miércoles, 2 de enero de 2013

CINISMO INSTITUCIONAL (2ª parte)


Esta es de una de esas noticias que resulta difícil reseñar sin recurrir al lenguaje grueso. De hecho, la entradilla que la presenta en "El blog de Skiper" es el castizo "tócate los cojones" que nos pasa por la cabeza a más de uno: "El Gobierno dice que no promocionar a familiares de altos cargos en la Administración puede ser discriminatorio". Como si no tuviésemos suficientemente claro que los políticos se sirven de ese monstruoso aparato del estado exento de cualquier recorte para colocar a dedo a familiares y amiguetes (y aquí tampoco hay diferencia alguna entre PP y PSOE), el gobierno contesta a una pregunta de UPyD justificando el enchufismo mediante el mérito. ¿Cómo se come eso cuando más de 70 asesores directos del presidente del gobierno ni siquiera han superado la ESO?

El Gobierno justifica la promoción de familiares de altos cargos en la Administración y alega que vetar a personas que cumplan los requisitos para un puesto sólo por tener parentesco con alguien que ocupe un cargo de responsabilidad en el sector público puede ser "discriminatorio".

Así lo ha explicado el Gobierno a la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, quien registró una batería de preguntas en la Cámara Baja pidiendo cuentas por sobre el fichaje de diversos familiares de altos cargos del PP para los Ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de Industria, Energía y Turismo.

En su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ejecutivo detalla que "la designación de altos cargos se realiza de acuerdo con criterios de idoneidad y de los principios de mérito y capacidad" que rige en la selección de todo el personal que presta servicios en la Administración Pública.

Además, deja claro que a un candidato que "cumpla todos los requisitos previstos en el ordenamiento jurídico no le se puede impedir la promoción porque tengan familiares que ocupen puestos de responsabilidad en el sector público", ya que, "podría resultar discriminatorio".

Díez preguntaba, en concreto, sobre los criterios profesionales que se siguen para seleccionar a altos cargos en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Y es que, según argumentaba en su escrito, la sobrina del ministro de Economía, Luis de Guidos, Leticia de Guindos Talavera, ha sido fichada por el Ministerio que dirige Miguel Arias Cañete. Según algunos medios, ocupa una agregaduría en la embajada española en Washington.

También indicaba que a Manuel Pablos López --hermano de la actual secretaria General de la Presidencia del Gobierno, Rosario Pablos López-- se le encargó el pasado mes de mayo ocuparse de la jefatura de sección de seguros agrarios en la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA) y ahora ha sido seleccionado como Consejero de Agricultura en la Organización de Naciones Unidas (ONU), un puesto reservado hasta ahora para directores generales con más de veinte años en la Administración Pública.

Además, Díez apuntaba que un hijo de la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, Andrés Porras Soriano, fue seleccionado también como cargo de libre designación para asesorar en la Secretaría General de Agricultura y Alimentación.

El Gobierno le ha respondido que ninguna de estas tres personas "ostenta la condición de titular de órgano superior o órgano directivo.

En el caso de Manuel Pablos López, el Ejecutivo señala que, tal y como fija el Real Decreto que regula los nombramientos en el Ministerio de Agricultura, se le nombró consejero teniendo en cuenta la opinión del Ministerio de Asuntos Exteriores. Se trata, aduce el Ejecutivo, de un puesto de "libre designación, previa convocatoria pública".

También fueron nombrados por el procedimiento de libre designación, reseña el Gobierno, Leticia de Guindos Talavera y Andrés Porras Soriano. Para tener más detalles sobre la regulación que rige para estos nombramientos, remite a UPyD al Reglamento General de Ingreso del Personal al Servicio de la Administración General del Estado.

En su pregunta Díez también aludía al fichaje de un hijo de Esperanza Aguirre, Álvaro Ramírez de Haro y Aguirre, que se ha sumado al equipo del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz (ex secretario general de FAES), en el que también ha sido reclutada la hija del exministro Zaplana, María Zaplana Barceló. Los dos como cargos de libre designación.

UPyD también reclamaba al Ejecutivo que se pronunciase sobre si la contratación de personas, como altos cargos, que poseen una relación de parentesco familiar con importantes directivos de un partido político contribuye a dar "una imagen positiva" de la clase política, una pregunta a la que el Gobierno no ha dado respuesta.

(Fuente: http://www.europapress.es/nacional/noticia-gobierno-dice-no-promocionar-familiares-altos-cargos-administracion-puede-ser-discriminatorio-20121228140441.html)

Y, finalmente, otra muestra de la catadura moral de nuestros "gobernantes":

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada