones ya. La siguiente canción es una versión -realizada en órbita a la tierra- por el astronauta de origen canadiense Chris Hadfield del emblemático tema "Space Oddity", que compusiera Bowie en 1969 deslumbrado por el film homónimo de Kubrick. Hadfield pasó recientemente cinco meses de aislamiento a bordo de la Estación Espacial Internacional y, como puede verse, aprovechó el tiempo:



Como epílogo, la canción original acompañada de las ilustraciones del también canadiense Andrew Kolb en la adaptación de "Space Oddity" como libro infantil:



No hay comentarios:

Publicar un comentario