martes, 22 de enero de 2013

LAS CAJAS DE AHORROS PODRÁN TENER DIRECTIVOS IMPUTADOS POR LA JUSTICIA



Ante la avalancha de revelaciones sobre el abrumador nivel de corrupción enquistado en la sociedad española las autoridades han encontrado un modo de encarar el problema ciertamente original: ignorarlo. Si hace falta, se legaliza la corrupción y aquí ya no hay delito. Este parece ser el chafardero razonamiento que preside la nueva Ley de Cajas de Ahorros, una normativa que parece pensada para que ningún sinvergüenza tenga que renunciar a su afición. Las estipulaciones de esta nueva barrabasada del PP incluyen el que el Banco de España (sí, esa institución tan rimbombante que lleva años haciendo dejadez de su función supervisora) tenga la última palabra cuando una caja nombre directivo a un imputado, que no exista techo alguno para las retribuciones de los directivos o que se exija "experiencia profesional" a éstos. Dado que en este país la experiencia profesional de un porcentaje significativo de los banqueros pasa por el engaño al cliente, la falta de transparencia, la evasión fiscal o la condonación de las deudas a los partidos políticos, es de suponer que se implemente un estricto sistema darwinista de promoción de los sociópatas que mayor falta de escrúpulos demuestren en la depredación en que se ha convertido la actividad bancaria. Total, luego se van a prejubilar con indemnizaciones millonarias a cuenta del dinero que hemos aportado todos para los rescates bancarios.

Está claro, los políticos tienen que recolocarse en algún sitio, y si de buenas a primeras se exige honorabilidad, carencia de antecedentes y competencia en el puesto, se quedan a dos velas. Los sobres de pago en negro no se llenan solos, ¿verdad, Mariano?

El caso de Caja Madrid, que fue integrada en Bankia junto con otras seis cajas para hundirse luego todas juntas, situación que requirió de la nacionalización y de un inyección de 23000 millones de euros, es paradigmático de cómo la clase política está blindandose ante lo que pueda venir. Rodrigo Rato, máximo responsable de la desastrosa salida a bolsa de la entidad -y encausado por ello-, ha sido amigablemente acogido en Telefónica como lo fuera en su día el impresentable "yernísimo" Iñaki Urdangarín. Ambos con sueldazo, "of course". Bankia afronta el despido de 5000 trabajadores, quienes en total cobrarán como indemnización la misma cantidad que los 50 directivos que salieron de la entidad (es decir, cada "currito" recibirá cien veces menos que un ejecutivo de la entidad, siendo su limosna de 22 días por año trabajado con un máximo de 14 mensualidades), y todo ello cuando se prevé que los bancos nacionalizados tendrán beneficios este año. No ir a la calle tampoco es como para tocar las campanas: para los empleados que permanezcan en la entidad, "se podría reducir su retribución fija un 40%, se podría suspender la retribución variable y se detendrían las aportaciones al plan de pensiones durante cuatro años".

Finalmente, la Obra Social a cuya labor asistencial, cultural y educativa se destinaban los beneficios de Caja Madrid antes de que políticos ineptos la hundieran, se reconvierte en una fundación en la que de nuevo se verán las caras los mismos que participaron en la lucha política por el control de la entidad, alguno de ellos, por supuesto, imputados por causas diversas, como es el caso de José Antonio Moral Santín, representante de Izquierda Unida en el Consejo de Caja Madrid y de Bankia, y en la actualidad imputado en la causa que se investiga en la Audiencia Nacional. Otros de los consejeros convocados (siete en principio, aunque la cifra puede hinflarse hasta quince) son Pablo Abejas, peón de Esperanza Aguirre en la lucha por hacerse con la Caja, la también ex-consejera de Caja Madrid y ex-socia de la mujer del presidente regional, Carmen Cafranga y el antiguo programador de los Teatros del Canal, también de la facción de la "Espe", Albert Boadella. Aunque el pastel no es tan apetitoso como lo era cuando empezó la guerra por el control de las Cajas, parece que también habrá puñaladas por las migas.

(Fuente: http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/fundacion-caja-madrid-historia-repite/csrcsrpor/20130114csrcsrsoc_13/Tes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada