jueves, 6 de diciembre de 2012

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DEL REVISIONISMO CRISTIANO Y POR QUÉ?


Juan Pablo II reconoció el 22 de diciembre de 1993 que el origen de la Navidad no es bíblico, cuando en audiencia general explicó que para conmemorar la Natividad se eligió la fecha de una celebración solar pagana. Las palabras textuales del Pontífice fueron: "La fecha del 25 de diciembre, como sabéis, es convencional. En la antigüedad pagana se festejaba ese día el nacimiento del Sol invicto, y coincidía con el solsticio de invierno. A los cristianos les pareció lógico y natural sustituir esa fiesta con la celebración del único y verdadero Sol, Jesucristo, que vino al mundo para traer a los hombres la luz de la verdad".

La difusión de esa información ha sido nula.Y es realmente sintomático que cuando el Papa actual revisa a fondo todo lo asociado a la Navidad, reiterando que ninguna fuente bíblica permite considerar la fecha del 25 de diciembre como la del nacimiento de Jesús, los medios de (ejem) "comunicación" publiquen que lo que ha sido desautorizado ... es la presencia de la mula y el buey en el Belén. A eso se le llama informar de lo esencial.

Y lo irónico es que al cabo de diecisiete siglos la cabeza de la Iglesia viene a dar la razón al pagano Celso, que se desgañitó acusando a los Padres Apologetas (y no hago un chiste obvio) de plagiar mitos previos y presentar el refrito como una nueva religión. Y es que si el Papa va a ponerse a eliminar de la religión católica lo que viene de otras religiones ¡no va a quedar nada!. Veamos:

La Semana Santa tiene un origen pagano, las festividades de la luna, por eso se festeja en la primera luna llena de la primavera, fecha que además de "cristianizar" otra celebración impía permite que la Semana Santa no coincida con la Pascua judía, en la que ésta tiene su obvio origen, pese a lo cual la Iglesia de Roma prefirió hacer "rancho aparte" y no festejar lo suyo al tiempo que los pérfidos judíos ¡Toma amor al prójimo!.

La pascua era la festividad de la diosa de la fertilidad, por eso los conejos y los huevos, símbolos de la fertilidad.

El vino de la misa proviene del culto a Dionisio, el dios que tenía vino en las venas -no sabemos de qué graduación- y que podía convertir el agua en vino (mi milagro favorito, si se me permite el apunte).

El que un hijo de Dios es el único camino al reino de los muertos viene de Osiris, de la religión egipcia. Además, este dios resucita a El-Azarus 3000 años antes de que Jesús resucite a Lázaro (el nombre apenas se ha variado).

El que un hijo de dios nazca de una virgen ocurre en tantos mitos (Osiris, Quetzalcoatl, Fuji, Apolo, Lao Tsé, Krishna, Zoroastro, Attis, ...) que es más fácil enumerar las excepciones.

El que un hijo de un Dios baje a los infiernos se presenta en muchísimas leyendas, Orfeo es uno de los más conocidos, pero también se dan un garbeo por el inframundo Eneas y Ulises.

Mitra era el cordero de Dios ... Por cierto, también nace el 25 de diciembre, curiosamente, cumpleaños de Buda, lo que nos remite al culto solar amparado en ambos.

¿Hacen falta más referencias a las religiones paganas? ¡Lo pregunto porque hay muchísimas mas! Practicamente todos los hechos que se atribuyen en la Biblia a la vida de Jesús provienen de otras mitologías, hecho que Acharya, José Mª. Kaydeda, Robert Ambelain, Timothy Freke, Peter Gandy y otros han documentado exhaustivamente.

¿Por qué es justamente en estos tiempos cuando desde la sede del catolicismo se emprende esta desvelación de los orígenes míticos del Dogma cristiano? Parece como si hubiera "alguien" -y no es Dan Brown, precisamente- interesado en demoler la base de la religión mayoritaria en el mundo. Sería el paso previo para la aparición de una nueva religión mundial, cuya Agenda lleva mucho tiempo en espera de ser aplicada. Todo forma parte del plan "illuminati", y serviría para apuntalar en lo espiritual el Nuevo Orden Mundial que nos amenaza. Mucha atención a lo que vamos a ver en los próximos meses.

(Fuente parcial: http://mx.answers.yahoo.com/question/index?qid=20060701181226AALChHS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario