miércoles, 9 de enero de 2013

"DEMOCRACIA REAL YA" DENUNCIA LAS DIETAS FRAUDULENTAS POR ALOJAMIENTO DE DIPUTADOS CON VIVIENDA EN LA CAPITAL




La Asociación Democracia Real Ya (DRY) presentó el pasado viernes una querella en el Tribunal Supremo contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contra los ministros de Empleo, Fátima Báñez; de Interior, Jorge Fernández Díaz; de Hacienda, Cristóbal Montoro; y de Fomento, Ana Pastor; así como contra 58 diputados, a los que acusa de los delitos de malversación de fondos públicos y apropiación indebida por cobrar del Congreso dietas destinadas al alojamiento "a pesar de disponer de vivienda habitual en Madrid".

"Con esta querella queremos que se haga justicia. Si lo que pretenden de alguna manera es obtener un sobresueldo que lo digan y que se lo expongan a los ciudadanos, a ver qué les parece", ha manifestado tras presentar la querella en declaraciones a los periodistas Miguel Ángel Jiménez, uno de los letrados de la asociación, vinculada al movimiento 15M y surgida de la escisión de la plataforma que convocó las primeras manifestaciones de indignados en mayo de 2011.

Según ha denunciado, la mayoría de los parlamentarios que imputan en su querella cobran una dieta de 1.823 euros -libres de impuestos- en concepto de ayudas para el alojamiento por el hecho de haber sido elegidos en otras circunscripciones diferentes a la de Madrid, a pesar de contar con una o más viviendas en la capital y de ser, en muchos casos, su residencia habitual.

Dado que la comisión de gestiones parlamentarias ya está gratificada con dietas de 120 €/dia, "existiría duplicidad en el concepto de dietas" y por ello, dado que esos diputados estarían percibiendo 952 euros más que los elegidos por Madrid, cuya dieta asciende a 870 euros, a pesar de contar todos ellos con residencia en la capital, les acusan de malversación de fondos, apoyándose en el artículo 433 del Código Penal ("la autoridad o funcionario público que destinare a usos ajenos a la función pública los caudales o efectos puestos a su cargo por razón de sus funciones, incurrirá en la pena de multa de seis a doce meses y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de seis meses a tres años").

La Asociación Democracia Real Ya también considera que los diputados incurren en un delito de apropiación indebida, establecido en el artículo 252 del Código Penal.

Asimismo, Jiménez ha explicado que han decidido incluir en la querella al propio presidente del Gobierno porque, a pesar de estar residiendo en el Palacio de La Moncloa, sigue cobrando, según denuncian, la dieta de 870 EUROS que el Congreso destina a los diputados elegidos en Madrid. "No se tiene conocimiento de que el presidente del Gobierno esté restituyendo estas cantidades cobradas en su condición de diputado de Madrid", señalan en la querella.

Se da la curiosa circunstancia de que el actor Toni Cantó, diputado de UPyD por Valencia, quiso renunciar en su momento a la dieta parlamentaria como desplazado -"sería un timo cobrarla -declaró(tiene casa en Madrid)- y la Cámara le impidió ejercer ese derecho, por lo que dona la asignación a una ONG.

(Fuente: http://www.huffingtonpost.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario