lunes, 14 de enero de 2013

CONDENADO A DOS AÑOS Y MEDIO DE CÁRCEL EL AGENTE DE LA C.I.A. QUE REVELÓ LA PRÁCTICA DE TORTURAS POR PARTE DE LA AGENCIA


El ex agente de la CIA John Kiriakou será probablemente “el primero en ir a prisión” por las torturas en Guantánamo, aunque él no torturó a nadie: filtró un nombre clasificado relacionado con estas prácticas, según medios estadounidenses.

En 2008, un periodista que se presentaba como independiente preguntó a Kiriakou el nombre de un oficial que supervisaba un programa de captura de supuestos terroristas y su traslado a cárceles como Guantánamo. El oficial presuntamente estaba relacionado con los maltratos de encarcelados. “Kiriakou no creía que el nombre de ese oficial todavía fuera secreto. Lo consideraba retirado”, indica el autor del blog ‘The Dissenter’.

“La ironía de toda esta historia es que él sería el único agente de la CIA encarcelado por un caso relacionado con torturas”, dijo a ‘The New York Times’ Bruce Riedel, veterano de la inteligencia estadounidense. “El Departamento de Justicia ha decidido no procesar a nadie de la CIA”, incluyendo a los implicados en la muerte de reos torturados, añade ‘The Dissenter’.

Una vez más el gobierno de E.E.U.U. aplica la "ley del silencio" en relación con los episodios más sórdidos de su política exterior: los torturadores quedan impunes, mientras que quien se atreve a señalar ante los medios la brutalidad de la Agencia paga con su libertad el proclamar la verdad, algo que lleva padeciendo durante más de dos años en sus carnes el agente Bradley Manning, quien proporcionó  a Julian Assange la información que luego Wikileaks hizo pública, y que lleva este tiempo en aislamiento en espera de un juicio militar que puede condenarle a la pena capital.

Se da la circunstancia de que la participación del agente Kiriakou fue capital en la operación que concluyó en 2002 con la captura del dirigente de Al Qaeda, Abu Zubaydah, uno de los presos con los que la CIA ha admitido haber utilizaado el «waterboarding» (asfixia provocada al llevar al recluso al borde del ahogamiento) hasta en 83 ocasiones como técnica de interrogatorio. Dicha práctica es uno de los métodos más habituales de presión sobre los detenidos y ha sido documentada en Guantánamo y en diversas cárceles secretas de la CIA.

Además, el presidente Obama ha garantizado a los torturadores su exoneración de todo cargo, mientras que ha puesto al frente de la CIA al republicano John Brennan, uno de los más firmes partidarios de la tortura durante la era Bush.

(Fuente:  http://stopsecrets.ning.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario