sábado, 26 de enero de 2013

GRECIA: EL GOBIERNO ENCARA LA HUELGA DE METRO AMENAZANDO CON ARRESTAR A QUIENES LA SECUNDEN


De nuevo un gobierno mediterráneo (ya lo hizo Zapatero con la huelga encubierta de controladores aéreos, siguiendo al dedillo el proceder de Reagan en un caso análogo) convierte una huelga en un estado de excepción "de facto": el Gobierno griego ha invocado sus competencias en situaciones de emergencia para ordenar a los trabajadores del servicio de metro que vuelvan a sus puestos de trabajo tras nueve jornadas consecutivas de huelga, al tiempo que les ha advertido de que, en el caso de que no cumplan su exigencia, podrán ser arrestados. Los huelguistas, en cambio, han dejado claro que no piensan secundar el ultimatum gubernamental y que proseguirán su protesta: "No renunciaremos, resisteremos", ha asegurado uno de los líderes sindicales, Antonis Stamatopoulos, en declaraciones a Reuters.

Los trabajadores del metro, que ya han desafiado anteriormente una orden de un tribunal para que regresaran al trabajo, han dicho que están dispuestos a suspender el paro y negociar un nuevo convenio si se mantiene el acuerdo salarial actual hasta que expire el próximo mes de abril.

Los empleados del suburbano se oponen a ser incluidos en el salario único para funcionarios que planea imponer el Gobierno, por considerar que supondría una clara rebaja de sus sueldos.

Conviene estar atentos a cómo transcurre este pulso entre el ejecutivo de Samaras y los sindicatos, dado que Grecia está siendo el laboratorio donde la élite globalista está ensayando hasta dónde puede crujir a una población sobre la que se ha cargado abusivamente una deuda contraída irresponsablemente por delincuentes de cuello blanco, o, si se quiere aún más claro, donde la socialización de las pérdidas y la privatización de las ganancias -que se nos está endosando ahora a la ciudadanía española- ya condujo a la quiebra técnica del país.

(Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario