miércoles, 30 de enero de 2013

FUMIGACIONES, LA GUERRA SILENCIOSA




La guerra de cuarta generación ya no tiene lugar en campos de batalla, no es declarada y la mayor parte dela población que la padece ni siquiera sabe que existe. Sus movimientos ocurren a la vista de todos, pero son integrados en una cotidianeidad sumisa y resignada. Quien la denuncia es tildado de psicótico y conspiranoico.

Lo cierto es que nuestros cielos son dibujados con estelas extrañas, que a baja altura son algo notorio y evidente: se nos está fumigando, se interviene de forma descarada nuestro cielo y las consecuencias climáticas son patentes. Crear tragedias climáticas y sismológicas es una nueva manera de agresión imperial, disimulada y con escaso nivel de reconocimients público por los estados. La guerra del siglo 21 está en marcha.

Con la información que ya tenemos a nuestro alcance podemos empezar a recomponer también nuestro particular rompecabezas. Al menos dos tipos de proyectos podrían estar siendo llevado a cabo relacionados con los chemtrails: 1) proyectos relacionados con la modificación del clima 2) experimentos de guerra biológica relacionados con patógenos producidos en laboratorio. De hecho, es muy probable que esas estelas en forma de “X” que vemos en el cielo sean marcas que dejan los pilotos para que puedan ser visualizadas desde los satélites para hacer un seguimiento de la evolución de la dispersión de las estelas químicas.

El clima y sus estados no son más que intercambio de calor. La generación de calor puede ser inducida artificialmente en la atmósfera añadiendo polvo de óxido de hierro magnético al polímero, para después calentarlo por medio de la energía que desprenden las antenas HAARP o cualquier otra fuente más localizada. El investigador de chemtrails Tommy Farmer que en los análisis que él llevó a cabo para examinar unos filamentos llamados “cabello de ángel” bajo un potente microscopio, vio unas aureolas hechas por el hombre de color rojo amarillento impregnadas en los filamentos de material. Farmer está convencido de que se trata de una aleación de hierro oxidado empleada en experimentos de modificación del clima. De manera que la modificación del clima se podría estar llevando a cabo sin la ayuda de las antenas de HAARP, sistemas que según el Dr. Nick Begich, se activa aparentemente sólo durante cortos periodos al año.

La modificación climática se puede inducir como vemos vertiendo ciertas sustancias al aire, mezcla de metales y polímeros. Según Eastlund, el inventor de HAARP y el poseedor de la patente original, esto es teóricamente posible. Los aditivos de polímero para absorción de microondas se comercializan. Muy probablemente el proyecto HAARP está relacionado con los efectos que se producen por encima de los 50 km; sin embargo los chemtrails se producen en los límites de los 10 km de altura.

Documentos del Pentágono que han sido revelados muestran que éste está muy interesado en “sistemas de tormentas dirigidas” para la modificación del clima y en emplear aerosoles para oscurecer el cielo.

Las fumigaciones generalmente se llevan a cabo por aviones de ciertos tipos: Boeing KC-10 A, Boeing KC-135 (707) y C-130 para elevadas alturas y el jet C-130 para bajos niveles de fumigación.



Las piezas del macabro rompecabezas:

•El tiempo que permanecen en el aire los chemtrails excede ampliamente el de las estelas de condensación, llegando a persistir durante horas. Para los defensores de esta teoría, las estelas que duran mucho tiempo son necesariamente chemtrails.

•Inexistencia del fenómeno antes de los años 90: se asegura que este fenómeno aéreo ha aparecido a partir de los años 90, mostrando claras diferencias respecto a las estelas de condensación y las nubes normales.

•Chemtrails a baja altura: las estelas de condensación aparecen -salvo cuando el aire es muy frío- a alturas superiores a los 8.000 metros. Los defensores de la existencia de las chemtrails afirman avistar estelas a alturas inferiores, por lo que no se podría tratar de simples contrails.

•Existencia de documentos sobre armas experimentales: en el Space Preservation Factdel 2001 aparece un listado de “armas exóticas” que deben ser prohibidas entre las que se encuentran las chemtrails. También existen documentos que demuestran el interés de los militares por controlar el clima.

•Oscurecimiento global: existe interés en estudiar el efecto de las estelas de condensación en el clima y el cambio climático. Debido a que las estelas dificultan la llegada de la luz del Sol se considera que podrían tener efectos mitigadores en el calentamiento terrestre (a este efecto se le llama oscurecimiento global). La existencia de este interés demostraría que las chemtrails forman parte de un programa de modificación del clima.

•Patrones en el cielo: los chemtrails crean en ocasiones patrones en el cielo (líneas paralelas, líneas que se cruzan, etc.). Esto es interpretado como prueba de que se pretende que el chemtrail cubra una gran área.



•Aparición de enfermedades: algunos estudiosos de los chemtrails apuntan a la supuesta aparición de nuevas enfermedades tras la aparición de los chemtrails, lo que constituiría una prueba de que forman parte de un programa de genocidio de la población.

•Detección de olores tras la aparición de chemtrails: según sus defensores, se trata de una prueba de la existencia de productos químicos.

•Detección de substancias tras la aparición de chemtrails: según estas informaciones, se ha detectado bario y aluminio en muestras del suelo tras aparecer chemtrails, así comobacterias.

•Existencia de anteriores programas de experimentación de los militares sobre la población: lo cual constituye un antecedente del supuesto plan actual.

•Existencia de coloración en las nubes: las nubes deben ser de color blanco, la existencia de nubes de colores se considera prueba de que están formadas por productos químicos.

•Existencia de agujeros en las nubes: en ocasiones se observa que las nubes “se deshacen” tras el paso de un avión, así como material que cae de las nubes.

•Extraña naturaleza de los aviones involucrados:

•Dando la vuelta. Se considera como prueba de que se pretende “fumigar” reiteradamente una zona

•Activación y desactivación del chemtrail: se interpreta que no pueden ser estelas de condensación, ya que no resulta creíble que zonas cercanas de la atmósfera presenten condiciones tan dispares.

•El chemtrail no sale de los motores del avión: si se tiene en cuenta que las estelas de condensación salen de los motores de la aeronave, la existencia de estelas que no salgan de ellos constituye una prueba de que no son tales.

•El avión no es visible al radar: esto puede ser prueba de que forma parte de un plan secreto.

•Uso de orgonita contra chemtrails Un dispositivo de orgonita, el towerbuster, usado contra las antenas de telefonía móvil. Entre quienes denuncian la existencia de las chemtrails hay quien que recomienda el uso de orgonita contra éstas. La orgonita es una mezcla de virutas de metal, cuarzo y resina de poliéster que, supuestamente, potencia la energía orgónica positiva y sirve para eliminar un amplio abanico de males y agentes nocivos. El dispositivo de orgonita utilizado para eliminar las chemtrails es conocido generalmente como cloudbuster y consiste en unos seis tubos de cobre de unos dos metros de largo, clavados en un cubo lleno de orgonita. Sin embargo, la teoría de la energía orgónica no cuenta con evidencia alguna que respalde su existencia o supuestos efectos, y es considerada pseudociencia, siendo una variante más de las diversas propuestas de energía vital, al igual que el mesmerismo o el élan vital”.

Las armas convencionales cada vez son las menos protagonistas de los peores escenarios que tendremos que afrontar, tal vez cambios genéticos y ecológicos de insospechables consecuencias. La lucha es política, social, económica y ambiental.

(Fuente: http://horadecambios2006.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario