miércoles, 2 de enero de 2013

LAS IDENTIFICACIONES ABUSIVAS DEL 27-O, OBJETO DE UNA QUERELLA


Cristina Cifuentes, la "bien encará", de oficio represora.

El juez va a investigar si Cristina Cifuentes, delegada del gobierno en Madrid, cometió dos delitos: uno contra la Constitución por realizar identificaciones arbitrarias de los manifestantes que acudieron a la convocatoria de "Rodea el Congreso" el pasado 27 de octubre en la plaza de Neptuno, una concentración que no fue comunicada a la delegación, y otro delito de falsedad documental por multar a 300 personas -algunos, meros viandantes que tuvieron la mala suerte de pasar por allí durante el "show" policial- a través de esas identificaciones.

Ricardo Sixto y Alberto Garzón, diputados de IU, presentaron el 12 de diciembre la querella en el juzgado de Plaza de Castilla de Madrid para protestar por las sanciones impuestas a las personas que se acercaron a las inmediaciones del Congreso y, señalan que el objetivo del Gobierno es amedrentar a los ciudadanos y que una manifestación no comunicada no es sinónimo de ilegal.

En la denuncia señalan que había un plan diseñado previamente para sancionar a miles de ciudadanos críticos con el Gobierno, y que los únicos incidentes que se produjeron en la manifestación los protagonizaron la Policía al intimidar los ciudadanos obligarles a identificarse. Por cierto, que el fastuoso dispositivo policial no sirvió para dar con Javier Aguilar Viyuela, cónyuge de la "Cifu", acusado de presunta estafa y actualmente en paradero desconocido. ¿Será para dar con él que la desconsolada delegada pretende identificar a todo bicho viviente?

(Fuente: http://apocalipticus.over-blog.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario