sábado, 19 de enero de 2013

LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL PRETENDE CRIMINALIZAR LA ACOGIDA A INMIGRANTES


La reforma del código penal que acaba de presentar el gobierno contempla en su artículo 318 que las personas o instituciones que apoyen, ayuden o acojan en sus domicilios de forma altruista a personas extranjeras en situación irregular serán considerados criminales: detenidas, juzgadas y, en su caso, condenadas a hasta dos años de cárcel. Contra esta nueva medida totalitaria que pretende criminalizar la más elemental humanidad, añadiendo la inseguridad jurídica a los padecimientos que recaen sobre seres humanos desarraigados y en tránsito (etiquetados de "ilegales" cuando tal condición solo es atribuible a las conductas, nunca a las personas) se ha constituido la plataforma “Salvemos la hospitalidad”, compuesta por personas que acogen inmigrantes sin papeles en sus casas y apoyada por la Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes, la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y el Foro Alternativo de la Inmigración.

Entre las iniciativas que ha puesto en marcha la plataforma para frenar la aberración jurídica que supone el artículo 318 se encuentra la recogida de firmas en la web: www.change.org/salvemoslahospitalidad, así como la apertura del blog http://salvemoslahospitalidad.blogspot.com.es,

La persecución de la conducta humanitaria atenta contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo artículo 1 declara el deber de los seres humanos de comportarse fraternalmente unos con otros, y contra el propio Código Penal español que tipifica como delito la no prestación de auxilio. Confiemos en que el debate sobre esta nueva vuelta de tuerca a la política racista y xenófoba que practica nuestro gobierno no sea hurtado a la opinión pública, indudablemente más solidaria y acogedora que nuestra clase política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario